Tratamiento para la pérdida auditiva bilateral

Julia Sedano · 29 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 3 diciembre, 2018
La pérdida auditiva bilateral es una condición que afecta a personas de todas las edades. Sin embargo, en los últimos años se han desarrollado varias opciones terapéuticas.

Los niños con pérdida auditiva bilateral mínima o moderada corren el riesgo de sufrir ciertas consecuencias. Estas tienen que ver, sobre todo, con el rendimiento académico y la capacidad para comprender y hacer uso del lenguaje. Todo esto suele derivar en problemas sociales y emocionales.

La pérdida auditiva bilateral en ancianos también trae consigo ciertos problemas. Estos suelen tener que ver con el deterioro de las habilidades comunicativas. Así, cuentan con una calidad de vida más pobre que sus pares con normoaudición. Esto se debe a un progresivo aislamiento que condiciona la reducción de la actividad social.

Este sentimiento de exclusión favorece la aparición de síntomas depresivos. Por todas las razones anteriores, se hace evidente la necesidad de tratar la pérdida auditiva bilateral a cualquier edad.

Beneficios del tratamiento de la pérdida auditiva bilateral

En general, los beneficios que proporcionan los dispositivos de soporte auditivo tienen que ver con tres aspectos. Desarrollaremos cada uno de ellos.

1. Posibilidad de escuchar un rango más amplio de frecuencias

Los individuos que sufren pérdida auditiva bilateral tienen dificultades a la hora de escuchar ciertas frecuencias del sonido. Así, alguien puede tener problemas a la hora de oír sonidos agudos y al mismo tiempo oír perfectamente sonidos graves. Los dispositivos de soporte auditivo permiten la escucha de un mayor rango de frecuencias.

2. Mejor capacidad de distinción del origen de los sonidos

Mujer con representación de frecuencias de sonido en el oído.
Los problemas de audición están íntimamente ligados a las habilidades comunicativas y sociales.

En el ser humano, los oídos contribuyen a la audición de manera independiente. La información que el cerebro recibe de los dos oídos es diferente a menos que ambos se encuentren a la misma distancia del origen del sonido.

Es precisamente esta diferencia la que permite la localización de la fuente sonora. Por esto, es importante que ambos oídos tengan la misma capacidad auditiva. Los dispositivos de soporte auditivo proporcionan beneficios a este respecto.

Una vez conseguido esto, también se verá mejorada la identificación de frecuencias. En la práctica, la distinción de unas frecuencias de otras favorecerá el reconocimiento de sonidos. Así, se verá mejorada también la capacidad de comprensión de voces en ambientes ruidosos.

3. Otros beneficios

El correcto funcionamiento del oído traerá consigo beneficios de diversa índole. Se ha comprobado que mejoran los niveles de atención y memoria, contribuyendo sobre las capacidades comunicativas. Ello repercute favorablemente en la situación social del paciente. Y, por tanto, contribuye a la mejora, cuando no a la desaparición, de los posibles síntomas depresivos derivados del aislamiento.

Lee: Mirar por tu audición también es importante: ¿cuándo te hiciste la última revisión?

Opciones terapéuticas para la pérdida auditiva bilateral

La práctica estándar en niños con una pérdida, al menos moderada, de audición, es proporcionar tecnología auditiva. Sin embargo, en niños con un nivel menor de pérdida auditiva, el uso de estas tecnologías es controvertido. Existe una cantidad limitada de datos que el clínico puede tomar como referencia a la hora de tomar esta decisión.

Estudios avalan que el soporte auditivo unilateral puede ser de ayuda en sujetos con pérdida auditiva bilateral. Su uso generalmente aumenta la capacidad de distinción de sonidos y mejora la comprensión del lenguaje. Sin embargo, existen varias opciones terapéuticas que proporcionan soporte bilateral.

Audífonos implantables de conducción ósea

Se trata de unos dispositivos que se implantan en el hueso temporal. Este es el hueso del cráneo que da soporte al oído. Estos audífonos recogen las vibraciones que el sonido genera en el aire y las transmiten hasta el oído interno. De este modo, logran solucionarse los problemas de conducción que pudieran generar la pérdida auditiva.

Se ha observado que estos dispositivos podrían permitir el desarrollo de las capacidades del lenguaje hasta alcanzar la comunicación normal. Parece, entonces, que su aplicación es la mejor opción terapéutica para niños con pérdida auditiva bilateral.

Sin embargo, se considera que niños de edad inferior a los tres años son demasiado jóvenes como para someterse a esta cirugía. En estos casos, debe encontrarse una solución temporal más conservadora.

Descubre: 6 tips para mejorar la vista de manera natural y sin cirugía

Implantes cocleares bilaterales

Representación gráfica de un implante coclear.
Los implantes cocleares simulan el funcionamiento normal de la cóclea.

Los implantes cocleares son un tipo de dispositivos que hacen las veces de cóclea. La cóclea o caracol es el órgano auditivo por excelencia. De este modo, lograrán solucionarse los problemas derivados del mal funcionamiento de este órgano.

Actualmente, existen muchos receptores de implantes cocleares unilaterales. Constituyen los casos en que puede utilizarse la capacidad de audición residual del oído no implantado. Sin embargo, la mayoría de estudios que comparan los implantes bilaterales y unilaterales, en general se decantan a favor de los bilaterales.

Soportes auditivos bimodales

Esta opción terapéutica constituye aquella en que se implanta, en un lado, un audífono y, en el otro, un implante coclear.

  • McKay, S., Gravel, J. S., & Tharpe, A. M. (2008). “Amplification Considerations for Children With Minimal or Mild Bilateral Hearing Loss and Unilateral Hearing Loss. Trends in Amplification”. https://doi.org/10.1177/1084713807313570
  • Arlinger, S. (2003). “Negative consequences of uncorrected hearing loss – a review. International Journal of Audiology”. https://doi.org/10.3109/14992020309074639
  • Dun, C. A. J.; Agterberg, M. J. H.; Cremers, C. W. R. J.; Hol, M. K. S., & Snik, A. F. M. (2013). “Bilateral bone conduction devices: Improved hearing ability in children with bilateral conductive hearing loss. Ear and Hearing”. https://doi.org/10.1097/AUD.0b013e318291784e
  • Sampaio, A. L. L.; Araújo, M. F. S., & Oliveira, C. A. C. P. (2011). “New Criteria of Indication and Selection of Patients to Cochlear Implant”, International Journal of Otolaryngology. https://doi.org/10.1155/2011/573968
  • Neher, T.; Behrens, T.; Carlile, S.; Jin, C.; Kragelund, L.; Petersen, A. S., & Schaik, A. Van. (2009). “Benefit from spatial separation of multiple talkers in bilateral hearing-aid users: Effects of hearing loss, age, and cognition”, International Journal of Audiology. https://doi.org/10.3109/14992020903079332
  • Seeber, B. U.; Baumann, U., & Fastl, H. (2004). “Localization ability with bimodal hearing aids and bilateral cochlear implants”, The Journal of the Acoustical Society of America. https://doi.org/10.1121/1.1776192
  • https://www.lpi.tel.uva.es/~nacho/docencia/ing_ond_1/trabajos_06_07/io1/public_html/binaural.htm
  • Snik, A.; Leijendeckers, J.; Hol, M.; Mylanus, E., & Cremers, C. (2008). “The bone-anchored hearing aid for children: Recent developments”, International Journal of Audiology. https://doi.org/10.1080/14992020802307354
  • Ching, T. Y. C.; Wanrooy, E. Van, & Dillon, H. (2007). “Binaural-Bimodal Fitting or Bilateral Implantation for Managing Severe to Profound Deafness: A Review. Trends in Amplification”. https://doi.org/10.1177/1084713807304357
  • Ramsden, J. D.; Gordon, K.; Aschendorff, A.; Borucki, L.; Bunne, M.; Burdo, S., et al. (2012). “European bilateral pediatric cochlear implant forum consensus statement”, Otology and Neurotology. https://doi.org/10.1097/MAO.0b013e3182536ae2