Tratamiento de la verruga plantar

26 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
La verruga plantar es una infección vírica por contacto con el virus del papiloma humnano. Estas verrugas pueden aparecer en solitario o en grupo formando la verruga tipo mosaico. El tratamiento de primera elección es a base de ácido salicílico.

La verruga plantar es una infección vírica causada por el contacto directo del virus del papiloma humano. Se aloja en las dos primeras capas de la piel, epidermis y dermis, pero nunca llega a capas más profundas.

El nombre de papiloma se asigna a las infecciones víricas causadas por esta cepa pero cuando se refiere al pie se denomina verruga plantar. Pueden ser de diferentes tamaños según la extensión de la lesión y su latencia es de hasta 8 meses.

Hay dos tipos de verrugas plantares. Por un lado, la verruga solitaria, que es una sola verruga que a menudo aumenta de tamaño. En raras ocasiones puede multiplicarse formando verrugas adicionales llamadas satélites.

El otro tipo de verruga plantar es la verruga tipo mosaico. Son un grupo de varias verrugas pequeñas que crecen muy juntas en una misma zona. Este tipo de verrugas es más difícil de tratar que las verrugas solitarias.

Síntomas de las verrugas plantares

El crecimiento de las verrugas es lento y profundo, pero dan lugar a una serie de signos y síntomas como:

  • Piel más gruesa: con frecuencia una verruga plantar se parece a una callosidad por su tejido grueso y duro.
  • Dolor: caminar o estar simplemente de pie puede ser doloroso.
  • Puntos negros: a menudo aparecen pequeños puntos negros en la superficie de la verruga. Estos puntos son sangre seca que permanece en los capilares sanguíneos.

Diagnóstico

Verruga plantar
La presencia de puntos negros puede ser un apoyo al diagnóstico de las verrugas plantares.

Para hacer el diagnóstico de una verruga plantar, el médico examinará el pie del paciente. Durante el examen, el profesional pellizcará la lesión para ver si hay dolor, ya que las verrugas plantares dan dolor al pellizcar y no al presionar. No obstante, cuando la verruga esta recubierta de queratina puede molestar al presionar la zona.

Otra opción para el diagnóstico es cortar la lesión con un bisturí y comprobar si hay signos de pequeños puntos oscuros. Además, se extrae parte de la lesión para realizar una biopsia.

Descubre: Cómo prevenir y tratar las verrugas a través de la dieta

Tratamiento de la verruga plantar

La mayoría de las verrugas plantares son inofensivas y desaparecen sin tratamiento, aunque para esto tengan que pasar uno o dos años. Sin embargo, cuando se tratan, lo más habitual es que haya que repetir el tratamiento varias veces hasta que desaparezcan.

No obstante, cabe la posibilidad de que vuelvan a aparecer. A continuación, te contamos algunos de los tratamientos que se emplean para eliminar la verruga plantar.

Exfoliación con ácido salicílico

Los tratamientos a base de ácido salicílico funcionan quitando las capas de la verruga poco a poco. También pueden ayudar a estimular la capacidad del sistema inmunitario para combatir las verrugas.

Crioterapia

verruga plantar
La terapia por congelación es una de las formas más eficaces en caso de verrugas que, en ocasiones, se combina con preparados de ácido salicílico.

La terapia de congelación o crioterapia se realiza en la consulta médica. Consiste en la aplicación de nitrógeno líquido en la verruga mediante un hisopo o un spray.

Después de la aplicación se formará una ampolla alrededor de la verruga. Al cabo de una semana, el tejido muerto se desprenderá. Además, la crioterapia también puede ayudar a estimular el sistema inmunitario.

Lo más probable es que tengas que repetir el tratamiento cada dos semanas hasta que desaparezca la verruga. Algunos estudios indican que la crioterapia es más efectiva si se combina con tratamientos a base de ácido salicílico.

Quizá te interese: 9 formas de quitar verrugas rápidamente

Cirugía y otras alternativas de tratamiento

Si los tratamientos anteriores no resultan eficaces, te pueden recomendar alguno de los siguientes procedimientos:

  • Ácido tricloroacético: este ácido se aplica sobre la verruga plantar con un palillo de madera. Se recomienda aplicar todas las semanas, aunque probablemente la indicación del médico sea que lo alternes con el salicílico. Como efectos secundarios de este tratamiento aparecen picor y escozor.
  • Cirugía menor: en este caso, el médico corta la verruga o la destruye una aguja eléctrica. Este proceso se conoce con el nombre de curetaje o electrodesecación. El curetaje puede dejar cicatrices y por este motivo no suele utilizarse a menos que los otros tratamientos no hayan sido efectivos.
  • Tratamiento con láser: el láser pulsado quema los pequeños vasos sanguíneos que están cerrados. Luego, con el tiempo, el tejido infectado muere y la verruga se cae. El tratamiento de láser debe repetirse cada tres o cuatro semanas. No obstante, hay que tener en cuenta que este procedimiento puede causar dolor y posibles cicatrices.

Como medida complementaria debes tener en cuenta que si la presión sobre la verruga plantar causa dolor, el uso de calzado acolchado te puede aliviar. Por esta razón, evita los zapatos apretados e incómodos y, como alternativa, usa calzado que ofrezca un buen apoyo en la planta del pie y alivie la presión.

  • Moreno Cano, P., Agüero Orgaz, D., & Duce Tello, S. (2011). Verruga plantar: Lesión benigna pero dolorosa. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(12)70307-9

  • López López, D., Rodríguez Sanz, D., Morales Ponce, Á., & Soriano Medrano, A. (2013). Carcinoma verrucoso plantar. A propósito de un caso poco frecuente. Revista Internacional de Ciencias Podológicas. https://doi.org/10.5209/rev_ricp.2013.v7.n2.41739

  • Cobián, P., Monteagudo, B., Mosquera-Fernández, A., & Peña-López, S. (2018). Verruga plantar anular en un paciente tratado con un anti-factor de necrosis tumoral alfa. Piel. https://doi.org/10.1016/j.piel.2018.01.017