Tratamiento de la acidez estomacal en el embarazo

8 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
La acidez estomacal, como su nombre indica, es un problema que ocurre en el estómago cuando la comida digerida pasa de este al esófago al relajarse la válvula que los separa.

La acidez estomacal en el embarazo es un síntoma bastante común. A pesar de no tener nada que ver con el corazón o los pulmones, estas suelen quejarse de una sensación de ardor en el centro del pecho.

Este síntoma suele aparecer durante el segundo y tercer trimestre. Si bien no es un signo de problemas graves, es incómodo y produce dolores. La acidez estomacal también recibe el nombre de ardor de estómago.

¿Por qué se produce acidez estomacal?

Embarazada con acidez
La sensación de ardor es consecuencia del paso de jugos gástricos al esófago, en dirección contraria a la digestión normal.

La acidez estomacal, como su nombre indica, es un problema en el estómago. Ocurre cuando la comida digerida pasa del estómago, que contiene el jugo gástrico (un ácido para favorecer la digestión de los alimentos), al esófago, conducto entre la boca y el estómago.

Cuando esto ocurre, se produce una sensación de ardor detrás del esternón o una sensación de quemazón que comienza en el estómago y parece subir. Es posible que la mujer que está embarazada note un cierto sabor amargo en la boca o la sensación de que le sube vómito por la garganta.

En condiciones normales, la comida, una vez deglutida, pasa por el esófago hasta el estómago. En la parte inferior del esófago hay un válvula circular que cierra la conexión entre éste y el estómago cuando estamos comiendo. De esta forma, la válvula impide que los ácidos del estómago retrocedan hacia arriba por el esófago.

Cuando tragamos, la válvula se relaja para permitir que la comida y el líquido fluya. Cuando la paciente tiene ardor estomacal, la válvula se relaja cuando no está comiendo de manera que los ácidos del estómago pueden subir por el esófago. Así, este órgano se irrita y causa la sensación de ardor.

Lee también: 9 alimentos capaces de aliviar tu dolor de estómago

Factores que predisponen la acidez estomacal en el embarazo

Hay una serie de factores que hacen que la válvula se relaje con más facilidad. Todos ellos están relacionados con la comida, como por ejemplo:

  • Comidas fritas o grasas.
  • Chocolate.
  • Bebidas con cafeína.
  • Cebolla, ajo o comidas picantes.
  • Algunos medicamentos.
  • Comer en exceso.
  • Acostarse después de comer.

Hormonas: otra de las causas de la acidez

Cuando una mujer está embarazada, su organismo segrega una serie de hormonas, que son unas sustancias que median diferentes procesos fisiológicos en el organismo y relajan la musculatura del aparato digestivo. En este aparato se incluye la válvula del esófago. La hormona con mayor implicación en la acidez estomacal es la progesterona.

Por esta razón, los ácidos estomacales son más propensos a ascender por el esófago causando este problema. Esta situación se agrava cuando la mujer se encuentra en posición horizontal. Como hemos comentado, la acidez estomacal suele aparecer al segundo o tercer trimestre, que es cuando el útero comienza a presionar el estómago.

Quizás también te interese leer: ¿Cuáles son las funciones de las hormonas sexuales?

Tratamiento de la acidez estomacal durante el embarazo

Mujer con dolor abdominal
Factores como la alimentación y los hábitos relacionados pueden afectar al desarrollo de la acidez estomacal.

A pesar de ser un síntoma bastante común y difícil de evitar, existen una serie de medidas que pueden ayudar a la mujer embarazada a disminuir la sensación de malestar y hacer que los síntomas sean menos intensos. Entre estas medidas podemos mencionar:

  • Tratar de realizar pequeñas comidas varias veces al día. Evita comer mucho de una vez, haz muchas comidas más ligeras.
  • Evitar aumentar de peso de forma excesiva. A pesar de que coger unos kilos durante el embarazo es inevitable e incluso bueno, esta subida de peso no debe sobrepasarse. Esto puede causar, además de otros problemas, presión sobre el estómago y favorecer el ardor estomacal.
  • No acostarse justo después de comer. Se recomienda esperar por lo menos 1 hora para recostarse o 3 para irse a dormir.
  • Se recomienda que las mujeres embarazadas beban alrededor de 9 vasos de agua al día. Sin embargo, esta ingesta de agua debe ser entre comidas, no se recomienda que beban mientras comen porque favorece la acidez estomacal.
  • Por último, hay que evitar alimentos que produzcan acidez como picantes, los alimentos fritos o las grasas, así como todos los alimentos mencionados en los factores de riesgo.
  • Bosch, A. (2004). Acidez y antiácidos. Offarm.
  • Buronzo, A. (2011). Las increíbles propiedades del bicarbonato de sodio. Obelisco.
  • De la Torre Bulnes, M. (2007). Complicaciones gastrointestinales en el embarazo. Servicio de Obstetricia y Ginecología, Hospital Universitario de Las Nieves Granada.