Trastorno por déficit de atención

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
28 marzo, 2019
El trastorno por déficit de atención o TDAH es más frecuente en niños que en niñas. Además, se deben dar una serie de condiciones para que pueda considerarse este trastorno como tal.

Como su nombre indica, el trastorno por déficit de atención o TDAH es un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia. Afecta a más del 5 % de niños en todo el mundo y a más del 6 % de los menores en España. Por otra parte, se trata de un trastorno más frecuente en niños que entre niñas.

Se ha demostrado que con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, el trastorno puede tener una evolución positiva. Conozcamos más datos.

Conociendo el déficit de atención

Causas

Debido a la complejidad de este trastorno no se ha podido identificar una única causa. Se considera una alteración heterogénea con varios subtipos, resultado de las combinaciones de los diversos factores de riesgo que actúan conjuntamente.

A pesar de no conocer las causas exactas, sí que se ha identificado que los factores genéticos y ambientales tienen gran influencia en su desarrollo. Se trata de factores tanto prenatales como perinatales y postnatales.

Además, el TDAH tiene una heredabilidad del 76 %. Esto quiere decir que en una población media, el 76 % de los factores vinculados con el trastorno están relacionados con los genes y el resto a factores no genéticos.

Por último, se ha demostrado que los familiares de personas con esta alteración neurológica tienen un riesgo cinco veces mayor de padecerla que aquellas sin antecedentes.

Quizás te interese leer: Epigenética: qué es y qué implicaciones tiene

Síntomas

Niño con trastorno por déficit de atención
Los niños con TDAH pueden ver afectado su rendimiento escolar y social.

Este trastorno tiene tres síntomas nucleares: déficit de atención, hiperactividad e impulsividad. Estos síntomas se manifiestan en mayor o en menor grado en función del subtipo.

  • En el subtipo inatento predomina el déficit de atención. Es el más frecuente entre las mujeres y tiene un gran impacto a nivel académico.
  • Por otro lado, los niños que padecen el subtipo impulsivo pueden ser más hiperactivos y agresivos.
  • En cuanto al último subtipo, el combinado, suele ser el más frecuente de todos. Tiene un impacto en el rendimiento global.

Para que los síntomas de déficit de atención, hiperactividad e impulsividad se asocien al trastorno por déficit de atención se tienen que dar ciertas condiciones:

  • Deben presentarse antes de los 7 años.
  • Mantenerse en el tiempo como mínimo 6 meses.
  • Deben afectar a dos o mas ámbitos en la vida del niño.
  • Tener un impacto significativo, deteriorando su rendimiento de forma importante.

¿Cómo se puede tratar?

Niño en psicoterapia
La terapia psicológica ha dado resultados positivos para controlar los síntomas de este trastorno y mejorar el rendimiento del niño.

El tratamiento del trastorno por déficit de atención en niños y adolescentes se realiza de manera individualizada en función de cada paciente y su familia. Tiene por objetivo mejorar los síntomas y reducir la aparición de otros trastornos asociados, ya que, por el momento, no existe una cura para el TDAH.

En niños y adolescentes con TDAH con repercusión moderada o grave en su vida diaria, se recomienda el tratamiento combinado. Este incluye tratamiento psicológico conductual, farmacológico e intervención psicopedagógica.

1. Tratamiento psicológico

Las intervenciones psicológicas que han demostrado evidencia científica positiva se basan en los principios de la terapia cognitivo-conductual. El tipo de intervenciones que se aplican son:

  • Terapia de conducta.
  • Entrenamiento para los padres.
  • Terapia cognitiva.
  • Entrenamiento en las habilidades sociales.

2. Tratamiento psicopedagógico

La intervención psicopedagógica constituye un pilar fundamental en el tratamiento combinado. Este comprenderá desde las intervenciones encaminadas a mejorar el rendimiento académico del niño, hasta las dirigidas a la mejora del entorno escolar.

3. Tratamiento farmacológico

Con el tratamiento farmacológico se consigue reducir los síntomas nucleares del trastorno por déficit de atención. Se mejora el rendimiento escolar y el comportamiento del niño.

Al mismo tiempo, potencian el efecto de las intervenciones psicológicas y psicopedagógicas. Entre los fármacos más utilizados en España encontramos el metilfenidato, que es un estimulante, a diferencia de otros como la atomoxetina.

Lee: Trastorno de identidad disociativo

La realidad del trastorno por déficit de atención

Niño llorando señalado con un dedo
El desconocimiento de esta enfermedad puede afectar a la autoestima de estos niños.

A pesar de que la incidencia de este trastorno es elevada, la realidad es que hay un gran desconocimiento sobre él. Hay estudios realizados en España con el objetivo de conocer el grado de conocimiento sobre el TDAH de la población.

Los resultados han sido que solo un 4 % de las personas que realizaron la encuesta conocían este trastorno. Otro 33 % consideraba que el TDAH se debía a un entorno familiar o escolar desorganizado.

La falta de formación, información y atención sobre el trastorno tiene consecuencias directas sobre los pacientes, sus familiares, amigos y otras personas de su entorno. Al no estar informados, sufren el estigma, la insensibilidad y la falta de consideración hacia el trastorno.

  • Mateo, V. F. (2006). Recursos para el diagnóstico psicopedagógico del TDAH y comorbilidades. Electronic Journal of Research in Educational Psychology.
  • J. ARTIGAS-PALLARÉS, K. GARCIA NONELL, E. R. R. (2006). Comorbilidad en el tdah. Revista de Psiquiatría y Psicología Del Niño y Del Adolescente.
  • De la Peña Olvera, F. (2000). El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Medigraphic. https://doi.org/10.4321/S0211-57352017000200009