Trastorno por insomnio: causas y tratamiento

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
17 marzo, 2019
El trastorno por insomnio puede ser causado por varios factores, tanto primarios como secundarios. Hoy en día disponemos de varias medidas eficaces para su tratamiento.

El trastorno por insomnio consiste en la incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido. Las personas que lo padecen tienen una calidad de sueño y una duración del mismo muy bajas, lo que interfiere en la vida cotidiana.

Este trastorno se puede manifestar o bien por la dificultad para iniciar el sueño, para mantenerlo o por despertarse de forma adelantada.

Según la duración del problema, se puede dividir en insomnio agudo, en el caso en el que dure menos de 4 semanas; subagudo, si tiene una duración de entre 4 a 6 meses; o crónico, si dura más de 6 meses.

Hablamos de insomnio cuando una persona no puede conciliar el sueño o este está alterado pero, ¿sabemos qué es el sueño exactamente?

El sueño

¿Qué es?

Ciclos circadianos durante el sueño
Durante el sueño se experimentan varias fases de mayor o menor actividad cerebral.

El sueño es un estado fisiológico del organismo regulado por la glándula pineal, que se encuentra en la base del cerebro y produce la melatonina. Tanto la síntesis y la liberación de esta sustancia química se encuentra aumentada por la noche y disminuida por el día.

Esta variaciones de la concentración de melatonina son las responsables de controlar el ritmo circadiano del sueño-vigilia, el cual se adapta al horario solar.

A lo largo de la vida de las personas, el sueño puede variar tanto en cantidad como en calidad, al igual que otros muchos procesos fisiológicos de nuestro organismo. La variación dependerá de la edad, del estado de salud o de cambios fisiológicos, entre otros.

Durante las horas de sueño, la actividad cerebral cambia y estos cambios se reflejan en un patrón variable con diferentes ondas eléctricas que se pueden registrar en el electroencefalograma. Además, durante el sueño se pueden distinguir dos actividades bien diferenciadas.

  • La actividad rápida o de alta frecuencia: se llama sueño MOR y se caracteriza por un movimiento rápido de los ojos.
  • La actividad lenta: se caracteriza por reflejar en el electroencefalograma ondas de baja frecuencia.

Cuando una persona duerme, se dan breves despertares que suelen ir acompañados de movimientos físicos cuando se pasa de la fase de actividad lenta a la actividad rápida y viceversa.

Descubre: Trastorno por hipersomnio: todo lo que debes saber

Trastorno por insomnio

Causas

Hombre sufriendo jet lag
Los cambios de hábitos pueden afectar seriamente a nuestro descanso, afectando al rendimiento físico y mental.

El trastorno por insomnio puede deberse a muchas causas y se pueden clasificar según la procedencia en causas primarias y causas secundarias.

Causas primarias

Son aquellas que tienen que ver con el mantenimiento de una correcta higiene del sueño o aspectos psicológicos. Entre estas causas podemos mencionar los cambios fisiológicos como el envejecimiento y el estilo de vida, ya que los cambios constantes de horario provocan alteraciones en el ritmo circadiano.

Además, dentro de las causas primarias podemos englobar al efecto de ciertos fármacos, ya que hay algunos, como los antihipertensivos, los anticolinérgicos o las hormonas, entre otros, que pueden alterar el sueño.

Causas secundarias

En cuanto a las causas secundarias, se dice que son aquellas provienen de una patología en el paciente o a factores del tipo ambiental. Entre las enfermedades que pueden ser causa del trastorno por insomnio podemos destacar:

Por otra parte, los factores ambientales que pueden ser causa del desarrollo de este trastorno como pueden ser las temperaturas extremas, los cambios de horarios o los viajes.

Síntomas

Mujer en la cama con insomnio
Las personas con insomnio tienen dificultades para quedarse dormidas en el horario habitual o presentan interrupciones durante el sueño. 

Los síntomas de un trastorno por insomnio son fáciles de detectar. Esto se debe a que es el propio paciente es el que nota las dificultades para conciliar el sueño o para mantenerse dormido.

La falta de descanso se aprecia durante todo el día. El paciente se nota cansado y débil. Además, en los casos extremos puede sentirse lento a la hora de procesar información, irritable y se puede llegar a sentir un cuadro depresivo.

Quizá te interese: Cómo regular la melatonina y dormir mejor

¿Cómo se trata el trastorno por insomnio?

Antes de pautar un tratamiento farmacológico, se recomienda seguir una serie de pautas para mejorar la higiene del sueño:

  1. Crear horarios de sueño
  2. Limitar el tiempo de sueño a 7,5 – 8 horas.
  3. No ingerir sustancias estimulantes del sistema nervioso.
  4. Evitar dormir la siesta durante el día.
  5. Realizar ejercicio físico pero no a última hora del día, ya que tiene un efecto activante.
  6. Evitar realizar actividades excitantes antes de dormir.
  7. Darse un baño de agua a temperatura corporal antes de dormir.
  8. Tener un horario de comida estable y evitar comidas copiosas antes de acostarse.
  9. Practicar ejercicios de relajación antes de dormir.
  10. Mantener la habitación donde se duerme en unas condiciones ambientales adecuadas.

Si no se puede curar el trastorno con estas medidas, se debe tratar con medicación hipnótica. En caso de padecer insomnio por primera vez, se recomienda tomar tilas, valerianas u otras sustancias relajantes que sean inocuas.

  • Sack, R. L., Auckley, D., Auger, R. R., Carskadon, M. A., Wright, K. P., Vitiello, M. V., & Zhdanova, I. V. (2007). Circadian Rhythm Sleep Disorders: Part I, Basic Principles, Shift Work and Jet Lag Disorders. Sleep, 30(11), 1460–1483. https://doi.org/10.1093/sleep/30.11.1460
  • Miró, E., Iañez, M. Á., & Cano-Lozano, M. C. (2002). Patrones de sueño y salud. Revista Internacional de Psicología Clínica y de La Salud, 2, 301–326. Retrieved from https://www.redalyc.org/html/337/33720206/