Trastorno de relación social desinhibida en niños: lo que debes saber

Elena Martínez Blasco · 9 mayo, 2019
El trastorno de relación social desinhibida se caracteriza por una cercanía extrema con personas desconocidas, lo que puede incluir muchos riesgos en el caso de los niños. Conoce sus síntomas más frecuentes, sus causas y tratamientos.

¿Has oído hablar del trastorno de relación social desinhibida en niños? Es un patrón de conducta de niños que se acercan e interactúan de manera activa con personas extrañas y sin ningún tipo de temor. En algunos casos, se relaciona con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

En este artículo nos referimos a este trastorno de conducta, sus síntomas y diagnóstico. Además, compartimos las diferentes opciones de tratamiento para este problema que afecta solo a los niños.

Trastorno de relación social desinhibida en niños

¿Cómo lo reconocemos?

Para empezar, estos son algunos síntomas frecuentes que nos pueden ayudar a detectar este trastorno en niños:

  • El niño no muestra miedo ni timidez cuando conoce a alguien.
  • Su actitud es activa con el extraño, se relaciona de manera amistosa y le habla o le abraza con facilidad.
  • No tiene problema en irse con alguien a quien no conoce, ni pide permiso a sus padres o cuidadores antes de hacerlo.

Los niños que sufren este trastorno, como podemos imaginar, sufren grandes riesgos a diario por su disposición a irse con extraños. Además, también pueden tener problemas para relacionarse a nivel emocional con sus compañeros o familiares.

Lee también: Educar en emociones

¿Cuándo debemos visitar al médico?

Niña cogida de la mano de un adulto
Cuando el niño manifiesta un acercamiento excesivo hacia desconocidos entonces podríamos sospechar de este tipo de conducta.

Hacernos las siguientes preguntas nos ayudará a determinar si debemos visitar al médico:

  • ¿Busca apoyo, consuelo o compañía de extraños en lugar de acudir a sus padres o personas más cercanas?
  • ¿Tiene una actitud demasiado sociable o cariñosa con desconocidos?
  • ¿Se aleja de sus padres o cuidadores cuando está en un lugar nuevo?
  • ¿Hace preguntas muy personales a personas extrañas?

¿Por qué se relaciona con el TDAH?

El trastorno de relación social desinhibida en niños podría tener puntos en común con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), según algunos especialistas en psiquiatría. No obstante, es importante conocer sus diferencias.

El punto en común se basa en la amistad excesiva y poco apropiada de estos niños hacia las personas extrañas, así como a la dificultad que tienen para establecer límites en sus relaciones sociales. Sin embargo, el TDAH no se vincula a una falta de apego en las primeras etapas de la vida.

Lee también: ¿Cómo se hace el diagnóstico de TDAH en niños?

¿Cuál es la causa del trastorno de relación social desinhibida?

Niño triste en el sofá
Se ha relacionado este tipo de conductas en niños que han presenciado eventos traumáticos o tienen una situación familiar poco estructurada.

En algunos casos, se habla de una falta de atención hacia el niño en edades muy tempranas, incluso siendo bebé. Esta falta de apego podría llevar, en los años siguientes, al trastorno de relación social desinhibida. Y no solo por falta de afecto, sino también por niños que desde muy pequeños han estado en orfanatos o centros de acogida.

No obstante, no todos los niños con este trastorno han sufrido este déficit en las primeras etapas de su vida, aunque sí aumenta el riesgo de padecerlo. Además, también se relaciona con ambientes familiares poco sólidos o con muchos cambios, así como eventos traumáticos.

¿Tiene tratamiento el trastorno de relación social desinhibida?

El trastorno de relación social desinhibida se puede tratar a nivel psicológico, una vez el especialista haya evaluado tanto al niño como a su familia. De este modo, podrá establecer un tratamiento individualizado.

El tratamiento siempre tendrá en cuenta que el niño se sienta cómodo en su entorno diario y podrá utilizar herramientas como el juego o el dibujo. El objetivo será dar apoyo a la familia, facilitar su comprensión sobre el trastorno y fortalecer el vínculo entre los padres y el hijo.

¿Cuándo se empiezan a notar mejoras con el tratamiento?

Niño en psicoterapia: trastorno de relación social desinhibida
La terapia es la vía principal de tratamiento, tanto en niños como en adolescentes, siendo más fácil cuanto antes se diagnostique.

No se puede asegurar con certeza cuánto tiempo tardará el niño en lograr un desarrollo saludable y positivo a nivel emocional y social o a sentirse cuidado y protegido en su entorno cercano. Esto puede depender de cada niño, así como de su edad.

Es cierto que se pueden observar algunas mejoras en poco tiempo. No obstante, este trabajo es a largo plazo, ya que requiere un seguimiento por si se detectaran retrocesos con posterioridad. En ocasiones, pueden surgir más adelante algunas emociones reprimidas.

Ahora ya conocemos un poco más este trastorno que afecta a niños e incluso adolescentes. El diagnóstico precoz es importante para realizar el tratamiento adecuado ya que, aunque es un trastorno grave, también es posible su completa curación.

  • Zeanah, C. H., & Gleason, M. M. (2015). Annual research review: Attachment disorders in early childhood - Clinical presentation, causes, correlates, and treatment. Journal of Child Psychology and Psychiatry and Allied Disciplines. https://doi.org/10.1111/jcpp.12347
  • Humphreys, K. L., Nelson, C. A., Fox, N. A., & Zeanah, C. H. (2017). Signs of reactive attachment disorder and disinhibited social engagement disorder at age 12 years: Effects of institutional care history and high-quality foster care. Development and Psychopathology. https://doi.org/10.1017/s0954579417000256
  • Zeanah, C. H., Chesher, T., Boris, N. W., Walter, H. J., Bukstein, O. G., Bellonci, C., … Stock, S. (2016). Practice Parameter for the Assessment and Treatment of Children and Adolescents With Reactive Attachment Disorder and Disinhibited Social Engagement Disorder. Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. https://doi.org/10.1016/j.jaac.2016.08.004