Todo lo que debes saber sobre la vulvodinia

Raquel Lemos Rodríguez · 10 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica María Belén del Río el 4 abril, 2019
¿Sientes ardor e inflamación en la zona de la vagina? ¿Tienes relaciones sexuales dolorosas? Puede que sufras vulvodinia, un dolor que afecta a la zona genital de las mujeres que hoy descubriremos cómo tratar.

La vulvodinia es un malestar en la zona de la vulva que se caracteriza por presentar ardor, inflamación y un dolor pulsátil. Suele afectar al 16 % de la población femenina. Por eso, hoy queremos exponer información de interés sobre esta afección para poder encontrarle una solución lo antes posible.

A continuación, descubriremos cómo afecta a la calidad de vida de las pacientes y la manera en la que repercute en sus relaciones sexuales. Asimismo, daremos algunos consejos que serán de ayuda.

¿Cuándo se debe acudir al médico?

Mujer con dolor en la vagina: vulvodinia
La vagina es una de las zonas más delicadas de la mujer, que puede irritarse con facilidad o sufrir infecciones fúngicas.

Las molestias en la zona de la vulva pueden tener diferentes causas. Por ejemplo, limpiarse demasiado fuerte con el papel higiénico puede causar irritación y escozor. En ocasiones, tenerle alergia al látex (preservativos) también puede generar síntomas similares.

Sin embargo, vamos a ver cuándo debemos acudir al médico porque lo que en realidad nos está ocurriendo es que tenemos vulvodinia. Pues, siempre es mejor un diagnóstico temprano.

Quizá te interese: 3 problemas sexuales femeninos y qué hacer

Síntomas de la vulvodinia

El motivo por el que la vulvodinia es considerada un dolor crónico es debido a que tiene una duración promedio de 3 meses, tal y como señala el artículo ‘Vulvodinia: una puesta al día.

Por ello, cuando las molestias que veremos a continuación se extienden durante más de 4 días, no debemos dudar en acudir al médico de inmediato.

  • Ardor: suele estar acompañado de sensación de escozor y de un dolor que podemos definir como pulsátil.
  • Picor: aparece una sensación de comezón que no se alivia de ninguna manera (lavando la zona con un jabón apropiado).
  • Dispaurenia: este término hace referencia a las relaciones sexuales dolorosas que suele presentarse cuando se sufre vulvodinia.

Es importante dejar claro que estos síntomas pueden aparecer de una manera constante o solo en momentos puntuales. Por ejemplo, al tocar la zona o mantener relaciones sexuales.

Sea como fuere, si estos se mantienen a lo largo de las semanas debemos comentárselo a nuestro médico de confianza. Así nos podrá realizar un diagnóstico para empezar un tratamiento lo antes posible.

Causas de la vulvodinia

Tomar anticonceptivos
En ocasiones, la vulvodinia puede ser un efecto secundario de los anticonceptivos, así como un aviso de una enfermedad subyacente.

Para exponer las causas de la vulvodinia, nos vamos a basar en lo que señala el artículo ‘Vulvodinia: un diagnóstico olvidado frente al dolor vulvar‘. Entre ellas, se exponen como posibles desencadenantes:

  • Herpes: lesiones que provocan llagas en la zona de la vulva.
  • Alergias: debido al uso de toallitas húmedas o el látex del preservativo.
  • Hormonas: los cambios hormonales debido a la lactancia o toma de anticonceptivos.
  • Endometriosis: esta enfermedad (presencia de tejido del endometrio fuera del útero) también puede provocar vulvodinia.

Estas son algunas de las causas de la vulvodinia que pueden terminar derivando en vaginismo. Esto es, contracciones involuntarias de los músculos de la vagina fruto de la ansiedad y miedo ante la anticipación del dolor que se producirá en la relación sexual.

Esto lo que provoca es que las relaciones con la pareja sean aún más dolorosas. Si esto sucede, hay que acudir al médico de inmediato.

Quizá te interese: Endometriosis: 5 aspectos poco conocidos que mejorarán tu calidad de vida

Posibles tratamientos

En el momento en el que acudimos al médico debido a la sintomatología presentada y el diagnóstico está claro, sufrimos vulvodinia, hay diferentes tratamientos a los que podemos someternos.

En el caso de que existan signos claros de ansiedad y anticipación del dolor en las relaciones sexuales, se barajará la posibilidad de someternos a una intervención psicológica. Es posible que puedan recetarse fármacos como antidepresivos.

¿Qué sucede si el motivo es externo? Se probarán alternativas como anestésicos y antiinflamatorios en crema. Sin embargo, si las causas son graves, por ejemplo, debido a la endometriosis se puede barajar la idea de un tratamiento quirúrgico.

Un problema con solución

Paciente en camilla de ginecólogo
Con una sencilla revisión ginecológica podremos resolver todas nuestras dudas desde la opinión de un profesional.

Como podemos ver, la vulvodinia tiene solución, aunque para cada persona será diferente dependiendo de las causas que le han llevado sufrir este dolor crónico. Por ello, no debemos escoger el silencio en estos casos.

El hecho de pasarlo mal en las relaciones sexuales o notar molestias constantes en la zona de la vagina pueden tener los días contados, si accedemos a contarle lo que nos ocurre a un médico.

Por eso es tan importante que, al menos una vez al año, las mujeres nos realicemos una revisión ginecológica para verificar que todo está bien. Nos merecemos disfrutar de una vida sexual plena. Si la vulvodinia tiene solución, no lo dudemos y pongámonos en manos de un profesional.

  • García-Pérez, H., & Harlow, S. D. (2010). Cuando el coito produce dolor: una exploración de la sexualidad femenina en el noroeste de México. salud pública de méxico52(2), 148-155.
  • Gómez-Sánchez, P. I., Chalela, J. G., & Gaitán-Duarte, H. (2016). Vulvodinia: clasificación, etiología, diagnóstico y manejo. Revisión sistemática de la literatura. Revista colombiana de obstetricia y ginecología58(3), 222-231.
  • Vieira-Baptista, Pedro, & Silva, Joana Lima. (2016). Alterações à classificação da dor vulvar persistente: (vulvodinia). Acta Obstétrica e Ginecológica Portuguesa10(1), 12-14. Recuperado em 03 de abril de 2019, de http://www.scielo.mec.pt/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1646-58302016000100003&lng=pt&tlng=pt.