Mejores remedios naturales para el hígado graso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 25 diciembre, 2018
Thady Carabaño · 31 diciembre, 2018
El hígado graso no alcohólico es una enfermedad crónica en ascenso por el estilo de vida moderno. Los remedios naturales para el hígado graso pueden ayudar, pero hay que modificar la dieta e incorporar una rutina de ejercicios en en estilo de vida saludable.

El hígado graso o esteatosis hepática es una enfermedad crónica en ascenso. Es posible detener su avance con remedios naturales para el hígado graso.

El encargado de procesar las grasas que consumimos es el hígado, por lo que es normal que haya una pequeña acumulación de grasa en este órgano. Sin embargo, cuando la acumulación supera del 5 a 10 % del peso del hígado, estamos frente a un problema, que puede tener serias consecuencias.

Sin embargo, más allá de la efectividad de una preparación, es fundamental que la persona afectada introduzca cambios importantes en su estilo de vida. Lee más y combate el hígado graso con estos remedios.

Hígado graso: un mal de la modernidad

Hígado sano e hígado graso.
La incidencia del hígado graso ha aumentado en los últimos años por los malos estilos de vida.

En la actualidad, las bebidas industrializadas suelen tener jarabe de maíz de alta fructosa, un componente que hace que el hígado trabaje como si se estuviera consumiendo bebidas alcohólicas. Lo que está incidiendo en que aumenten los casos de hígado graso no alcohólico.

La exposición a otra sustancia química, el bisfenol-A (BPA), también contribuye con el incremento de la esteatosis hepática.

Este químico está presente en los envases plásticos –hasta los que dicen estar libres de BPA–, en los selladores dentales y hasta en los recibos de pago de las cajas registradoras.

Para enfrentar esta enfermedad y los serios riesgos que conlleva, se hace necesario un cambio en el estilo de vida.

Además de los remedios naturales para el hígado graso que se puedan seguir, hay que seguir estas recomendaciones fundamentales:

  • Aumentar el consumo de alimentos naturales, de preferencia orgánicos.
  • Disminuir el consumo de alimentos procesados y el contacto con productos químicos, como productos de limpieza o cosméticos.
  • Restringir el uso de envases o productos plásticos lo más posible.
  • Mantener la necesaria rutina diaria de ejercicios. Se comprobó que el ejercicio diario incide positivamente en el control del hígado graso con, al menos, 30 minutos diarios.

Remedios naturales para el hígado graso

Infusión de alcachofas

Alcachofa.
La alcachofa es uno de los remedios naturales para el hígado graso más importantes.

Las alcachofas son importantes hepatoprotectoras. Al preparar esta infusión, te quedan cocidas las alcachofas, las cuales pueden incluir en tus ensaladas, hasta tres veces por semanas, para ayudar en la recuperación de tu hígado.

Aprende más sobre esta verdura: Alcachofas, poderosas destructoras de toxinas

Ingredientes

  • 4 alcachofas
  • Agua (cantidad necesaria)

Preparación

  • En primer lugar, lava bien las alcachofas para que elimines todo rastro de tierra entre sus hojas.
  • Después, coloca las alcachofas en una olla y cúbrelas con el agua.
  • Por último, lleva la olla al fuego, hasta que las alcachofas estén cocidas. El agua se reducirá hasta la mitad, aproximadamente.
  • Simplemente toma esa agua a lo largo del día.

Infusión de boldo y diente de león

Estas hierbas medicinales con habituales en los remedios naturales para el hígado graso.

Las hojas tiernas del diente de león se pueden incluir en las ensaladas. El boldo también es posible encontrarlo en cápsulas en las tiendas naturistas o farmacias.

Ingredientes

  • 8 hojas de boldo
  • 1 cucharadita de raíz de diente de león (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, aparta del fuego, y agrega las hierbas.
  • Después, deja la infusión tapada por 5 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela y bebe una taza después de cada comida.

Té verde con limón

Té verde con limón.
Los principios activos del té verde lo convierten en un potente remedio natural para el hígado graso.

Las propiedades medicinales del té verde están ampliamente reconocidas y estudiadas. El té verde contiene galato de epigalocatequina (EGCG), una sustancia con probadas facultades para disminuir la inflamación de los tejidos hepáticos. Si además se le añade el jugo de limón, se potencian sus propiedades.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de té verde (5 g)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Primero, hierve el agua.
  • Al romper el hervor, agrega el té. Apaga el fuego y tapa la olla.
  • Después, deja el té reposar por 5 minutos.
  • Al tomarlo, agrega el jugo de limón recién exprimido.
  • Toma una taza de té después de las comidas.

Mira también: 4 formas de consumir té verde para bajar de peso

Semillas de papaya y limón

Según la medicina ayurveda, la papaya y sus semillas ayudan a prevenir y combatir esteatosis hepática.

Incluir el consumo diario de una taza de papaya debe volverse un hábito para quienes padecen esta enfermedad. Si es tu caso, disfruta de esta deliciosa fruta tropical en tus meriendas, bebidas y ensaladas.

Ingredientes

  • 5 o 6 semillas de papaya
  • 1 cucharada de jugo de limón (15 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Al abrir la papaya, extrae las semillas y ponlas a secar al sol.
  • Una vez secas, tritura de cinco a seis semillas.
  • Agrega este polvo al agua e incorpora el jugo de limón recién exprimido.
  • Toma esta preparación dos veces al día durante un mes.

Leche y cúrcuma

Polvo y raíz de cúrcuma.
Entre las numerosas propiedades de la cúrcuma es un remedio natural para el hígado graso.

La cúrcuma es una raíz muy conocida por sus propiedades medicinales.

Para aprovechar al máximo sus propiedades en la curación de tu hígado, lo mejor es preparar una bebida a base de leche, pues la curcumina –su principio activo– se disuelve mejor en la grasa que en el agua.

Por supuesto, también aprovecha e incluye la cúrcuma en todos tus platillos.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2,5 g)
  • 1 taza de leche (250 ml)

Preparación

  • Primero, calienta la leche y apágala antes de que rompa el hervor.
  • Segundo, agrega la cúrcuma, remueve y deja reposar unos minutos.
  • Simplemente, toma una taza una vez al día.

Infusión de cardo mariano

A esta humilde hierba mediterránea algunos la consideran como simple maleza. Sin embargo, el cardo mariano es portadora de una sustancia que disminuye la inflamación de las células hepáticas: la silimarina.

Cuando se trituran sus hojas, se libera una savia lechosa, la cual da origen al otro nombre que la identifica: cardo lechoso.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de cardo mariano (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • En primer lugar calienta el agua y, cuando hierva, agrega las hojas de la hierba.
  • Después tapa y retira la olla del fuego.
  • Por último, deja que la infusión se enfríe y bebe una taza a diario.

Siguiendo estos consejos y remedios naturales para el hígado graso conseguirás mejorar la salud y calidad de vida de tu hígado. No obstante, recuerda la importancia de mantener un estilo de vida adecuado. Así como respetar el tratamiento e indicaciones de tu especialista médico.

  • Basaranoglu, M., Basaranoglu, G., & Bugianesi, E. (2015). Carbohydrate intake and nonalcoholic fatty liver disease: fructose as a weapon of mass destruction. Hepatobiliary surgery and nutrition4(2), 109-16.
  • Lovelace, E. S., Wagoner, J., MacDonald, J., Bammler, T., Bruckner, J., Brownell, J., Beyer, R. P., Zink, E. M., Kim, Y. M., Kyle, J. E., Webb-Robertson, B. J., Waters, K. M., Metz, T. O., Farin, F., Oberlies, N. H., … Polyak, S. J. (2015). Silymarin Suppresses Cellular Inflammation By Inducing Reparative Stress Signaling. Journal of natural products78(8), 1990-2000.
  • Chattopadhyay, I., Biswas, K., Bandyopadhyay, U., & Banerjee, R. K. (2004, July 10). Turmeric and curcumin: Biological actions and medicinal applications. Current Science. https://doi.org/10.1248/bpb.29.1476.
  • Bedogni GMiglioli LMasutti F,Tiribelli CMarchesini GBellentani SPrevalence of and risk factors for nonalcoholic fatty liver disease.HEPATOLOGY 2005424452.