5 remedios para curar rápidamente una afta bucal

Daniela Castro · 13 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 12 marzo, 2019
Las aftas bucales son una irritación leve que suele durar entre una y dos semanas. Aunque no suelen indicar algo grave, es conveniente darles un tratamiento para acelerar su recuperación. Descubre algunos remedios.

Las aftas bucales son pequeñas úlceras o lesiones que se desarrollan en la mucosa de la boca o encías. Algunas son dolorosas, pero, por lo general, no producen síntomas graves. De hecho, la mayoría desaparecen por sí solas en un periodo de dos semanas. ¿Quieres curar rápidamente una afta bucal?

Existen algunos remedios de origen natural que contribuyen a acelerar el proceso de recuperación, minimizando las molestias. Sin embargo, en muchas de estas opciones su eficacia está basada solo en datos anecdóticos. Pese a esto, usarlos es seguro y puede proporcionar alivio.

Remedios caseros para curar rápidamente una afta bucal

Las aftas bucales constituyen uno de los problemas orales más frecuentes en la población. Su tamaño es de unos 5 milímetros y su color blanquecino rodeado por un área roja. A diferencia del herpes labial, no son contagiosas y suelen desaparecer con facilidad. A continuación te compartimos 5 opciones para curar rápidamente una afta bucal.

No dudes en leer: Tratar y prevenir aftas bucales

1. Miel de abejas

Miel
La miel crea una capa protectora y ayuda a la cicatrización de las aftas bucales.

La miel de abejas es uno de los mejores ingredientes naturales para tratar las condiciones que aqueja la salud de la piel. De acuerdo con una investigación hecha en 2014, su aplicación puede disminuir el dolor, tamaño y enrojecimiento de las aftas bucales. También protege la zona afectada frente a las infecciones.

¿Cómo utilizarla?

  • Frota una pequeña cantidad de miel sobre las zona afectada 3 o 4 veces al día.

2. Aceite de coco

Reconocido por sus múltiples aplicaciones medicinales y cosméticas, el aceite de coco es otra solución efectiva para curar rápidamente una afta bucal. Sus propiedades antimicrobianas ayudan a inhibir la acción de las bacterias y evita que las lesiones se infecten.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero, sumerge un trozo de algodón en aceite de coco.
  • Posteriormente, frótalo sobre la afta con cuidado.
  • Repite su uso 3 o 4 veces al día hasta curar la lesión.

3. Agua oxigenada

Agua oxigenada sobre una gasa
La limpieza de la zona es esencial, por lo que un antiséptico como el agua oxigenada ayudará a la curación de las aftas.

La aplicación tópica de una solución con agua oxigenada puede favorecer la curación del afta bucal al limpiar y desinfectar la llaga. Además, debido a su poder antiséptico, es ideal para evitar que las bacterias se proliferen en la zona afectada.

¿Cómo utilizarla?

  • Primero, diluye una cucharada de agua oxigenada al 3 % en una cucharada de agua.
  • En seguida, sumerge un trozo de algodón en la mezcla y aplícalo sobre la llaga.
  • Repite su uso 2 o 3 veces al día.
  • Si las llagas son internas, diluye una cucharada de agua oxigenada en medio vaso de agua. Posteriormente, haz buches durante 2 minutos. Escupe la solución y repite su uso 3 veces al día.

Descubre: 10 remedios naturales para tratar las úlceras bucales

4. Manzanilla

Además de ayudar a curar rápidamente un afta bucal, la manzanilla se emplea para acelerar el alivio de heridas y alergias cutáneas. Su contenido de azuleno y levomenol le confieren propiedades antiinflamatorias y antisépticas que actúan de forma positiva contra estos problemas.

¿Cómo utilizarla?

  • Primero, prepara un té concentrado de manzanilla.
  • Luego, sumerge un paño limpio o trozo de algodón en el líquido.
  • Aplícalo sobre la zona afectada y déjalo actuar 5 minutos.
  • De modo opcional, aplícate una bolsita de té de manzanilla.
  • Repite el tratamiento 3 o 4 veces al día.

5. Yogur natural

yogur
Los probióticos contenidos en el yogur ayudan a mantener una flora sana que impida el acceso de microorganismos patógenos.

La causa exacta de las aftas bucales no está establecida. Sin embargo, dentro de los factores detonantes está incluida la infección por H. Pylori y las enfermedades inflamatorias del intestino. Por eso, el consumo y aplicación de yogur natural puede apoyar el alivio de esta condición.

Este producto concentra probióticos o cultivos vivos de bacterias que ayudan a hacerle frente a la H. Pylori. También regulan el pH cutáneo y disminuyen el riesgo de infecciones.

¿Cómo utilizarlo?

  • Consume una taza de yogur al día.
  • De manera opcional, aplícate un poco de yogur sobre la llaga.
  • Deja que actúe sin enjugar y repite su uso 3 veces al día.

¿Cuándo debes consultar al médico?

En la mayoría de los casos, es posible curar rápidamente una afta bucal sin necesidad de acudir al médico. Sin embargo, en otros las molestias se prolongan o tienden a complicarse. Si esto ocurre, lo mejor es solicitar un chequeo para determinar a qué se debe.

No dudes en consultar si te aqueja lo siguiente:

  • Tienes múltiples aftas bucales.
  • Notas que se forman nuevas aftas antes de que las demás hayan sanado completamente.
  • La úlcera no desaparece después de dos semanas.
  • Producen dolor extremo.
  • Las llagas se extienden por los labios.
  • El dolor causado impide comer o beber con normalidad.
  • Tienes fiebre moderada o alta.

¿Notas una afta en tu boca o alrededores? Prueba primero alguno de los remedios mencionados. Sentirás mayor alivio y notarás que desaparece más rápido. Si no consigues mejorarlo, consulta al médico.

  • El-Haddad, S. A., Asiri, F. Y., Al-Qahtani, H. H., Al-Ghmlas, A. S., S.A., E.-H., F.Y., A., … Al-Ghmlas, A. S. (2014). Efficacy of honey in comparison to topical corticosteroid for treatment of recurrent minor aphthous ulceration: a randomized, blind, controlled, parallel, double-center clinical trial. Quintessence International (Berlin, Germany : 1985). https://doi.org/10.3290/j.qi.a32241
  • Shilling, M., Matt, L., Rubin, E., Visitacion, M. P., Haller, N. A., Grey, S. F., & Woolverton, C. J. (2013). Antimicrobial effects of virgin coconut oil and its medium-cahin fatty acids on Clostridium difficile. Journal of Medicinal Food. https://doi.org/10.1089/jmf.2012.0303
  • Abdollahi, M., & Hosseini, A. (2014). Hydrogen Peroxide. In Encyclopedia of Toxicology: Third Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-386454-3.00736-3
  • Srivastava, J. K., Shankar, E., & Gupta, S. (2010). Chamomile: A herbal medicine of the past with a bright future (review). Molecular Medicine Reports. https://doi.org/10.3892/mmr.2010.377
  • Parra Huertas, R. A. (2012). Yogur en la salud humana. (Spanish). Yogurt and Human Health. (English). https://doi.org/10.1021/jf301903t