Remedios para aliviar los síntomas de la faringitis

Jesús Bordones · 14 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 20 noviembre, 2018
Los síntomas de la faringitis pueden ser diversos, desde inflamación de las amígdalas, deglución difícil hasta fiebre. Por ello, es ideal que sepas tratar esta afección con algunos remedios naturales.

Los síntomas de la faringitis van desde fiebre y dolor de garganta hasta malestar y dolor general. Está causado por bacterias por lo que su tratamiento principal es mediante el uso de antibióticos que nos recetará el médico.

Los agentes bacterianos como el Streptococcus pyogenes y el Haemophilus influenzae tienen mucho que ver en la aparición de la faringitis. Nombres raros, ¿verdad? Más sencillo, la causa de la faringitis es la inflamación de la mucosa que cubre la faringe al entrar en contacto con algunos virus.

Aunque la visita al médico es necesaria, también es útil que sepas cómo mejorar los síntomas utilizando algunos remedios naturales. ¡Apunta!

5 remedios naturales para aliviar los síntomas de la faringitis

Mujer con la garganta inflamada. Uno de los síntomas de la faringitis.
Algunos remedios naturales pueden ayudarnos a calmar los síntomas de la faringitis.

Desde Cinfasalud explican que la faringitis es «la inflamación de la mucosa de la faringe que, a menudo, hace que se presente dolor al tragar. La faringe, vulgarmente conocida como garganta, es la cavidad que se extiende desde la parte posterior de la nariz y de la boca hasta el comienzo de la laringe y del esófago».

Muchas veces al consumir constantemente ciertos tipos de medicamentos con el tiempo generamos resistencia o tolerancia a sus compuestos y estos dejan de hacer efecto en nuestro organismo. Por esta razón, hemos pensado en 5 remedios de origen natural con los cuales se puedan aliviar los síntomas de la faringitis de forma rápida.

Ver: Cómo combatir las amígdalas inflamadas

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato cuenta con propiedades antisépticas y calmantes, ideales para tratar la inflamación en las amígdalas o garganta. Lo que debes hacer es verter en una botella una cucharada de este compuesto y agitarlo bien. Haz gárgaras durante 1 minuto, escupe y repite el proceso.

2. Limón y miel

Posiblemente es la mejor combinación natural para combatir resfriados o infecciones son el limón y la miel. Este remedio es perfecto para desinfectar y desinflamar levemente la zona afectada. Además, la miel funciona como un poderoso expectorante, por lo que la recomiendan para eliminar la tos seca y con flema, así como también otros tipos de afecciones respiratorias.

  • En una taza exprime 2 limones y añade 1 cucharada de miel
  • Tómalo por las mañanas, pero sobre todo en las noches para que tengas un buen descanso
  • Si te resulta un poco fuerte el sabor, añádele un poco de agua

3. Dieta blanda

Crema de verduras.
Entre lo síntomas de la faringitis se encuentra la dificultad para tragar alimentos sólidos.

Uno de los síntomas de la faringitis más conocidos es la deglución difícil, es decir, no poder tragar o tener dificultad de tragar alimentos sólidos. Por ese motivo, te recomendamos que sigas una dieta blanda, y con esto nos referimos a sopas, jugos, batidos y cremas.

  • Las cremas de verduras son excelentes para mantenerte alimentado y a la vez hacer fácil la deglución.
  • Si tienes fiebre, te recomendamos mantenerte hidratado con sopas o caldo de pollo. Por supuesto, acude al médico si consideras que la temperatura es demasiado elevada.
  • Los batidos fríos alivian un poco la irritación y comezón, pero trata de que sean de frutas, sobre todo cítricas pues contienen vitamina C.

4. Arándanos

Los arándanos contienen propiedades antiinflamatorias que ayudan mejorar la deglución de alimentos cuando se padece de faringitis. Puedes preparar papillas, jugos o batidos con 1 o 2 tazas de arándanos y un poco de agua. Intenta no utilizar azúcar, si te sabe muy simple usa algo de miel o estevia.

Te interesará: Alivia la tos y el resfriado con una infusión de tomillo, limón y miel

5. Vinagre

Botella con vinagre y manzanas.
El vinagre de manzana es una buena opción para quienes no soporten el sabor del vinagre tradicional.

Aunque parezca poco agradable, el vinagre es antiséptico y antibacteriano, por lo que es muy efectivo para curar la infección de las amígdalas, sobre todo cuando hay presencia de pus en la zona.

Solamente tendrás que tomar un vaso con agua y verter 4 cucharadas de vinagre en él. Seguidamente, haz gárgaras durante medio minuto y escupe.

6. Limpieza de las amígdalas con agua oxigenada

Este es uno de los remedios más efectivos para eliminar la infección en las amígdalas. Cuando hay presencia de pus se debe tener especial cuidado y atención, pues esto quiere decir que la infección se ha propagado.

  1. Moja un hisopo con un poco de agua oxigenada
  2. Procede a limpiar el área con pus, teniendo mucho cuidado de no lastimarte y de no provocar arcadas
  3. Cuando retires la mayor cantidad de placa de pus, detén el proceso
  4. Repite las veces que sea necesario hasta que notes que ya no se forma pus

7. Gárgaras con agua tibia y sal

La sal contiene sodio, y este es un compuesto antibacteriano excelente para tratar las infecciones de las faringes. Este remedio ayuda a eliminar los microorganismos y al mismo tiempo mejora el malestar:

Toma un vaso agua tibia y vierte una cucharada de sal en él. Mezcla bien para que la sal se diluya y procede hacer gárgaras durante 1 minutos. Después, escupe y repite el proceso unas dos veces más.