7 secretos para reducir las discusiones con tu pareja

Elena Martínez Blasco · 30 abril, 2019
Las discusiones en pareja son algo que van deteriorando la relación a medida que se hacen constantes y se pierden aspectos básicos como la confianza. Ten en cuenta estos 7 tips para mejorar tu relación.

Con el paso de los años, las relaciones de pareja pueden sufrir el desgaste del día a día. Por ello, es importante procurar siempre reducir las discusiones con tu pareja en los pequeños detalles.

En este artículo reflexionamos sobre aquellas cuestiones que más afectan a la convivencia en las relaciones. Con algunos consejos, paciencia y cariño podrás reducir las discusiones con tu pareja y ser más felices.

7 secretos para reducir las discusiones con tu pareja

1. Aprender a dialogar sin enfadarse

Dialogar para reducir las discusiones con tu pareja
El enfado solo llevará a peores situaciones. Hablad y comunicaros con respeto y empatía para llegar a soluciones comunes.

En primer lugar, en toda pareja es imprescindible sentar unas bases de concordia y respeto, incluso en los momentos de máxima tensión. Hay líneas rojas que jamás deben traspasarse. Aprender a dialogar sin enfadarse es un requisito tan básico como necesario en toda relación.

Además, necesitamos poner solución a algunos problemas recurrentes y repetitivos que a veces se presentan. No podemos anclarnos a las conductas viciosas que tanto deterioran la convivencia. Es necesario sentarnos a dialogar y acordar mutuamente para no estancarnos siempre con los mismos problemas.

2. Tener empatía

Sabemos de memoria que la empatía es ponernos en la piel del otro, en su situación, pero lo complicado es llevarlo a la práctica. Para desarrollar la empatía debemos enterrar el hacha de guerra y empezar a comprender que quizás la otra persona también lo está pasando igual de mal que nosotros.

No podemos tener la eterna sensación de estar enfadados con el mundo o de creernos siempre los buenos de la relación. En una pareja, si pierde uno, pierden los dos. Por eso, es bueno observar todo el esfuerzo que el otro hace para sacar adelante vuestra vida en común. Por tanto, aprended a valoraros como el bien más preciado.

3. Respetar el espacio y la intimidad del otro

Pareja en un sofá con desconfianza
La base de una relación debe ser su confianza, lo que permite crear límites saludables con espacios individuales para cada uno.

Si en una pareja no existe una verdadera confianza, nada se puede construir en conjunto. Debéis respetaros esos momentos que todos necesitamos para estar en soledad. Es necesario tener un espacio personal donde uno pueda dirigir a su manera sus necesidades. Y debemos cuidar el no modificar o imponer nuestro criterio a esos espacios de intimidad.

Respetad vuestros lugares personales, cajones, ropas, armarios, herramientas, objetos o incluso habitaciones. De esta forma, la convivencia será más fluida y respetuosa y podréis realizaros tanto en pareja como a nivel individual.

Lee también: La importancia del espacio personal en la pareja

4. Reducir las discusiones con tu pareja apoyando los retos y las iniciativas del otro

No hay nada hay más gratificante que el apoyo de tu pareja en proyectos que a la mayoría pueden parecerle una locura. No tengáis miedo a imaginar, a crear nuevos cambios que os hagan sentir vivos y satisfechos con vuestras vidas. Por pequeña que parezca, cualquier iniciativa debe ser bienvenida.

En muchas ocasiones, el miedo a los cambios paraliza muy buenas iniciativas profesionales o personales. No temáis romper el status quo y apoyar las ideas de vuestra pareja. De esta forma, también podréis participar y aportar nuevos puntos de vista que perfeccionen la idea original.

5. No pagar con la pareja los problemas individuales

Si hemos tenido un mal día o estamos atravesando una mala etapa es un grave error pagarlo con la pareja. La pareja es el colchón de consuelo que nos va a ayudar. No es nuestro enemigo ni nuestro contenedor donde depositar toda la basura psicológica que almacenamos.

No podemos permitirnos un trato hiriente o maleducado entre los dos. Asimismo, tampoco es lógico que paguemos con la actual pareja los errores o daños que nos hicieron otros en el pasado. Por tanto, apliquemos el sentido común y cuidemos el bien más preciado que es el de estar juntos.

6. Respetar a la familia política para reducir las discusiones con tu pareja

Comida familiar
Buscad los límites en cada familia para evitar confrontaciones entre los miembros de la pareja.

Cada núcleo familiar es un mundo y cada familia construye su convivencia a su manera. No podemos hacer comparativas sobre la familia de nuestra pareja. Por muy difícil que sea la relación con nuestra familia política, debemos comprender que son importantes para nuestra pareja y, por lo tanto, debemos darles el mayor respeto.

Las relaciones con los suegros son un foco habitual de continua discusión. Además, es algo que no podemos desatender u olvidar porque, aunque no queramos, es parte de nuestra propia vida. En este sentido, es mejor ofrecer lo mejor de nosotros mismos y no entrar en ningún tipo de discusión o competencia.

Lee también: Fortalece las relaciones familiares

7. Evitar el chantaje emocional

Por último, si amamos a nuestra pareja, no podemos imponer nuestro criterio en cada cosa que no nos gusta. A veces, es inevitable estar en desacuerdo y no por ello debemos usar el chantaje emocional. Además, este tipo de chantaje es en el fondo un engaño, pues se usan métodos encubiertos para conseguir el objetivo que se persigue.

Es mejor jugar siempre limpio y de forma transparente, aceptar incluso cuando se hacen cosas que no son de nuestro agrado. No se debe usar el miedo, el sentimiento de culpabilidad o la obligación para coaccionar a nuestra pareja a que haga algo contra su voluntad. Aprendamos a amar y a ser honestos en cada decisión que tomemos juntos.

  • Redorta Lorente, J. (2005). El poder y sus conflictos o Quién puede más? Paidós plural.
  • Sanchez Aragon, R., & Martinez Perez, M. (2016). Empatía en el Contexto Romántico: Diseño y Validación de una Medida. Universitas Psychologica. https://doi.org/10.11144/javeriana.upsy15-1.ecrd
  • Perles, F., San Martín, J., Canto, J., & Moreno, P. (2013). Inteligencia emocional, celos, tendencia al abuso y estrategias de resolución de conflicto en la pareja. Escritos de Psicología / Psychological Writings. https://doi.org/10.5231/psy.writ.2011.0605