Pollo al limón con judías verdes y patatas

· 10 junio, 2015

El pollo asado, aunque no te lo parezca, es uno de los platos más sencillos y socorridos que puedas hacer. Se puede meter en el horno como prefieras, hay múltiples opciones: con verduras (tomates, patatas, cebollas, ajos, pimiento rojo, pimiento verde, champiñones, maíz, etc.) y de múltiples formas (pechugas, pollo troceado, pollo entero, alitas, etc.). Los aliños son dispares y combinables, incluso dependiendo del lugar donde se haga la receta (picante, con tomillo y romero, con paprika, con curry, etc.). Cualquier combinación, forma y aliño queda como resultado un plato espectacular.

Todo ello se rige por una normativa culinaria, no tengas prisa. Aunque se cocine a 200 ó 250 grados, si es una pieza grande, el pollo debe asarse muy lentamente, para que quede jugoso por dentro y crujiente por fuera, en su punto. Normalmente, para pechugas o pollo troceado, unos 45 minutos a 50 minutos está bien. Un pollo entero puede tardar de una hora y media a dos horas.

Dicho esto, vamos a ver esta receta que te proponemos hoy.

Algunos datos

pollo al limon

El limón es un ingrediente que triunfa como aliño en carnes, pollos, pescados y arroces. La acidez del propio limón, desaparece durante la cocción, dejando su aroma y sabor suavizado e impregnado en el pollo.

Además en esta receta se incorpora como guarnición unas judías verdes y patatas, que quedarán perfectas. Ambas verduras son previamente aliñadas con el limón, ajo, sal y pimienta negra, al igual que el pollo, por lo que quedan igual de sabrosas que el ingrediente principal, el pollo.

Para mojar pan

Si eres “aficionado” a mojar pan en el jugo, caldo o salsa, esta es tu ocasión para sacar la barra o baguette. Para disfrutar de un pan crujiente y como recién horneado, te recomendamos que metas el pan en el horno a un lado del pollo, justo de 5 a 10 minutos antes de que todo cocine. Tendrás un pan crujiente y como recién hecho, exquisito. 

Pollo al limón con judías verdes y patatas 

Ingredientes para 4 personas

  • 6 cucharadas aceite de oliva
  • 2 limones
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita sal gruesa
  • 1/2 cucharadita pimienta negra recién molida
  • 150 gr. de judías verdes recortadas
  • 8 patatas rojas pequeñas, cortadas en cuartos
  • 4 pechugas de pollo sin hueso

Preparación

Pollo borracho - Portada

  • Precalienta el horno a 200 ° C.
  • Pon en  una gran fuente de horno 1 cucharada de aceite de oliva. Coloca las rodajas de limón en una sola capa en el fondo de la fuente.
  • En un tazón grande, combina el resto del aceite, el jugo del otro limón, el ajo, la sal y la pimienta; añadir las judías verdes y remueve para cubrirlas. Usando una espumadera o pinzas, retira las judías verdes y colócalas en la parte superior de las rodajas de limón.
  • Añadir las patatas a la misma mezcla de aceite de oliva y mover bien. Usando una espumadera o pinzas, disponer las patatas a lo largo del borde interior de la fuente, en la parte superior de las judías verdes.
  • Coloca el pollo en el mismo recipiente con la mezcla de aceite de oliva. Coloca el pollo, hasta con la piel en la fuente. Vierte la mezcla de aceite de oliva restante sobre el pollo.
  • Hornear durante 50 minutos.

Retira el pollo de la fuente de horno. Coloca las judías verdes y patatas de nuevo en el horno durante 10 minutos más o hasta que las patatas estén tiernas.

Servir

Coloca una pechuga de pollo en cada uno de los 4 platos para servir; dividir las judías verdes y las patatas por igual. Vierte el jugo que ha quedado en la fuente sobre el pollo en cada uno de los platos. Sirve caliente y acompaña con rodajas de pan para mojar y, si quieres, un buen vino tinto.