Patatas apiladas

· 23 junio, 2015

Esta receta es un plato muy sencillo que puede servir como cena rápida o como guarnición para cualquier plato. Es sorprendente como con algo tan sencillo como una patata, se puede llegar a poner en la mesa algo diferente, pero es posible. Por eso, hoy te enseñamos a hacer patatas apiladas, para que puedas sorprender a tu familia con algo distinto.

Opción 1: Patatas apiladas

Ingredientes:

  • 4 patatas medianas
  • 1/3 taza de aceite
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de perejil
  • Sal
  • Pimienta
  • Pimentón dulce
  • Tomillo fresco

Procedimiento:

torre patatas

  • Pelar las patatas, limpiarlas y cortarlas en rodajas muy finas.
  • En un bol pequeño, mezclar bien todas las especias (el ajo, la cebolla, el perejil, la sal, la pimienta, y el pimentón).
  • Rebozar las rodajas de patata en la mezcla de especias e impregnarlas con el aceite.
  • En un molde de magdalenas, poner las patatas (un montoncito de 5 ó 6 en cada agujero) y espolvorear con tomillo por encima.
  • Hornear las patatas durante 35 minutos hasta que se doren y estén bien hechas.

Opción 2: Patatas apiladas

Ingredientes:

  • 3 patatas medianas de piel fina
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Tomillo
  • Ajo en polvo

Procedimiento:

  • Lavar bien las patatas y sin pelarlas, cortarlas en láminas muy finas.
  • Engrasar con mantequilla una fuente y precalentar el horno a 180ºC.
  • Pintar cada patata con aceite de oliva y salpimentarla ligeramente.
  • Apilar las patatas (una torre por patata) y hacia la mitad de la torre, añadir el ajo.
  • Una vez puesta la última capa, espolvorear el tomillo.
  • Hornear entre 35 y 40 minutos o hasta que los bordes estén dorados y el centro tierno.
  • Se pueden acompañar con nata agria y eneldo fresco.

Opción 3: Patatas apiladas

patatas gratinadas

Ingredientes:

  • 4 ó 5 patatas
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Tomillo (u orégano)

Procedimiento:

  • Pelar las patatas y cortarlas en rodajas muy finas.
  • Pintar las patatas con aceite e ir colocándolas unas sobre otras en una bandeja de horno, salpimentando cada 3 rodajas.
  • Sobre la última capa, echar un poco de tomillo u orégano.
  • Hornear a 180ºC durante media hora hasta que estén hechas.