3 recetas fáciles de sopa de ajo

Antonella Grandinetti · 9 mayo, 2019
La sopa de ajo se prepara muy fácil y con pocos ingredientes. Descubre tres recetas caseras paso a paso para deleitarte con toda la familia.

La sopa de ajo es un clásico de la gastronomía. Si nunca la has probado, ¿a qué esperas? A continuación te presentaremos diferentes recetas fáciles de sopa de ajo para que puedas escoger la que más se adapta a tus gustos.

El ajo es originario de Asia Central y, gracias a su sabor y aroma, su uso se ha extendido a lo largo y ancho del mundo. Su aporte de minerales como el fósforo, el potasio y el yodo, junto con la vitamina B6, lo convierten en un alimento cuya incorporación en la dieta habitual está muy recomendada.

Recetas fáciles de sopa de ajo

Hemos seleccionado para ti diversas recetas fáciles de sopa de ajo, también conocida como sopa castellana, para que puedas elegir la que se adapte a tu paladar. Como toda sopa, es posible hacer una gran cantidad de variaciones incluyendo mayor o menor cantidad de ingredientes según tu gusto y presupuesto.

1. Sopa vegana

Sopa de ajo
La sopa de ajo o sopa castellana puede prepararse con diferentes variaciones.

Esta receta de sopa de ajo requiere de muy pocos ingredientes y está pensada para vegetarianos y veganos. Así que, ya sabes, si tienes invitados veganos, ¡este puede ser el plato perfecto! Fácil de preparar y muy sabroso.

Ingredientes (por persona)

  • 2 dientes de ajo
  • 30 gramos de pan del día anterior
  • 1/4 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta (al gusto)

Elaboración

  1. Corta el pan en cubos o rebanadas finas y reserva.
  2. Calienta el aceite de oliva en una cazuela.
  3. Pela los ajos, córtalos en láminas y saltéalos en el aceite de oliva hasta que se doren.
  4. Agrega el pan, sin dejar de remover para evitar que se queme.
  5. Vierte el pimentón y revuelve.
  6. Incorpora 1 litro de agua y salpimenta a gusto.
  7. Deja cocinar a fuego alto hasta que la sopa rompa el hervor.
  8. Baja el fuego y cocina durante 10 minutos o hasta que el pan se deshaga.

Lee también: 5 sopas frías de vegetales que debes incluir en tu dieta

2. Sopa de ajo con chorizo

Sopas de ajo en una olla
Esta receta con chorizo es una de las más tradicionales, aunque también incorpora más calorías y grasas.

Esta debe ser una de las recetas fáciles de sopa de ajo más sabrosas que hemos visto nunca. Al incorporar chorizo a la sopa, la haces más calórica y un poco menos saludable (por el contenido de colesterol del chorizo). No obstante, si la comes de vez en cuando, no tendrá repercusiones en tu salud.

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • 120 g de chorizo
  • 1 barra de pan duro
  • 130 ml de leche
  • 2 huevos
  • sal y pimentón dulce (al gusto)
  • 1 litro de caldo de carne
  • aceite de oliva virgen extra (cantidad necesaria)

Elaboración

  1. Coloca el aceite de oliva en una cazuela y caliéntalo.
  2. Pica los ajos y saltéalos en el aceite hasta que estén dorados.
  3. Pica el chorizo y el pan e incorpóralos a la cazuela. Revuelve bien.
  4. Agrega el caldo de carne y lleva a hervir. Baja el fuego y cocina durante 10 minutos aproximadamente o hasta que el pan se deshaga.
  5. Incorpora los dos huevos y bate continuamente durante 5 minutos hasta obtener una crema. Sirve y ¡a disfrutar!

Descubre: Sopa de calabacín y ajo para el sistema inmunitario

3. Sopa de ajo con huevo escalfado

Sopa de ajo con huevo
La sopa de ajo es muy fácil de hacer y requiere muy pocos ingredientes.

Los huevos aportan proteína de máxima calidad y mucha energía. Además, tiene proporciones equilibradas de aminoácidos esenciales, por lo cual se recomienda su consumo varias veces a la semana. Un estudio incluso ha llegado a afirmar que consumir un huevo por día no se asocia a ningún aumento de riesgo cardiovascular.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 3 huevos
  • 150 g de pan
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • aceite de oliva virgen extra (cantidad necesaria)
  • sal (al gusto)
  • perejil (al gusto)

Elaboración

  1. Pela y pica los ajos.
  2. Calienta el aceite en una olla y saltea los ajos picados.
  3. Corta el pan en rebanadas y agrégalo a la cazuela cuando el ajo esté dorado.
  4. Agrega el pimentón y remueve.
  5. Vierte el caldo de verduras, sala y lleva a ebullición durante dos minutos.
  6. Retira la sopa del fuego y sírvela en pequeñas cazuelas aptas para horno. Coloca un huevo sobre cada sopa y lleva al horno a 180 °C hasta que cuajen. Decora con perejil.

Variaciones de la sopa

Como siempre te decimos, los límites en la cocina ¡los pone tu imaginación! Te damos algunas ideas para que crees una sopa de ajo acorde a tus gustos incorporando nuevos ingredientes:

  • Agrega patatas a la sopa. De esta manera, aumentarás su valor nutricional y la misma «llenará» más, siendo así ideal como plato principal.
  • ¿Qué te parecería agregarle jamón serrano? Ten cuidado con la sal si lo haces. Primero incorpora el jamón y luego de hervir, rectifica la sal.
  • Utiliza pimentón picante en lugar de pimentón dulce para obtener un gusto aún más sabroso.
  • También puedes incorporar verduras como puerro, champiñones, calabacín o zanahoria.

¿Qué te han parecido estas recetas fáciles de sopa de ajo? Ponte el delantal y experimenta. No dudes en incorporar toda clase de otros ingredientes a tu sopa de ajo habitual. ¡En la variación está el gusto!

  • Fundación Española de Nutrición. Ajo. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/ajo.pdf
  • Fundación Española de Nutrición. Chorizo. https://www.fen.org.es/index.php/alimentacion/alimento/chorizo
  • Fundación Española de Nutrición. Huevo. http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/huevos.pdf
  • Hu FB, Stampfer MJ, Rimm EB, et al. A prospective study of egg consumption and risk of cardiovascular disease in men and women. JAMA. 1999;281:1387-94.