¿Se puede quitar de forma natural las varices?

Daniela Echeverri Castro · 24 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 27 diciembre, 2018
Evitar el sedentarismo, el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias nocivas es crucial para evitar las molestias que causan las varices.

Las varices, o venas varicosas, son un problema que, más allá de lo estético, indican un trastorno de salud en el sistema circulatorio y linfático. Aparecen cuando las válvulas unidireccionales en las venas de las piernas no funcionan de forma adecuada; esto represa la sangre e impide que retorne de forma correcta hacia el corazón.

Como consecuencia, los vasos capilares se dilatan y, a su vez, la vena se deforma bajo la superficie de la piel. Por este motivo, adquiere un aspecto rojo o amoratado. La mayoría de las veces no generan dolor, pero sí pueden producir hormigueo, sensación de pesadez y otras complicaciones que resultan difíciles de sobrellevar.

Por suerte, hay varias soluciones de origen natural que, aplicadas de forma recurrente, favorecen su tratamiento para conseguir un rápido alivio de los síntomas.

Por otro lado, la realización de ejercicio moderado es esencial para facilitar la correcta circulación y atenuar las varices. A continuación te mostramos un pequeño tutorial de un sencillo ejercicio que puedes realizar con este fin.

En esta oportunidad, queremos compartir algunos buenos remedios caseros que, por un bajo precio, te ayudarán a decirle adiós a esta condición. ¡Pruébalos!

Remedios caseros para las varices

En el ámbito popular se han recomendado varios remedios para atenuar las molestias que producen las varices e incluso para disimularlas a la vista. Sin embargo, al estudiarlos se ha encontrado que no tienen validez científica. Por lo tanto, no deberían recomendarse ni siquiera como complemento.

Algunos de los remedios más populares son:

Aloe vera

Aloe vera

Aunque se considere que los cristales del aloe vera contienen varios nutrientes que contribuyen con la salud de la piel, su uso tópico es discutible desde el punto de vista dermatológico.

Para que ciertos compuestos del aloe vera puedan contribuir con la salud de la piel deben combinarse (en mayor o menor medida) con otros ingredientes y pasar por un proceso hasta que, finalmente, se adecúa al uso que se le quiere dar.

Entonces, la cuestión no está en aplicarse aloe vera de cualquier forma, para pretender obtener beneficios, sino en elegir con criterio la mejor forma de hacerlo. Para ello, siempre se puede consultar con el dermatólogo.

En lo que respecta a su uso para las varices, es importante aclarar que aplicarse gel de aloe vera (el cristal, en crema, etc.) no va a surtir efecto. Para tratar las varices es necesario acudir a un flebólogo y seguir sus indicaciones. Adicionalmente, se suele recomendar la práctica regular de ejercicio, así como la mejora (y mantenimiento) de otros hábitos de vida.

Descubre: Cómo prevenir y tratar la mala circulación en las piernas

Ajo

A pesar de que durante años se afirmó que el ajo tenía propiedades cardioprotectoras y que su consumo regular podía mejorar la salud cardiovascular en general, lo cierto es que no se trata de ningún superalimento. 

Ciertos compuestos del ajo pueden tener un efecto positivo en la salud humana, pero los estudios realizados indican que los beneficios no se obtienen precisamente consumiendo ajo de cualquier forma (en ayunas, en pasta recién machacada, en cápsulas o comprimidos, en batidos, etc.). Además, los investigadores han aclarado en numerosas ocasiones que es necesario continuar profundizando al respecto.

Castaño de Indias

Las castañas, un fruto seco con gran valor nutricional

El extracto de castaño de Indias ha sido utilizado para los problemas de circulación, incluyendo las varices, dado que su efectividad sí ha sido científicamente comprobada. De hecho, se ha llegado a utilizar como tratamiento coadyuvante en casos de flebitis.

Ahora bien, antes de utilizarlo, es imprescindible consultar con el médico la dosis y la forma de consumo más adecuada, ya que de lo contrario, podría interferir con el tratamiento y perjudicar la salud.

Por otra parte, siempre hay que tener cuidado con este tipo de remedios, ya que están contraindicados en varios casos, como el embarazo y la lactancia.

Café

Ciertos compuestos del café han sido estudiados por su posible potencial a la hora de tratar problemas de circulación. Ahora bien, esto no quiere decir que aplicarse café molido, en pasta o de cualquier otra forma sobre la piel de las piernas vaya a curar o aliviar las varices.

Al igual que el caso del aloe vera, para que los compuestos del café puedan brindar beneficios deben existir ciertas condiciones.

En resumen

Para tratar adecuadamente las varices lo más adecuado es acudir al flebólogo, seguir sus indicaciones y, paralelamente, mantener buenos hábitos de vida. Hacer ejercicio a diario, mantener una buena hidratación, evitar los excesos (de cualquier tipo) y mantener el equilibrio en la dieta son pautas clave que pueden beneficiarte en gran medida.