¿Qué es la parafimosis?

Andrea Flores · 21 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 4 febrero, 2019
La parafimosis es una condición médica en la que el prepucio queda retraído por detrás del glande y no puede retomar su posición original, creando una obstrucción en el flujo sanguíneo.

La parafimosis es una enfermedad del aparato sexual masculino en la que el prepucio adopta una disposición anatómica anormal. El prepucio es un pliegue de piel que se extiende sobre la punta del pene, también conocida como glande, y lo recubre.

Cuando el paciente tiene parafimosis, el prepucio queda retraído por detrás del glande y lo estrangula de manera que no puede retomar su posición original. Es una situación de urgencia, puesto que la sangre del pene no puede drenar al resto del torrente circulatorio.

Es importante no confundir la parafimosis con la fimosis. Esta última patología hace referencia a un exceso de piel sobrante que impide su retracción total. La fimosis es fisiológica en los bebés, pero a medida que el individuo se desarrolla, aumenta la retracción.

La parafimosis

¿Por qué se produce?

Hombre abriéndose la ropa interior
En la parafimosis, la piel del prepucio produce una obstrucción del flujo de la sangre del pene.

Hay varias situaciones que pueden determinar esta condición médica. Las más frecuentes son las siguientes:

  • Desarrollo incompleto. Como es el caso de los bebés.
  • Retracción forzada del prepucio que forma una cicatriz fibrosa.
  • Prepucio estrecho con mayor facilidad de estancarse.
  • Circuncisión incompleta.
  • Traumatismo de pene.
  • Infección por falta de higiene, cuerpo extraño (piercings), etc.

Quizá te interese: Anomalías y alteraciones del tracto genital

¿Cuáles son los signos y síntomas de la parafimosis?

Como es lógico, la incapacidad a la hora de retraer el prepucio es el signo clave. El paciente experimenta dolor e hinchazón si se fuerza esta maniobra. Si es una parafimosis mantenida, la sangre se acumula y la piel adquiere una coloración azulada por la obstrucción del flujo de sangre.

No obstante, al ser una patología tan evidente suele tratarse a tiempo. En nuestro medio, es raro que un paciente acuda a urgencias con una gangrena avanzada dado que es extremadamente doloroso para él.

El diagnóstico es muy sencillo, ya que basta con realizar un examen físico del pene. No es necesario realizar ninguna otra prueba, por lo que el tratamiento puede iniciarse de inmediato. La clínica y los resultados de la exploración permiten que la fiabilidad del diagnóstico sea muy elevada.

Descubre: Todo acerca del tratamiento de la balanitis

¿Cuál es el tratamiento de la parafimosis?

Hombre en ropa interior con un cartel de SOS
La mayoría de los casos son tratados a tiempo, lo que facilita un pronóstico adecuado para el paciente.

El tratamiento depende del grado de estrangulamiento del glande. Si es una fase inicial de la patología, suele ser suficiente con presionar el glande mientras se devuelve el prepucio a su sitio.

Para facilitar el proceso, se administran analgésicos y se aplica hielo en la zona inflamada. Si a pesar de todo la hinchazón continúa, se facilitará el drenaje de la sangre con una aguja o creando un gradiente de presión que facilite que la sangre del pene retorne mediante una venda apretada.

También puede practicarse un pequeño corte en la zona de prepucio retraído que lo libere. Este procedimiento se conoce como hendidura dorsal, ya que libera el prepucio y permite que pueda colocarse de nuevo.

En el caso de que el estrangulamiento esté más establecido, la opción más común suele ser la cirugía. La circuncisión es una técnica quirúrgica que tiene el objetivo de eliminar el prepucio.

Al eliminar la piel que recubre el glande, este queda al descubierto y no puede volver a producirse la parafimosis. Sin embargo, hay que asegurarse de que el prepucio se retira por completo para evitar que se formen cicatrices después de la operación que tiren del glande.

Además, si el paciente presenta infección, hay que iniciar una pauta antibiótica cuanto antes. En el peor de los casos, si la infección está muy extendida, es necesario drenar el pus y aplicar pomada antibiótica.

El pronóstico de estos pacientes es excelente si se trata de manera inicial. De todos modos, ante molestias de este tipo le recomendamos que acuda a su médico de urgencias para que le realicen un examen físico cuanto antes. El factor tiempo es imprescindible y condiciona la evolución del paciente.

  • Hayashi, Y., Kojima, Y., Mizuno, K., & Kohri, K. (2011). Prepuce: Phimosis, Paraphimosis, and Circumcision. The Scientific World JOURNAL. https://doi.org/10.1100/tsw.2011.31
  • Simonis, K., & Rink, M. (2014). Paraphimosis. In Urology at a Glance. https://doi.org/10.1007/978-3-642-54859-8_65
  • Phimosis and paraphimosis. (2017). In Congenital Anomalies of the Penis. https://doi.org/10.1007/978-3-319-43310-3_38