¿Qué es la nicturia y cuál es su tratamiento?

12 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Levantarse más de dos veces por la noche debido a la nicturia puede acarrear consecuencias negativas en la calidad de vida del paciente.

La nicturia es una enfermedad que se caracteriza por interrumpir el sueño nocturno debido a un aumento excesivo de las ganas de orinar. De esta manera, se vuelve más frecuente ir al baño de noche que de día.

Este aumento en el deseo de orinar aumenta a medida que se envejece, y se da tanto en hombres como en mujeres. Son varias las causas que pueden desencadenar esta situación.

Si el paciente se levanta más de dos veces por la noche puede convertirse en un problema. De esta forma, la nicturia puede tener un efecto negativo sobre la actividad diaria y, por ello, afectar a su calidad de vida.

Causas de la nicturia

Mujer con ganas de orinar
El aumento en el volumen de orina puede deberse a diversas causas como los hábitos alimenticios, el consumo de medicamentos o algunas enfermedades.

Son varias las causas que pueden desencadenar este problema. Beber líquido durante el final de la tarde o consumir alcohol o cafeína después de cenar pueden conducir a la nicturia.

Por otra parte, las infecciones urinarias son otra de las causas del aumento de micción durante la noche, así como tener un nivel elevado de calcio en la sangre o tomar ciertos medicamentos, como los diuréticos.

Hay otras afecciones que pueden ser las causantes de esta enfermedad. Entre ellas se pueden mencionar las siguientes:

  • Diabetes mal controlada.
  • Diabetes insípida o gestacional.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Edema de las extremidades inferiores.
  • Problemas o afecciones del sueño, como puede ser la apnea.
  • Ciertos medicamentos.

¿Cómo se diagnostica la nicturia?

Ante la sospecha de padecer nicturia, y para ayudar al médico a realizar un buen diagnóstico, es recomendable tener un diario de vaciado de la vejiga.

Consiste en un registro de dos días en el que apuntas la cantidad de líquidos que tomas, el número de veces que vas al baño, la cantidad de orina producida, cualquier medicamento que estés tomando, cualquier infección de las vías urinarias y cualquier síntoma relacionado.

Así, el médico revisará este diario para determinar las posibles causas de la nicturia y el tratamiento más adecuado para cada paciente. Además, el médico puede indicar la realización de un análisis de orina con el fin de examinarla y ver si hay alguna afección que esté causando la enfermedad.

Síntomas

Hombre cansado
El principal problema de la nicturia es que interrumpe el sueño y el descanso nocturno, por lo que puede provocar insomnio.

El principal síntoma de esta enfermedad es el insomnio. Normalmente, debes poder dormir entre 6 y 8 horas seguidas sin tener que ir al baño. Los pacientes que padecen nicturia interrumpen su sueño más de una vez para orinar, lo que puede causar disrupciones en un ciclo de sueño normal.

Otro síntoma causado por la nicturia es tanto la poliuria nocturna como la diurna. En cuanto a la primera, se refiere a que se genera mucha cantidad de orina, generalmente más de 2 litros, mientras duermes. Por consiguiente, la diurna es la misma situación pero durante el día.

También puede pasar que el paciente produzca más orina durante la noche de la que el cuerpo es capaz de retener, lo que hace que la vejiga tenga baja capacidad nocturna.

Lee: Síndrome miccional: ¿a qué se debe?

¿Se puede prevenir la nicturia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado una serie de medidas preventivas como las siguientes (algunas de ellas están íntimamente relacionadas con las causas de esta enfermedad):

  • Trata de evitar beber mucho por la tarde y sobre todo, evitar el alcohol y los estimulantes.
  • Orina frecuentemente, sobre todo durante el día y antes de acostarte.
  • Incluye en tu alimentación muchos vegetales, frutas, legumbres, soja y derivados. Por otro lado, disminuye el consumo de carnes rojas, grasas saturadas, sal, azúcar y calcio.
  • Acuéstate en posición horizontal después de comer.
  • Evita viajes largos, estreñimiento y la humedad.
  • Haz ejercicio físico.
  • Evita el sobrepeso y la obesidad.

Quizás te interese leer: ¿Por qué siempre tengo ganas de orinar?

¿Cómo es el tratamiento?

Mujer con ganas de orinar: la nicturia
Ante un exceso de ganas de orinar, en especial durante la noche, es aconsejable consultar al médico para asegurar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

En el caso en el que sospeches que puedes tener esta enfermedad, debes acudir al médico. Este te puede remitir al urólogo, si fuese necesario. De esta forma, el tratamiento de la nicturia dependerá de las causas desencadenantes de la misma.

Las opciones de tratamiento para esta enfermedad pueden incluir diferentes intervenciones o tratamientos farmacológicos. En cuanto a las primeras, algunas medidas que se recomiendan tener en cuenta son:

  • Si estás bajo un tratamiento con fármacos diuréticos, tómalos 6 horas antes de irte a la cama.
  • Duerme la siesta a media tarde.
  • Pon las piernas en alto.
  • Utiliza medias de compresión, ya que ayudan a prevenir la acumulación de líquidos.

Por otro lado, el tratamiento farmacológico consistirá en la administración de fármacos anticolinérgicos. Estos medicamentos podrán reducir los síntomas de la vejiga hiperactiva.

Además, ciertos diuréticos pueden ayudar a la regular la producción de orina. Finalmente, otros fármacos como la desmopresina permiten a los riñones producir menos orina.