Atenúa y trata tus cicatrices hoy mismo con los mejores consejos

Las marcas derivadas de intervenciones quirúrgicas o de accidentes traumáticos son las que más se busca corregir a nivel estético.

Las cicatrices son el resultado de cortes en la piel, de diferente naturaleza. Ahora bien, su presencia en el cuerpo no siempre es bien recibida por razones estéticas. De hecho, muchas mujeres no logran concebir siquiera el hecho de conservar una cicatriz y, en consecuencia, optan por ocultarlas, disimularlas o eliminarlas por completo mediante una técnica u otra.

Cuando el cuerpo experimenta una herida se activa un proceso en el cual el organismo procura que los tejidos se reparen. De esta forma, se pueden regenerar heridas, golpes o laceraciones  pequeñas. A este proceso se le denomina cicatrización y cuenta con varias fases. Gracias al mismo, la piel puede sanar tras un arañazo, golpe o cualquier otro tipo de rotura. Si bien es cierto que este proceso se activa de forma natural, muchas veces no basta, por sí solo, a la hora de sanar.

Aquellas cicatrices que resultan más evidentes a simple vista son las que más conflicto causan a las personas. De hecho, las cicatrices pueden influir negativamente tanto en la imagen personal y la autoestima, lo cual acarrea consigo otro tipo de consecuencias.

Imágenes integradas 1

El impacto de las cicatrices

Las cicatrices por cesáreas son muy comunes pero no las más aceptadas. Muchas mujeres desearían que no fueran tan evidentes y buscan la forma de atenuarlas o, incluso, borrarlas por completo. Por otra parte, muchas personas desearían que las marcas de quemaduras, cortes, huellas de acné no existiesen o simplemente fuesen menos llamativas. Evidentemente, más allá del aspecto físico y de las razones estéticas, hay una razón psicológica que subyace en el rechazo hacia una marca o cicatriz. Con frecuencia, el relato que hay detrás de las cicatrices no es agradable.

Afortunadamente, los avances de la medicina y el empleo de ciertos métodos tradicionales han permitido a las personas atenuar o borrar sus cicatrices. Por ello, tener la opción de paliar su presencia o de hacerlas desaparecer es una alternativa útil que debe estar al alcance de toda persona.

Cicatrices del acné

Hay cicatrices más o menos tenues. No es lo mismo, por ejemplo, esa marca de la operación del apéndice de la infancia que aquellas producto de una operación de varices o de la tiroides donde puede quedar a la vista una marca poco agradable.

Factores que influyen en el proceso de cicatrización

Si personas que cicatrizan mejor que otras. A veces, incluso tras una misma intervención quirúrgica, como puede ser una cesárea, hay mujeres que cicatrizan mejor y apenas quedan con una leve marca y otras, al contrario, quedan con señales más pronunciadas. ¿A qué se debe esto? Por lo general, se debe a factores como el tipo de piel, la ubicación de la cicatriz, el tipo de lesión, la edad o incluso el tipo de alimentación que llevemos influye en su mayor o menor evidencia.

No hay que olvidar que el elemento (proteína) que nos permite reparar la piel herida es el colágenoAsimismo, es interesante saber que el proceso de cicatrización dura entre 12 y 18 meses. No será por tanto hasta pasado algo más de un año cuando sepamos qué aspecto definitivo tendrá la cicatriz.

Los queloides y la cicatriz hipertrofiada de la cesárea 

Los queloides son cicatrices difíciles de sanar que son el resultado de quemaduras, de la varicela o de heridas quirúrgicas más profundas. Por otra parte, las cirugías abdominales o perineales, como es el caso de las cesáreas y las episiotomías, pueden derivar en la aparición de queloides. Estos son casos en los que el proceso de cicatrización deriva en una marca hipertrofiada como resultado de una cicatrización excesiva.

De interés: 10 cosas que solemos hacer y que suelen envejecer nuestra piel

Tratamientos naturales para las cicatrices

aloe vera

Aloe vera

  • El aloe vera tiene un efecto muy favorecedor para la piel. Ya sea para aliviar quemaduras o  atenuar cicatrices, sus propiedades hidratantes y regeneradoras favorecen la regeneración de la piel. Por esta razón, es uno de los elementos naturales más utilizados en el cuidado de la piel.
  • Su contenido en polisacáridos y la lignina ayuda a regenerar la piel, cuidar de su pH e hidratarla.

Aceite de rosa mosqueta

  • La rosa mosqueta es un tipo de arbusto espinoso con virtudes excepcionales para el tratamiento de estrías, cicatrices, quemaduras, piel seca, entre otros.
  • El aceite de rosa mosqueta favorece la renovación celular de cada una de las capas de la piel y además, median en la producción de colágeno y elastina.

Manteca de cacao

  • La manteca de cacao, al igual que el aceite de rosa mosqueta también es muy empleado en el cuidado de la piel. De hecho, constituye uno de los mejores tratamientos naturales para el tratamiento de las cicatrices.
  • La manteca de cacao es un gran hidratante, suaviza la piel cicatrizada y reduce, poco a poco, su rugosidad o escaramiento para devolverle gran parte de su elasticidad natural.

Reducir la presencia de cicatrices mediante técnicas especializadas

cicatriz-cesarea

Recurrir a centros especializados para el tratamiento de las cicatrices es una opción sencilla y ante todo efectiva que tenemos a nuestro alcance. En Multiestética, la comunidad líder en medicina y cirugía estética, se encuentran disponibles las mejores técnicas y especialistas para este fin. Tanto si se trata de cicatrices de origen traumático o si estas son el resultado de una intervención quirúrgica o de una quemadura, Multiestética brinda una respuesta personalizada en función del caso y las necesidades.

Las técnicas más comunes

  • La z-plastia, la cual reduce los cordones cicatriciales en el caso de cicatrices localizadas en articulaciones.
  • Con la lipoestructura, por ejemplo, se nivela la cicatriz hundida con el resto de la piel, consiguiendo que pase desapercibida.
  • La dermoabrasión se usa sobre todo para las cicatrices cutáneas y del acné, ya que difumina los bordes y los disimula.
  • El uso del láser es sin duda lo más común en este tipo de intervenciones, puesto que permite destruir el pigmento de la cicatriz y homogeneizar el color.
  • El ácido hialurónico, por su parte, facilita a su vez alisamiento de la cicatriz.

A la hora de tratar las cicatrices se dispone de varias opciones y estrategias. No importa dónde estén situadas o el tiempo que lleven en nuestra piel, lo importante es que podamos sentirnos bien y vernos bien ante el espejo. Y lo mejor es que esto puede ser posible con la ayuda integral de Multiestética.