Noviazgos entre los niños: cómo actuar en estas situaciones

Thady Carabaño · 24 diciembre, 2018
Es normal sentirse paralizado cuando los niños nos hablan de su primer amor infantil, pero es algo que debemos saber orientar. El noviazgo infantil ofrece una hermosa oportunidad para cimentar la confianza con tus hijos.

¿Te has quedado paralizado ante el comentario de uno de tus hijos: «tengo novio o novia»? Es posible que en ese momento sientas que tus piernas fallan y que puede venir algo similar a un desmayo. Sin embargo, los noviazgos entre los niños son normales y frecuentes.

Pero no te alarmes tanto que no es nada grave. Al contrario, es una gran oportunidad para el crecimiento emocional del niño y de vosotros como padres. Los niños vienen con un repertorio de aprendizaje para los padres.

Para asimilarlo, primero respira y luego sigue leyendo. Aquí te dejamos información sobre cómo actuar ante las situaciones que vienen. Los noviazgos entre los niños son uno de esos aprendizajes que brinda grandes oportunidades. Las preguntas fundamentales son: ¿cómo asumirlo? y ¿qué hacer?

Ante los noviazgos entre los niños: naturalidad

Niña con casco y rodilleras deja al lado la bicicleta para ayudar a levantarse a un niño en patines.

Es bueno no exagerar sobre el tema de los noviazgos entre los niños. Abordarlo de manera equivocada puede traer consecuencias emocionales futuras.

Escuchar de manera atenta lo que te tiene que decir es fundamental para trazar el “plan de vuelo” con este asunto. A continuación te presentamos una serie de recomendaciones para que actúes de forma adecuada ante los noviazgos entre los niños:

1. Orienta sobre el tema, evita eludirlo.

Los noviazgos entre los niños son iguales a la orientación paterna. ¿Por qué? Porque es un tema desconocido para los niños que solo los padres pueden definir, aclarar y encaminar. Eludir el tema no tiene sentido, por mucho que lo ignores, está ocurriendo.

Es posible que el niño o la niña te den la noticia de su “noviazgo” y resulta que piensan que sentarse al lado de su mejor amiga o amigo en el salón es «ser novios».

Es importante hacer saber a los hijos las diferencias entre amigos y novios. Hablar de noviazgos entre los niños te permitirá introducir temas sobre la sexualidad del niño. La ocasión será de mucha utilidad para establecer un referente para hablar con fluidez.

2. Mantén una observación constante.

Después de conversar con tu hijo y orientarlo sobre su noviazgo, debes estar en constante observación sin ser invasivo ni castrador. Por ejemplo, si el noviazgo trae problemas de atención o decaimiento en el niño, debes estar atento.

Hay que saber que está pasando en la escuela o en otro lugar donde se desenvuelva el noviazgo. La edad del niño o niña es determinante para saber hasta dónde observar y hasta qué punto vas a intervenir.

Quizá te interese: Fortalece las relaciones familiares.

3. Observa tu relación de pareja.

Niña escribiendo con bolígrafo en una libreta.

Los niños repiten lo que ven en casa. La relación de pareja que ven los niños en la casa siempre la traspasarán a su ecosistema de vida. Si papá y mamá tienen una relación de pareja sana, los pequeños querrán repetir lo mismo y ser “novios” de alguien.

Para los niños, la relación entre sus padres le genera sensaciones agradables que imitará. El ejemplo que des a tu niño sobre cómo llevas tu relación de pareja es la primera fuente de inspiración (o también de rechazo).

4. Genera confianza en el niño.

Asumir el noviazgo entre los niños con las orientaciones adecuadas dará como resultado una evolución emocional sana. Ello repercutirá en el desarrollo de un futuro adulto seguro y feliz.

El niño que tiene la posibilidad de comunicarle a sus padres que tiene una relación de noviazgo, sin que estos actúen de forma exagerada o desproporcionada, será un niño pleno que aprenda a confiar en sus padres porque es lo más natural.

Quizá te interese: Los niños y las redes sociales: qué peligros existen.

5. Propicia que quede un recuerdo hermoso.

Niña tumbada en el césped con una flor en la mano.

Los primeros amores traen siempre gratos recuerdos que generan bienestar. Es igual para los niños, por eso el tratamiento que se le dé al tema traerá consigo recuerdos hermosos cuando los niños llegan a ser adultos.

¿Recuerdas tu primer amor infantil? Seguro que el sentimiento y las sensaciones que sientes son hermosas, puesto que te retrotraen a tu infancia y te conecta con tu inocencia dormida. Nadie será mejor que mamá o papá para propiciar que quede ese hermoso recuerdo en los niños.

6. Deja que expresen sus sentimientos.

Como lo referimos, la confianza genera siempre buenos resultados sobre la autoestima de los pequeños. Así que permite que exprese sus sentimientos con libertad y pueda hacerte a ti parte de ello.

Recuerda que el noviazgo es un juego de exploración de los niños. Por ello es una etapa en la que los sentimientos están a flor de piel, ya que es un camino desconocido para ellos. Tómalos de la mano y entiende que esta dinámica tiene que ver con una simulación de lo que ven entre mamá y papá.

Reflexión final

Según aseguran psicólogos y pedagogos, los niños no tienen la capacidad de enamorarse hasta que llegan a la pubertad. Usa el noviazgo infantil para conocer más a tus hijos. Ese es el reto y la oportunidad que tienes a partir de la confesión infantil: «mamá tengo novio o novia».