Maneras no saludables de perder peso que deberías evitar

Jesus · 27 junio, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Fabián Avila el 22 febrero, 2019
Para perder peso de forma sana y equilibrada es muy importante consumir mucha fruta, mucha verdura, poca carne y mucho pescado y combinarlo con ejercicio físico y abundante agua

¿Conoces las maneras no saludables de perder peso? ¡Cuidado! Muchas personas lo ignoran por completo y exponen su salud. Si bien es necesario adoptar ciertas medidas para hacerle frente al sobrepeso, no todos los métodos son válidos si hablamos de bienestar.

Para nadie es un secreto que la mejor forma de combatir esas libras de más es adoptando una rutina de ejercicio regular y una buena dieta. Esta última debe estar compuesta por todos los grupos de nutrientes, en su justa medida. Sin embargo, algunas personas pasan por alto estas reglas.

Hay quienes, en su afán por lograr buenos resultados, adoptan regímenes estrictos que pueden causar graves efectos secundarios. Estos, inclusive, conducen a un efecto contrario, sobre todo cuando implican restringir demasiadas calorías y nutrientes de la dieta.

Maneras no saludables de perder peso: evítalas y logra resultados permanentes

Las maneras no saludables de perder peso se han extendido por todo el mundo. Aunque en muchas oportunidades se han advertido sus efectos posteriores, muchos las siguen considerando «efectivas» a la hora de adelgazar. ¿Por qué se deberían evitar?

En primer lugar hay que tener en cuenta que sus resultados no son permanentes y pueden acompañarse con problemas de salud. Dado que la pérdida de peso es muy rápida, hay altas probabilidades de recuperar esos kilos en poco tiempo. Además, en ciertos casos puede conducir a una deficiencia nutricional.

Entonces, para lograr una pérdida de peso estable y sin efectos indeseados, es fundamental seguir un plan acorde a cada necesidad, considerando factores como el estado de salud actual, la edad y los hábitos. Esto, por supuesto, puede ser evaluado por un profesional. Volviendo al tema principal, repasamos a continuación esas maneras no saludables de perder peso. ¡Evítalas!

Descubre: 7 consejos para perder barriga sin sufrimiento

Uso de laxantes

Se ha vuelto algo común recurrir a medicamentos laxantes para perder libras de manera bastante rápida. La gran desventaja de este método es que, si bien se pierde peso rápido al eliminar los líquidos y desechos que se almacenan en diferentes partes del cuerpo,  no se elimina la grasa acumulada.

En lugar de esto, los laxantes conducen a cuadros de deshidratación que ponen en riesgo el bienestar de todo el organismo. Además, pueden alterar el pH natural de la flora intestinal, generando graves consecuencias a nivel digestivo.

Pasar hambre

Una de las maneras erróneas de tratar de adelgazar es sometiéndose a regímenes alimentarios que incorporan largos ratos sin comer nada, o bien, suprimiendo algunos grupos de nutrientes. Esto no solo priva al cuerpo de sus principales fuentes de energía (carbohidratos y grasas), sino que minimiza la adecuada absorción de vitaminas y minerales.

Así pues, en lugar de generarle un bien al cuerpo, se desarrollan deficiencias nutricionales que pueden incidir en la fatiga y problemas metabólicos. Por supuesto, esto se convierte en un obstáculo para adelgazar de forma permanente, puesto que el organismo buscará nuevamente tener reservas de energía (efecto yo-yo).

Fumar para adelgazar

Fumar causa halitosis

No es necesario mencionar todos los efectos nocivos en la salud que produce el hábito de fumar. Aun así, muchas personas, especialmente las que han fumado previamente, recurren al fumado para adelgazar. En efecto, el fumado provoca que la ansiedad no se satisfaga con comida, por lo tanto puede incidir en la pérdida de peso.

Pero los problemas de salud que puede causar el fumado son tan contraproducentes, que este método queda completamente desechado. Es fundamental buscar ayuda para paliar el síndrome de abstinencia de forma segura y saludable.

Lee también: 6 consejos para perder peso sin hacer dietas estrictas

Bulimia

Por supuesto, uno de los errores más preocupantes, que además es un problema emocional serio, es recurrir a vomitar los alimentos recién ingeridos, con la intención de evitar que el cuerpo absorba las calorías contenidas en estas comidas.

Recuerda que si conoces a alguien que sufra de este trastorno, puedes ayudar a esa persona recordándole de los riesgos a los que se expone con este hábito y recomendándole buscar ayuda profesional. No tratar esta condición puede tener un desenlace fatal.

¿Buscas formas saludables y efectivas para bajar de peso? Tus necesidades pueden variar. Sin embargo, a nivel general basta con mejorar el estilo de vida, especialmente en lo que tiene que ver con la dieta. Tomar alimentos saludables y abundante agua puede contribuir a alcanzar el objetivo.

Imagen cortesía de Helga Weber.

  • Vanin, J. R., & Saylor, K. E. (1989). Laxative abuse: A hazardous habit for weight control. Journal of the American College Health Association. https://doi.org/10.1080/07448481.1989.9939064
  • Lacey, J. H., & Gibson, E. (1985). Does laxative abuse control body weight? A comparative study of purging and vomiting bulimics. Hum Nutr Appl Nutr.
  • Zamora Navarro, S., & PérezLlamas, F. (2013). Errors and myths in feeding and nutrition: Impact on the problems of obesity. Nutr Hosp. https://doi.org/10.3305/nh.2013.28.sup5.6922
  • Audrain-Mcgovern, J., & Benowitz, N. L. (2011). Cigarette smoking, nicotine, and body weight. Clinical Pharmacology and Therapeutics. https://doi.org/10.1038/clpt.2011.105
  • Chiolero, A., Faeh, D., Paccaud, F., & Cornuz, J. (2008). Consequences of smoking for body weight, body fat distribution, and insulin resistance. American Journal of Clinical Nutrition.
  • Gendall, K. A., Bulik, C. M., Sullivan, P. F., Joyce, P. R., Mcintosh, V. V., & Carter, F. A. (1999). Body weight in bulimia nervosa. Eating and Weight Disorders. https://doi.org/10.1007/BF03339730