¿Los productos para adelgazar son efectivos?

12 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Un 95 % de ellos han demostrado que no son eficaces. Hay que informarse bien y saber que nos quieren vender, ya que sí hay productos que pueden ayudar a adelgazar de forma sana, pero la mayoría no.

Los productos para adelgazar están obteniendo cada vez mas fama. En los últimos años, tanto los productos como los medicamentos indicados para adelgazar se han puesto muy de moda. Sin embargo, veremos como no podemos fiarnos de todo lo que nos quieren vender.

A pesar de ser un tópico, sin esfuerzo no hay resultados. Si quieres adelgazar y perder peso, plantéate un buen plan de dieta y haz ejercicio diario de forma moderada.

No obstante, sí es cierto que hay algunos productos para adelgazar que ayudan a conseguir el objetivo, pero por sí solos no. Por ello, cabe preguntarnos hasta qué punto estos productos para adelgazar realmente son efectivos y si merece la pena comprarlos.

Antes de nada, hay que distinguir entre dos tipos de productos para adelgazar que están en el mercado: los medicamentos para combatir la obesidad y los productos dietéticos.

Productos para adelgazar: medicamentos

Productos para adelgazar: midiéndose el abdomen y apuntando en una libreta junto con alimentos
Los medicamentos empleados para este fin emplean dos tipos de estrategias: saciedad y reducción de las grasas.

Los medicamentos para bajar de peso se utilizan bajo la prescripción de un médico. Se suelen recomendar en personas que padecer sobrepeso. Por lo general, se utilizan con el fin de ayudar el efecto saludable de llevar a cabo una dieta equilibrada y ejercicio físico.

El efecto de estos medicamentos puede ser diferente. Por un lado están los que provocan un gran efecto saciante, haciendo que las personas se sientan llenas con una sola pequeña cantidad de comida. Por otro lado, otro de los tipos hacen que el cuerpo tenga más dificultades para absorber las grasas de los alimentos.

A continuación veremos un ejemplo de cada tipo de medicamento. Recordar que estos fármacos solamente son útiles en combinación con una dieta baja en calorías y con actividad física regular.

Orlistat

Este medicamento deriva de la lisptatina, que actúa a nivel del estómago y del intestino provocando el bloqueo de las enzimas digestivas que rompen las grasas para su absorción. Al no poderse digerir previamente, estas se eliminan por las heces.

El problema de este medicamento es que también evita la absorción de ciertas vitaminas, por lo que seguramente el médico le recomiende tomar un suplemento vitamínico si le receta este fármaco.

Entre los efectos adversos que puede presentar este fármaco, aparte de la disminución de la absorción de vitaminas, son:

  • Diarrea.
  • Gases.
  • Incontinencia de heces grasas.

El orlistat también está disponible en una dosis más baja que no necesita receta médica. Este fármaco de venta libre se conoce bajo el nombre comercial de Alli®.

Lee también: Deficiencia de vitaminas y alimentos en los cuales podemos encontrarlas

Sibutramina

Mujer haciendo abdominales
El objetivo de este medicamento es aumentar la quema de grasas mediante un efecto estimulante del organismo.

Este fármaco combina el efecto saciante con la aceleración de la termogénesis, es decir, la velocidad del metabolismo basal. De esta forma, hace que se quemen más calorías.

Presenta una acción similar al de las anfetaminas pero con unos efectos más leves y, en principio, sin efectos del síndrome de abstinencia, aunque algunos consumidores de este fármaco dijeron tenerlo.

La sibutramina se ha dejado de vender en muchos países por sus efectos secundarios:

  • Dolores de cabeza.
  • Insomnio.
  • Boca seca.
  • Depresión.
  • Hipertensión.
  • Otros.

En definitiva, un estilo de vida saludable acompañado de una dieta equilibrada y ejercicio físico se ha comprobado que funciona a la hora de perder peso. Entonces, ¿hasta qué punto merece la pena tomar estos medicamentos con los efectos secundarios que acarrean?

Productos para adelgazar: sustancias dietéticas

Mujer tomando un té
En este grupo encontramos complementos naturales que ayudan al proceso natural de adelgazamiento.

Estos son otro tipo de productos para adelgazar que están cada vez más de moda. No obstante, un 95 % de ellos han demostrado que no son eficaces. Hay que informarse bien y saber que nos quieren vender, ya que sí hay productos que pueden ayudar a adelgazar de forma sana, pero la mayoría no.

Dentro de los productos dietéticos, los más utilizados son los diuréticos y laxantes, y los quemagrasas.

Entre los primeros se encuentran, por ejemplo, la leche de alpiste, infusiones de sen y las hojas de Aloe vera. Como su nombre indica, son productos diuréticos y laxantes, por lo que favorecerán la limpieza del organismo a la hora de eliminar toxinas y productos de desecho, pero no para adelgazar.

Quizás también te interesa leer: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

En cuanto a los productos para adelgazar que dicen ser quemagrasas se encuentran las sustancias que se extraen de las algas, la L-carnitina, leptina o del ácido linoleico conjugado.

Favorecen la formación del tejido muscular a la vez que reducen la formación de la grasa. Al igual que los anteriores, su consumo debe ir acompañado de actividad física y una dieta saludable.

En definitiva, lo único que te ayudará a perder peso es la fuerza de voluntad, que se verá reflejada a través de un estilo de vida saludable. Algunos de estos productos para adelgazar pueden ayudarte, pero no harán que adelgaces sin ningún tipo de esfuerzo.

  • Carbajal, A. (2013). Manual de Nutrición y Dietética. Departamento de Nutrición. Facultad de Farmacia. Universidad Complutense de Madrid.
  • Furman, B. L. (2011). Orlistat. In xPharm: The Comprehensive Pharmacology Reference. https://doi.org/10.1016/B978-008055232-3.62333-5
  • National Institutes of Health. (2017). Suplementos dietéticos para adelgazar.