Los 8 mejores alimentos para dormir tranquilamente

Yamila Papa Pintor · 22 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 18 enero, 2019
¿Sabías que la comida también puede influir a la hora de no poder conciliar el sueño? Procura consumir alimentos naturales y saludables y evita las comidas pesadas por la noche.

Si estás teniendo problemas para conciliar el sueño por las noches quizás se deba a que estás consumiendo una cena demasiado pesada o que tu dieta no es del todo saludable. Por eso, en este artículo te contaremos cuáles son los mejores alimentos para dormir mejor.

Determina si sufres un desequilibrio del sueño

Si solo en una ocasión no has podido pegar ojo en toda la noche no debes alarmarte. Sin embargo, si este episodio se repite a diario quizás estés sufriendo insomnio.

Esta condición se caracteriza por no poder dormir en toda la noche o bien tardar mucho tiempo desde que te acuestas hasta que, por fin, concilias el sueño.

En la mayoría de los casos el insomnio está causado por el estrés, los nervios y la ansiedad; también por los problemas personales y hasta por lo que comemos.

Insomnio (2)

¿Qué alimentos te pueden ayudar a dormir mejor?

1. Comida rica en proteínas

Las comidas ricas en proteínas son uno de los mejores alimentos para dormir mejor, ya que te hacen sentir satisfecho sin necesidad de comer demasiado.

Así, no tendrás que llenar el plato y consumir cenas copiosas. Dentro de este grupo recomendamos:

  • Frutas frescas.
  • Queso.
  • Huevos.
  • Chocolate caliente.

2. Pavo

La carne de pavo es rica en triptófano, una sustancia que produce saciedad en seguida. Pero, además, tiene la capacidad de ayudarnos a dormir profunda y tranquilamente.

Come una porción de esta carne acompañada de verduras varias veces a la semana y notarás la diferencia.

3. Agua

Agua

No olvides hidratar tu cuerpo todo el día, pero sobre todo por las noches. Antes de acostarte bebe un buen vaso de agua templada.

Si hace frío lo puedes hacer en forma de té de hierbas, por ejemplo (no de café, refrescos o zumos industriales).

4. Plátano

Tiene dos nutrientes muy importantes que actúan como somníferos naturales: la melatonina y el ya nombrado triptófano. Además, aporta magnesio, que alivia las tensiones físicas.

Comer un plátano de postre hace que el cerebro de la orden al cuerpo de que es hora de dormir.

5. Miel

Uso-de-la-miel-como-antibiotico

Una taza de leche tibia con una cucharada de miel para endulzar es un excelente remedio para dormir plácidamente. Reduce los niveles de una hormona llamada orexina, cuyo trabajo es activar el estado de vigilia.

Por lo tanto si está reducida podremos dormir casi al instante.

6. Harina de avena

Es rica en fibras y, si se come caliente, es un aliciente para el estómago. Podrás dormir sin problemas si cenas avena. También puedes consumir un tazón de leche tibia disuelta con este alimento una hora antes de irte a la cama.

¡Apenas cierres los ojos quedarás “planchado”!

7. Manzanilla

Manzanilla estomago

Bebe cada noche antes de dormir una taza de té de manzanilla. Puedes elaborarla de la siguiente manera:

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (15 g).
  • 1 taza de agua caliente (250 g).

Preparación

  • Hierve ambos unos minutos, deja reposar tapado, cuela y bebe endulzado con una cucharadita de miel.
  • Relaja la mente y el cuerpo, y permite que los músculos descansen.

8. Pan integral

Una rebanada de pan permite liberar insulina del organismo. Viaja por el torrente sanguíneo, llega a la sangre y produce serotonina: una sustancia que elimina la depresión y el estado de alerta.

Podrás dormir sin problemas por las noches. ¡Ni te imaginas si lo untas con un poco de miel!

¿Qué puedo cenar para evitar el insomnio?

Más allá de los alimentos para dormir mejor mencionados antes también es bueno que tengas menúes que contengan los nutrientes necesarios para saciar el apetito y al mismo tiempo reduzcan tu ansiedad o estrés.

El resultado será más que satisfactorio porque dormirás bien, tu cuerpo recargará energías durante la noche, tu sistema inmune estará fortalecido y mucho más. Algunas ideas de cenas para dormir son las siguientes.

Pasta con mix de verduras

Ingredientes

  • 300 gramos de pasta.
  • 1 patata.
  • 2 zanahorias.
  • 1 tomate.
  • ¼ col.
  • 1 brócoli.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • El zumo de 1 limón.
  • Salsa de tomate al gusto.

Preparación

  • Pela las zanahorias y la patata y córtalas en cubos. Trocea también el tomate, el brócoli y la col.
  • Calienta agua en otro cazo y, una vez rompa el hervor, cocina todas las verduras durante unos 15 minutos.
  • Cuece la pasta con agua y sal hasta que esté al dente (unos 10 minutos).
  • Cuando todo se haya cocido, échalo en una sartén con aceite y añade la salsa de tomate.
  • A los 6 minutos vierte el zumo de limón y adereza al gusto.
  • Si quieres, puedes espolvorear un poco de queso parmesano rallado.

Ver también: Las mejores verduras diuréticas y laxantes: ¡Descúbrelas!

Macedonia de frutas y queso

Ingredientes

  • 1 manzana.
  • 4 rodajas de melón.
  • 4 rodajas de sandía.
  • 1 kiwi.
  • 1 naranja.
  • 4 rodaja de papaya.
  • 4 rodajas de piña.
  • 100 g de queso cottage (requesón).
  • 4 cucharadas de miel (100 g).

Preparación

  • Lava y corta las frutas en rodajas.
  • Coloca en un plato de manera aleatoria.
  • Pon el queso en el centro y por último vierte la miel.
  • Puedes llevar a la nevera unos minutos antes de servir.

Esperamos que pruebes todos estos alimentos para dormir mejor. Aunque, te recomendamos que acudas a tu médico de confianza para que pueda darte una solución más adecuada para tu caso.

  • Cano Romero, Juan Fernando, & Diago García, Johanna. (2005). Insomnio: enfoque diagnóstico y terapéutico. Iatreia18(1), 60-70. Retrieved January 16, 2019, from http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0121-07932005000100005&lng=en&tlng=es.
  • Carrillo-Mora, Paul, Ramírez-Peris, Jimena, & Magaña-Vázquez, Katia. (2013). Neurobiología del sueño y su importancia: antología para el estudiante universitario. Revista de la Facultad de Medicina (México)56(4), 5-15. Recuperado en 16 de enero de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0026-17422013000400002&lng=es&tlng=es.
  • de Agustín, P., & María, J. (1979). El sueño y el insomnio. Arbor103(402), 207.
  • Prospéro-García, Oscar, Méndez Díaz, Mónica, Alvarado Capuleño, Ilia, Pérez Morales, Marcel, López Juárez, Jehú, & Ruiz Contreras, Alejandra E.. (2013). Inteligencia para la alimentación: alimentación para la inteligencia. Salud mental36(2), 109-113. Recuperado en 16 de enero de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252013000200002&lng=es&tlng=es.
  • Puerto, M., Rivero, D., Sansores, L., Gamboa, L., & Sarabia, L. (2015). SOMNOLENCIA, HÁBITOS DE SUEÑO Y USO DE REDES SOCIALES EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS. Enseñanza e Investigación en Psicología20(2).