Las señales que nos brindan las manos

Yamila Papa 9 junio, 2015
Para evitar que nuestras manos se deterioren es muy importante hidratarlas frecuentemente. Para obtener mejores resultados puedes utilizar vaselina o aceite de oliva

Las mismas manos que acarician, que trabajan, que cocinan y que hacen todo tipo de actividades pueden estar pidiendo a gritos un poco de protección y cariño. No hace falta ser adivino para darse cuenta de lo que están queriendo decir, solo hay que prestar un poco de atención.

Puedes demostrar muchas cosas con tus manos, desde tu actitud a tu edad, pasando por otras cuestiones más específicas, como ansiedad, preocupación, mucho trabajo, etc.

Las manos, más sensibles de lo que creemos

Son las que nos ayudan a hacer todo en nuestra vida personal y también laboral. Entonces, ¿por qué las descuidamos tanto? Son nuestra mejor carta de presentación y no solo por ello debemos cuidarlas, sino porque son más sensibles de lo que pensamos.

Por ejemplo, en el caso de las amas de casa, los quehaceres diarios terminarán arruinando sus manos si no usan guantes para protegerse de los productos químicos o del contacto permanente con el agua.

Las mujeres que trabajan en una oficina puede que se arreglen un poco más las uñas, pero no por ello están cuidando las manos como corresponde (además, seguramente, al llegar a casa, se dediquen a las tareas domésticas usando detergentes, jabones, desinfectantes y demás productos que dañan la piel).

Con el correr del tiempo, a su vez, las manos se van deteriorando y envejeciendo, sobre todo si nunca las hemos cuidado ni colocado crema. Las arrugas no son la única señal de que estamos cumpliendo años, sino también las manchas o pecas que van apareciendo.

Manos-cansadas

Si sientes las manos ásperas, si no te crecen las uñas, si las huellas dactilares están percudidas o muy manchadas, es momento de que pongas “manos a la obra” (nunca mejor dicho) para revertir la situación.

Dermatitis en las manos, el primer síntoma

La dermatitis es una complicación muy habitual en las manos debido a que, como se ha dicho antes, están en contacto con todo tipo de sustancias nocivas para la piel.

¿Cuáles son los síntomas más comunes de esta afección?

  • Comezón
  • Hinchazón
  • Enrojecimiento
  • Resequedad
  • Descamación
  • Rugosidad
  • Grietas
  • Dolor
Dermatitis

¿Cómo evitar los signos de maltrato en las manos?

Si padeces algunos de los síntomas indicados antes, sería bueno que comenzaras a cuidar tus manos. ¿Cómo? Presta atención a estos consejos:

  • Usa guantes para todas las labores domésticas y también para bañarte (o en cualquier caso que las manos tengan contacto con el agua y los artículos limpiadores), que sean de algodón blanco que permiten una mayor respiración de la piel, evitan que se irriten las manos y no permiten que entren en contacto con el agua.
  • No utilices detergentes que contengan blanqueadores ópticos (los que se usan para blanquear la ropa).
  • Elimina de tu rutina de limpieza elementos muy potentes como la lejía, que no solo causa irritación, sino también quemaduras si no se protegen bien las manos al usarla.
  • Evita los cambios de temperatura demasiado bruscos, tanto en el invierno al salir a la calle sin guantes como al usar el agua muy caliente en la ducha o para lavar los platos.
  • Al lavarte las manos, usa jabones neutros, es decir, sin perfumes, azufre o alquitrán, ya que estos rompen el pH natural de la piel. También recuerda no usar agua muy caliente y secarte con una toalla de algodón, sin restregar mucho… ¡Y sécate entre los dedos!
Cuida-tus-manos

Evita la manipulación de cualquier elemento de limpieza sin usar guantes

  • Exfolia las manos una vez a la semana con productos específicos o con recetas naturales (la avena, el azúcar y el café son excelentes opciones). Así eliminarás las células muertas y tendrás la piel más suave y joven. No olvides aplicar una crema humectante tras este tratamiento y no usar ningún producto químico ese día.
  • Sumerge las manos en aceite de oliva para regenerar la piel e hidratar la zona. Otras opciones son el aceite de almendras o el de rosa mosqueta.
  • Usa vaselina para que tus manos queden hermosas. Este elemento tan versátil y que no debe faltar en el hogar es imprescindible para la salud de la piel. Aplica todas las noches antes de ir a dormir una cantidad generosa. Ponte guantes de algodón y deja que actúe hasta el día siguiente. Por la mañana sentirás tus manos realmente suaves.
  • Abrígalas cuando hace frío en invierno, con guantes o mitones. No las coloques muy cerca de la estufa, pero no olvides mantenerlas calientes.
  • Cuando haga calor y vayas a la playa o a la montaña de vacaciones, recuerda aplicar un buen factor de protección a tus manos. Mucho mejor si es un bloqueador solar, para evitar el envejecimiento prematuro y las manchas pero, sobre todas las cosas, el melanoma o cáncer de piel.
  • No uses productos de salón como champú, tintes, lociones, desodorantes, etc.
  • No dudes en ir a un SPA de manos de vez en cuando. Muchos salones de belleza ofrecen diversas alternativas y tratamientos que te ayudarán a tenerlas bonitas.
  • Arregla tus uñas, límalas, manténlas pintadas y en buen estado, no te las comas ni uses para abrir latas, quitar adhesivos, etc.

Ponte crema humectante varias veces al día

Crema-para-manos

3 tratamientos de SPA para tus manos

Quizás te animas a hacerlos en casa o prefieres ir a un instituto de belleza. ¡Es tu decisión! Eso sí, no puedes es dejar de probarlos. Te encantarán:

Colágeno

Los tratamientos que usan colágeno caliente están indicados para las personas que tienen la piel de las manos muy arrugadas, con poca elasticidad y resecas, con poca hidratación. Les aporta una dosis de este nutriente de manera externa y se combina con esencias, lociones y aceites que aportan muchos beneficios.

Vino

La vinoterapia se usa con muchos fines, y uno de ellos es mejorar el aspecto de las manos. Se obtienen todos los beneficios de esta bebida, pero aprovechados de manera tópica. Perfecto para regenerar, hidratar y proteger la piel. Se complementa con exfoliación y humectación.

Parafina

Este tratamiento es adecuado para las pieles muy resecas, agrietadas, descamadas y maltratadas. Se colocan las manos en un recipiente con una sustancia espesa que luego se seca. Se dejan unos minutos, se retira con agua templada y después se aplica una crema humectante.

Tratamiento-para-manos