¿Las nueces protegen nuestro corazón?

Maria · 21 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 27 mayo, 2019
Son los aceites vegetales los responsables de proteger el corazón. Esto se debe a que este elemento es rico en ácido oleico, como el aceite de oliva, pero también contienen otros, como el ácido linoleico y el ácido alfa-linoleico (ácidos omega 3).

Las nueces, como todos los frutos secos, son alimentos muy nutritivos y buenos para nuestra salud. Los alimentos naturales son fundamentales como parte de una buena dieta saludable.

Además, lo que ocurre con las nueces es que son consideradas un superalimento, ya que tienen extraordinarias propiedades nutricionales. Se oye hablar sobre su importante acción protectora sobre el corazón y el sistema circulatorio, pero ¿de verdad las nueces pueden ejercer esta función?

A continuación, analizamos las propiedades de las nueces para nuestra salud en general, y en particular para nuestro sistema cardiovascular, metabolismo, sistema inmune y capacidad cognitiva.

Propiedades nutricionales de las nueces

Son los aceites vegetales los responsables de proteger el corazón. Esto se debe a que este elemento es rico en ácido oleico, como el aceite de oliva, pero también contienen otros, como el ácido linoleico y el ácido alfa-linoleico (ácidos omega 3).

Todos ellos ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre, sobre todo los de LDL-colesterol (colesterol “malo”). Haciendo, por tanto,  que el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como infarto o angina de pecho, disminuya considerablemente. También, previene la formación de trombos y coágulos.

Si a todo esto le sumamos la capacidad de disminuir la tensión arterial gracias al aporte de minerales, y reducir y estabilizar en parámetros normales los niveles de azúcar en sangre, convertimos a las nueces en un complemento ideal para nuestro corazón.

Así lo demostró un reciente estudio de Harvard. En el mismo se afirmó como la incorporación de nueces en la dieta mejoró el perfil de lípidos en la sangre sin afectar negativamente el peso corporal o la presión arterial.

Independientemente, es importante tener en cuenta que en todo caso, las nueces son un complemento bueno en la dieta que puede ayudar a combatir y prevenir estos problemas, pero nunca podrán curar enfermedades de gravedad de forma directa. Por ello, en todo caso, es importante realizar revisiones periódicas al médico y controlar cualquier posible afección del corazón de la mano de un especialista.

Por supuesto, como mencionábamos, el consumo habitual de nueces puede ayudar.

¿De qué se componen las nueces?

Las nueces contienen lo siguiente:

  • Vitamina E, con un alto poder antioxidante y antienvejecimiento
  • Potasio: un mineral que sirve para desarrollar la musculatura, producir proteínas y mejorar la actividad eléctrica cardíaca
  • Ácidos grados poliinsaturados como el Omega-3, que favorece el sistema cardiovascular
  • Magnesio, elemento esencial para favorecer el metabolismo
  • Fibra: ayuda a reducir el índice glucémico y a favorecer el tránsito intestinal
  • Vitaminas del grupo B: que favorecen el sistema nervioso y revitalizan el estado de ánimo
  • Fósforo: Ideal para fortalecer los huesos y la memoria
  • Hierro: previene la anemia y mejora el rendimiento del organismo
  • Zinc: Para estimular el sistema inmune y potenciar la actividad sexual en hombres

Tal vez te interese: Descubre los beneficios del omega-3

Otras propiedades de las nueces

Puedes aprovechar los beneficios de las nueces comiendo una pequeña cantidad diaria. Puede ser suficiente de 20 a 50 gramos, según estatura, constitución y sexo. Por ejemplo, son un buen sustitutivo de otros alimentos ultraprocesados que suelen consumirse entre horas para aliviar el hambre.

Las nueces, como explicábamos anteriormente, contienen grasas saludables, que aportan un extra de energía sin efectos secundarios.

De este modo, las nueces ayudan a reducir el colesterol gracias al Omega-3 y también ayudan a prevenir el envejecimiento. Así lo demostraba un estudio realizado por The Journal of Nutrition

Su contenido en triptófano y vitamina B6 no solo ayuda a combatir y prevenir la depresión leve, tal como se indica en un estudio realizado recientemente por la Universidad de California, también ayudan a conciliar el sueño.

Por último, destaca su capacidad para saciar con mayor rapidez. Por lo que ayudan a controlar la sensación de hambre entre horas mucho mejor que otros productos procesados.

No te vayas sin leer: Vitaminas del complejo B: los alimentos que las aportan

  • Ros, E. (2010). Health benefits of nut consumption. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu2070652
  • Vadivel, V., Kunyanga, C. N., & Biesalski, H. K. (2012). Health benefits of nut consumption with special reference to body weight control. Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.nut.2012.01.004
  • Sabaté, J., & Wien, M. (2010). Nuts, blood lipids and cardiovascular disease. Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition.
  • Blomhoff, R., Carlsen, M. H., Andersen, L. F., & Jacobs, D. R. (2006). Health benefits of nuts: Potential role of antioxidants. British Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1017/BJN20061864