Hemisferios cerebrales y personalidad: ¿un mito?

Sebastián Castaño · 24 noviembre, 2013
Hoy en día, gracias a las redes sociales y a la necesidad de consumir la información rápidamente, muchos mitos proliferan. ¿Es uno de ellos la relación entre hemisferio y personalidad?

Hasta hace algunos años, se creía que existía una relación entre los hemisferios cerebrales y la personalidad. Así, en líneas generales, se afirmaba que si una persona »desarrollaba» más un hemisferio que el otro, tendría más facilidades para las ciencias o para las artes.

Por tanto, las personas se podían clasificar en »artísticas» y »científicas». A cada grupo se le atribuía una serie de características y, como es posible intuir, no había un punto medio.

Características para cada uno de los hemisferios cerebrales

  • Hemisferio derecho: está asociado a la creatividad, la intuición, las pasiones, el arte, las emociones y los sentimientos. Por ende, las personas artísticas, sensibles, detallistas pertenecen a este grupo.
  • Hemisferio izquierdo: está asociado a la lógica, el orden, las ciencias, la capacidad de reflexión, análisis y el control. Por tanto, las personas prácticas y organizadas pertenecen a este grupo.
Hemisferios cerebrales y personalidad, ¿mito o realidad?

En función de esto, también se establecía una relación entre lo »objetivo» y lo »subjetivo»; entendiéndose el primero como algo frío y calculador y lo segundo como algo emocional, sensible. Por ende, se establecían generalizaciones tales como:

  • »Las personas que tienen el lado derecho del cerebro más desarrollado, tienen mucha más inteligencia emocional que las personas que tienen el lado izquierdo desarrollado».
  • »Las personas artísticas, por su tipo de desarrollo hemisférico, tienden a ser más subjetivas y emocionales». Entre otras muchas afirmaciones por el estilo.

Ahora, ¿qué dice la ciencia de todo esto? ¿En verdad existe una relación entre los hemisferios cerebrales y la personalidad? ¿Qué tan fácil ha sido la labor de investigación para averiguarlo? Veámoslo a continuación.

El trabajo de los científicos

En la Universidad de Utah, un grupo de científicos especializados en Neurociencia, liderados por Jeff Anderson, decidieron realizar un experimento. Tomaron a una amplia muestra de personas y realizaron varios escaneos cerebrales. Esto permitió demostrar que no existe evidencia que pruebe la predominancia de un hemisferio del cerebro sobre el otro.

El estudio liderado por Anderson se basó en el uso de la Resonancia Magnética Funcional (conocida como RMF). Este examen permitió analizar la actividad cerebral en reposo y encontrar así una correlación entre las regiones del cerebro, que fue dividido en 7000 zonas.

Examinando las regiones cerebrales más lateralizadas y buscando conexiones y combinaciones, los científicos llegaron a la conclusión de que, si existiese una conexión que se lateralice hacia la izquierda, también debería existir una conexión totalmente lateralizada hacia la derecha; provocando así “parejas contrarias” de conexiones.

Uno de los datos que pueden destacarse del estudio es que, aunque el lenguaje se localice en el izquierdo y el centro de atención en el derecho; esto no quiere decir que las personas tengan una red neuronal mayormente derecha o izquierda.

Se llegó a estudiar 1011 personas y sus respectivos escáneres cerebrales y no se encontró ninguna relación entre los hemisferios y la personalidad.

Al final del experimento, la tan arraigada teoría de la predominancia de un hemisferio cerebral sobre el otro terminó por desacreditarse.

La conclusión de Anderson

Anderson concluyó que, al no haber detectado patrones que dejen en evidencia que un hemisferio tenga mayor gobierno que otro sobre la red neuronal, lo más probable es que las personalidades no tengan relación alguna con la actividad o conexión entre los hemisferios.

Sin duda alguna, el experimento permitió poner en duda aquellas afirmaciones de que la personalidad de las personas tenía como fundamento el desarrollo de uno de los hemisferios cerebrales. Y con el tiempo, otros investigadores confirmaron que, en efecto, la relación entre los hemisferios cerebrales y la personalidad, no era más que un mito. 

Así que ya sabes, la próxima vez que te preguntes por qué posees buenas habilidades en matemáticas o en artes, probablemente debas atribuir tus destrezas a tus propios gustos o a entornos sociales, ya que, “neurocientíficamente hablando”, parece que los hemisferios de tu cerebro no tienen nada que ver con eso.

  • Navarro, C. (2013). Hemisferios cerebrales y personalidad: ¿un mito se derrumba? La mente es maravillosa [En línea] Disponible en: https://lamenteesmaravillosa.com/los-hemisferios-del-cerebro-un-mito-se-derrumba/
  • Romero, J. El mito del hemisferio derecho del cerebro y la creatividad. Arte, Individuo y Sociedad. 1996. Nº8. Servicio de Publicaciones. Universidad Complutense, Madrid. [En línea] Disponible en: https://revistas.ucm.es/index.php/ARIS/article/viewFile/ARIS9696110099A/5998
  • Bowden EM, Jung-Beeman M. Aha! Insight experience correlates with solution activation in the right hemisphere. Psychon Bull Rev. 2003;10(3):730-737. doi:10.3758/BF0319653
  • Resonancia magnética funcional (RMF): Principios y aplicaciones en neuropsicología y neurociencias cognitivas. Revista Neuropiscología Latinoamericana. 2012. 4 (2): 36- 50. [En línea] Disponible en: http://neuropsicolatina.org/index.php/Neuropsicologia_Latinoamericana/article/viewFile/103/81