¿Existe un tipo de alimentación para los niños con TDAH?

20 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la médico Maricela Jiménez López
El menor debe llevar una dieta sana y equilibrada, en la que abunden los alimentos orgánicos saludables. Es recomendable evitar aquellos que contengan aditivos o colorantes, ya que pueden aumentar la hiperactividad del niño

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH afecta a la conducta e interfiere en el rendimiento intelectual del niño;puede también presentar síntomas como trastornos del sueño, depresión y problemas de relación entre otros.

En el tratamiento del TDAH, la alimentación puede jugar un papel importante, ya que puede ayudar a disminuir los síntomas.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS

Elige una dieta natural y saludable, que  incluya frutas y verduras frescas, cereales integrales naturales, carnes orgánicas y productos lácteos, legumbres,  cereales integrales y frutos secos. Los suplementos, como los ácidos grasos esenciales, vitaminas del complejo B, C, D y E, minerales como magnesio, hierro y zinc, y coenzima Q 10,  esenciales para mantener una función saludable del cerebro.

La dieta puede ser un factor importante en el tratamiento del TDAH, por lo que son aconsejables los alimentos orgánicos saludables, es decir aquellos que no presentan aditivos ni contaminantes.

Los especialistas suelen indicar que los niños con TDAH tomen un suplemento de Omega-3, ya que este afecta a la función cerebral; que se toman en forma de cápsulas de aceite de pescado. Puedes encontrar Omega-3 en el pescado azul; yema de huevo; frutas, como la piña y la fresas; algas marinas; frutos secos, como las almendras y las nueces;  vegetales, como el pepino, coles, coles de Bruselas, espinacas, soja y lechuga entre otros, y en especial las semillas de lino.

Aumenta la fibra de la dieta,  para mantener los niveles de azúcar en la sangre; elige cereales integrales, verduras y legumbres.

Los alimentos ricos en proteínas también pueden estabilizar los niveles de glucosa, como pollo, leche, queso, huevos, cereales integrales  y yogur.

ALIMENTOS PERJUDICIALES

Evita  los aditivos, colorantes y aquellos alimentos con pesticidas, que pueden afectar a la concentración del pequeño y aumentar la hiperactividad en algunos niños.

Cobra gran importancia limitar los alimentos procesados ​​y precocinadas, ya que están llenos de conservantes y colorantes artificiales, que pueden afectar negativamente a un niño con TDAH; también es bueno evitarlas grasas hidrogenadas,  trans, fritos o carnes procesadas, las cuales deben de ser eliminadas.

Es recomendable eliminar de la dieta, los alimentos que contienen azúcar moreno, jarabe de maíz, glucosa, dextrosa, fructosa y galactosa, y los edulcorantes artificiales como el aspartamo.

Muchos niños con este trastorno presentan sensibilidad al gluten, por lo que también puede ser recomendable evitar los alimentos realizados a base de trigo, cebada, centeno y avena, o que presentan trazas de los mismos.

En conclusión

Una dieta equilibrada debería ser un requisito para cualquier niño; pero más aún cuando hablamos de niños con algún tipo de trastorno o necesidad especial, como puede ser un niño con TDAH.

Es importante que estos niños tengan un horario organizado de comidas, así como un menú equilibrado y variado.Hay que vigilar que los niños coman y se hidraten correctamente. En ocasiones, la medicación les provoca una disminución del apetito que hay que controlar también. De todas formas, lo mejor que puedes hacer es consultar con su médico sobre las mejores opciones para el niño, dado que una dieta por sí sola no funcionará como tratamiento del TDAH.

Imagen cortesía de shisuka25