El embarazo múltiple: síntomas más frecuentes

Andrea Flores · 23 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 30 noviembre, 2018
Hoy en día el embarazo múltiple es cada vez más frecuente debido a las técnicas de reproducción asistida. Siempre es un embarazo de alto riesgo.

El embarazo múltiple se define como la gestación en la que hay varios embriones implantados. Lo más frecuente es que se trate de mellizos, es decir, dos óvulos fecundados por dos espermatozoides distintos. Son hermanos que nacen a la vez y se desarrollan en bolsas amnióticas distintas. A veces se les denomina dicigóticos. No hay que confundirlo con el embarazo gemelar donde un solo óvulo es fecundado por un espermatozoide, y posteriormente el cigoto se divide en dos dando lugar a dos fetos dentro de la misma bolsa. En este caso, se les denominaría monocigóticos.

Estos son los casos más frecuentes de embarazo múltiple. No obstante, pueden darse condiciones más raras en las que en vez de haber dos fetos hay más. Son casos excepcionales de manera natural, pero últimamente gracias a la introducción de las técnicas de fecundación in vitro han aumentado. Asimismo, existen numerosos factores de riesgo o condiciones que aumentan la probabilidad de desarrollar un embarazo múltiple. Además de los tratamiento de fertilidad podemos citar la predisposición genética, la edad o haber presentado un embarazo en el pasado.

¿Cuáles son los riesgos de un embarazo múltiple?

En los últimos años, se ha producido un aumento de los embarazos múltiples con las técnicas de reproducción asistida. Sin embargo, cualquier embarazo múltiple se considera un embarazo de alto riesgoEsto se explica dado que la probabilidad de que se produzcan complicaciones a lo largo del período gestacional aumenta considerablemente. Por ejemplo, es necesario vigilar el peso de los fetos puesto que a menudo no llegan a los estándares mínimos. Además, la placenta tiene que trabajar a mayor capacidad y esto se ve reflejado en la clínica como partos prematuros donde la placenta todavía es funcional y no ha envejecido.

El hecho de que los embarazos múltiples generalmente se resuelvan en un parto prematuro significa que los fetos tienen un tamaño menor que si llegasen a término. Esto facilita el parto por vía natural. Pero generalmente no es relevante dado que se opta por la cesárea para evitar las vueltas de cordón. Hay que tener cuidado con los partos prematuros dado que los bebés no se han terminado de formar. A veces es necesario provocar el parto antes de lo previsto, en este caso se opta por administrar corticoides a la madre para que ayuden a completar la madurez pulmonar.

Descubre: Lo que hay que saber sobre los miomas en el útero y embarazo

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo múltiple?

Embarazo múltiple.
Un embarazo múltiple es siempre un embarazo de riesgo por tener mayor número de complicaciones.

Por otra parte, el equipo de especialistas ha llevado a cabo investigaciones para evaluar los efectos de un embarazo múltiple. De esta manera, en comparación con los embarazos en los que sólo se desarrolla un feto, los síntomas suelen ser más intensos.

Quizá te interese: Madres vegetarianas: qué comer durante el embarazo

Gracias a las investigaciones en el campo, los expertos suponen que se debe al aumento de la producción de hormonas. Es decir, se produce más cantidad porque se están desarrollando varios fetos. Por norma general, las señales de un embarazo múltiple que puede presentar la paciente son:

  • Náuseas y vómitos. Se trata de un síntoma característico de la gestación y suele tener lugar por las mañanas. En este caso, las náuseas son más intensas y se repiten con más frecuencia.
  • Fatiga, cansancio, falta de apetito o debilidad general. También es posible que el sujeto desarrolle somnolencia a lo largo del día. Por tanto, el equipo médico correspondiente le recomendará la suspensión de actividades físicas intensas y un reposo moderado. Así, la madre podrá recuperar parte de sus energías y descansar de forma adecuada.
  • Aumento de peso en un periodo de tiempo reducido. Esta condición no se debe solamente al aumento de apetito o las ganas de comer. De esta manera, se encuentra relacionado con el aumento de peso y desarrollo de los fetos. También influye la preparación del cuerpo de la madre para albergar a los bebés. Por ejemplo, se produce un aumento del tamaño del útero, de la cantidad de sangre, etc.
  • Dolor o molestias en los pechos.
  • Aumento de la necesidad de micción o de orinar. Es muy común que a medida que se desarrolle la gestación, se incrementen las ganas de acudir al baño debido a la presión que ejerce la placenta sobre los órganos.

Esperamos que este artículo le haya resuelto de utilidad y resuelto alguna duda sobre el tema. Por otra parte, no dude en acudir a su centro médico más cercano para informarse sobre las características del embarazo múltiple.