Educación en casa: cuándo hay que optar por ella

Ángel Rodríguez · 28 marzo, 2019
La educación en casa no es para todos. Es una decisión compleja que requiere conocer bien todas sus aristas.

La educación en casa o homeschooling es una alternativa que cada vez tiene más adeptos entre los padres, que ven en ella una oportunidad de educar a sus hijos fuera de las aulas y un entorno escolar que por alguna razón consideran inadecuado.

Sin embargo, la educación en casa no representa solo un cambio en la formación académica de los hijos, es también un estilo de vida diferente, lleno de exigencias y nuevas responsabilidades que los padres deben estar dispuestos y capacitados para asumir.

Después de todo, el futuro y la preparación de los pequeños dependerá de si reciben una educación apropiada y competitiva para afrontar los retos que enfrentarán al crecer.

Aspectos de la educación en casa

Niños corriendo al salir de la escuela
No todos los países contemplan la posibilidad de educar desde casa o sistemas de convalidaciones.

La educación en casa necesita una gran disposición de tiempo y dedicación por parte de los padres. También representa un gasto económico adicional, ya que los recursos disponibles para hacer homeschooling apropiadamente no son gratuitos.

Finalmente, es necesario conocer las leyes educativas de cada país. Si bien en algunos la educación en casa está regulada por la legislación educativa oficial, en otros hay más flexibilidad y en algunos está prohibida.

También es importante conocer los sistemas de convalidaciones. Hay países que permiten tomar los exámenes de grado mensuales o anuales a los niños que estudian en casa, otros no dan este reconocimiento.

También hay países en los que para hacer estudios superiores aceptan un examen de ingreso sin título escolar, pero muchos requieren títulos escolares convencionales o tienen que ser convalidados.

Razones para escoger la educación en casa

Son varias las razones por la que los padres escogen la educación en casa. Aquí explicamos las principales.

Mal ambiente escolar

Niño triste en la escuela
El acoso escolar es una de las principales razones por las que se elige este tipo de educación.

El Departamento de Educación de Estados Unidos condujo una encuesta que encontró que la principal razón de los padres que han escogido el homeschooling es su preocupación por el ambiente escolar. Para el 90 % de los encuestados ese fue un factor que de alguna manera influyó para salir del sistema escolar regular.

El bullying o abuso escolar es una gran preocupación para los padres. Desde el daño físico hasta la intimidación psicológica, este es un problema común en las escuelas. Las víctimas del bullying pierden la autoestima, pueden tener graves consecuencias en las calificaciones y llegan a sufrir de depresión.

Una forma pasiva del bullying es la marginación social. Quienes la sufren no son atacados directamente, pero encuentran dificultad para hacer amigos e integrarse a grupos. En esos casos los efectos en el niño son los mismos que en el bulliying.

Te puede interesar: 6 consejos para enfrentar el bullying o manoteo

Problemas físicos

Aunque la mayoría de las escuelas están en capacidad de recibir y servir a niños con discapacidades físicas, algunos padres se sienten más cómodos al utilizar la educación en casa para poder atender las necesidades específicas de su hijo o, incluso, para evitar las dificultades de traslado.

Dificultades de aprendizaje

También, en este caso, las escuelas regulares tienen recursos y maestros preparados para enseñar a niños con discapacidades de aprendizaje, como pueden ser el síndrome de Down o el autismo.

No obstante, hay padres que prefieren hacerse cargo del cuidado y educación de sus hijos en estos casos. Existen recursos especializados para orientar a los padres que deciden hacerse cargo de la educación de sus hijos en estos casos.

Insatisfacción con el sistema educativo

Niño angustiado lleno de libros: Educación en casa
La insatisfacción con la calidad del sistema educativo puede fomentar este tipo de decisiones.

Hay padres que consideran que la educación impartida en las escuelas públicas no es la más adecuada. Quienes piensan así ven varios problemas en la educación regular.

  • Sobrepoblación en las aulas.
  • Exceso de tareas.
  • Déficit de maestros de calidad.
  • Consideran más efectiva la educación personalizada.

Lee también: Niños superdotados: pros y contras de ser superdotado

Dedicación a otra actividad

Estudiantes con talentos especiales en determinadas áreas, como los deportes o artes, suelen tener horarios muy exigentes e incluso viajes constantes. En esos casos, la educación en casa es una buena alternativa para que continúen su educación académica.

Mudanzas o reposos prolongados

A veces la educación en casa es una opción temporal a situaciones especiales, como un cambio de ciudad o la necesidad de reposos en casa por alguna enfermedad. En estos casos, el homeschooling es una forma de mantenerse al día con las clases de la escuela.

Creencias religiosas o valores familiares

Está es otra razón por lo que los padres escogen la educación en casa. Si bien existen colegios religiosos de diferentes denominaciones, hay quienes consideran que estos y otros valores son mejores impartidos dentro del seno familiar.

Pros y contras a tener en cuenta

Niños en clases
Existen una gran cantidad de factores que estudiar para contemplar el tipo de educación que recibirán nuestros hijos.

Ventajas de la educación en casa

  • Mayor involucración de los padres.
  • Mayor interrelación con los hijos.
  • Se transmiten los valores familiares.
  • Horarios de enseñanza flexibles.
  • No hay abusos.
  • Se puede optar por un ritmo más rápido o más lento según las necesidades individuales.
  • Posibilidad de enfocarse más en las áreas de interés individual.
  • Dedicación individual.
  • Menos distracciones durante las horas de enseñanza.

Problemas de la educación en casa

  • Menos tiempo disponible para los padres.
  • Los padres tienen que prepararse para cumplir los objetivos académicos.
  • Aumenta el estrés y la fatiga de los padres.
  • Mayor gasto económico y posiblemente menos ingreso, ya que puede evitar que uno de los padres trabaje.
  • No es convalidada en algunos países para proseguir estudios superiores.
  • Menos actividad y experiencia social de los niños.
  • No se disponen de todos los recursos escolares, como laboratorios, gimnasios, etc.
  • No hay reconocimiento público por los logros.

Finalmente, antes de considerar la educación en casa debes tener en cuenta todos estos factores para asegurar que tu hijo reciba la formación académica y social que puede aprovechar en las escuelas. Infórmate y considera la opción más relevante.