Disfunción sexual en la diabetes en hombres y mujeres

Victoria Blázquez · 9 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 9 abril, 2019
Las personas con diabetes pueden sufrir daños en los nervios y vasos sanguíneos pequeños, por ello, son más propensas a desarrollar problemas sexuales.

Los picos de glucemia que se producen en la diabetes afectan directamente a los nervios y los vasos sanguíneos. Como consecuencia, aparecen complicaciones asociadas que pueden manifestarse también en la zona genital. Así, puede ser frecuente la disfunción sexual en la diabetes, tanto en hombres como en mujeres.

Esto se debe a que la respuesta del organismo a los estímulos sexuales está orquestada por la acción del sistema nervioso y el aumento del flujo sanguíneo. Conoce más acerca de estos efectos en el siguiente artículo que presentamos. 

Disfunción sexual en la diabetes: Hombres

Disfunción eréctil

Hombre pensativo sentado en la cama mientras su mujer le mira preocupada: disfunción sexual en la diabetes
Un descontrol de la glucosa puede afectar significativamente a la sensibilidad y a la erección del pene.

El problema sexual que es más susceptible de desarrollarse en hombres diabéticos es la disfunción eréctil. Esta se define como la incapacidad permanente y repetida para alcanzar la erección tras la estimulación sexual. Este problema afecta a la mitad de hombres entre los 40 y 70 años sean o no diabéticos.

En la parte superior del pene, encima de la uretra, se encuentran unas estructuras llamadas cuerpos cavernosos. Ante los estímulos sexuales, se relajan para permitir que entre la sangre, el pene se expanda y se produzca la erección. Cualquier alteración en las partes implicadas en este proceso, pueden dar lugar a la disfunción eréctil.

La diabetes puede influir en el desarrollo de este problema sexual de diferentes maneras:

  • Impidiendo la llegada de suficiente flujo sanguíneo a los genitales por el bloqueo de arterias.
  • Produciendo una alteración en los nervios y la sensibilidad del pene.
  • Dando lugar a problemas de retención de sangre en los cuerpos cavernosos, por incapacidad para comprimir las venas adyacentes.

El paciente deberá informar a su médico del problema y este considerará la opción de aplicar fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil. En ocasiones, ser más estricto con los niveles de azúcar en sangre suele ser suficiente para prevenir lesiones en los nervios y los vasos sanguíneos.

Leer más: Tratamiento de la disfunción eréctil

Disfunción sexual en la diabetes: Mujeres

La sexualidad femenina está mucho menos estudiada que la masculina, por tanto no hay estudios suficientes que confirmen que las mujeres diabéticas son más propensas a desarrollar disfunciones sexuales. No obstante, los problemas que vamos a mencionar pueden estar relacionados con el daño en los nervios y vasos sanguíneos.

1. Lubricación insuficiente

Mujer con una interrogación en la zona íntima
En la diabetes, es frecuente la falta de lubricación, lo que afecta directamente a la satisfacción en las relaciones sexuales.

Es el problema más común en mujeres diabéticas y consiste en una lubricación insuficiente de la zona genital junto con una falta de expansión vaginal. Esto da lugar a una incorrecta preparación para el acto sexual, que puede producir dolor e irritación.

La diabetes puede estar relacionada con esta disfunción, ya que los altos niveles de azúcar en sangre producen sequedad y deshidratación, en definitiva, dificultad para lubrificar de manera suficiente.

2. Disminución de la libido

El deseo es la primera fase de la respuesta sexual y la que da lugar a la excitación y al orgasmo. Por tanto, su ausencia imposibilita el desarrollo de una relación sexual satisfactoria. La hiperglucemia puede ocasionar cansancio intenso, lo que puede llevar a las mujeres diabéticas a experimentar una bajada de la libido.

3.Vaginismo

Mujer preocupada con hombre detrás
Al combinarse la falta de lubricación con el aumento de la sensibilidad, las relaciones sexuales pueden volverse incómodas o dolorosas.

Es una disfunción sexual caracterizada por la contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico, provocando el cierre total o parcial de la vagina. Así, el vaginismo provoca rechazo a la penetración porque esta resulta dolorosa.

En la mayor parte de los casos, se debe a una falta de lubricación, pero su origen también puede estar relacionado con un aumento de la sensibilidad vaginal, que a su vez, puede estar producida por una neuropatía sensitiva.

Leer más: Tipos de anorgasmia femenina y posibles soluciones

4. Anorgasmia: disfunción sexual en la diabetes

La anorgasmia es la incapacidad para alcanzar el orgasmo después de una correcta estimulación sexual. La diabetes no es una causa directa de esta disfunción, pero si está relacionada con la falta de deseo y la falta de lubricación. Ambas situaciones dan lugar a insatisfacción o incluso dolor, lo que imposibilita llegar al clímax.

A parte de las difunciones mencionadas, la hiperglucemia supone un mayor riesgo y frecuencia de padecer infecciones vaginales. Estas producen secreciones anormales, dolor, picor y sensibilidad en la zona vaginal, dificultando las relaciones sexuales.

  • Hatzimouratidis, K., & Hatzichristou, D. (2009). Erectile dysfunction and diabetes mellitus. Insulin. https://doi.org/10.1016/S1557-0843(09)80020-1
  • Rozhivanov, R. V., Melnichenko, G. A., Suntsov, Y. I., & Kalinchenko, S. Y. (2006). Erectile dysfunction in patients with diabetes mellitus. Endokrinologya.
  • Clayton, A. H., & Valladares Juarez, E. M. (2017). Female Sexual Dysfunction. Psychiatric Clinics of North America. https://doi.org/10.1016/j.psc.2017.01.004