Dieta para la gota: recomendaciones y prohibiciones

Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado
8 marzo, 2019
Las personas que padecen esta enfermedad y siguen una dieta para la gota también necesitan tomar medicamentos para controlar el dolor y reducir los niveles de ácido úrico.

Una dieta para la gota puede ayudar a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre. La dieta para la gota no cura la enfermedad. Sin embargo, puede reducir el riesgo de ataques de gota recurrentes y dolorosos, y podría reducir la progresión del daño en las articulaciones.

Las personas que padecen esta enfermedad y siguen una dieta para la gota también necesitan tomar medicamentos para controlar el dolor y reducir los niveles de ácido úrico. En este artículo te mostraremos las recomendaciones y prohibiciones para mejorar esta condición.

¿Qué es la gota?

Representación de pie con enfermedad de gota
La precipitación de cristales de ácido úrico en las articulaciones produce dolores intensos y la denominada enfermedad de la gota.

La gota es uno de los trastornos metabólicos más comunes y una forma dolorosa de artritis. Se produce por el aumento de ácido úrico en sangre, lo que se conoce como hiperuricemia.

No suele presentar sintomatología previa, pese a que puede llegar a depositarse en las articulaciones dando lugar a inflamaciones realmente dolorosas que pueden ir acompañadas de fiebre.

El ácido úrico se produce cuando el cuerpo descompone unas sustancias químicas llamadas purinas. Las purinas se producen en el cuerpo de manera natural, pero también se encuentran en ciertos alimentos. El ácido úrico se elimina a través de la orina.

Para evitar los ataques de gota, o al menos hacer que el daño a las articulaciones se ralentice, se puede recurrir a determinados alimentos como un método para reducir los elevados niveles de ácido úrico en el organismo.

Lee también: Síntomas y tratamientos para la gota

Factores a tener en cuenta en una dieta para la gota

Médico con un vote de orina
Podemos consumir alimentos que favorezcan la eliminación de ácido úrico para reducir su presencia en la sangre.

La dieta específica para reducir los niveles de ácido úrico en sangre debe ir enfocada a controlar 3 factores principales:

1.El pH de la orina: Es importante intentar realizar una dieta basificante o alcalinizante para conseguir cambiar ligeramente el pH de la orina y favorecer la eliminación. Esto se consigue principalmente:

    • Potenciando el consumo de alimentos basificantes como verdura, patata, fruta, boniato, ensaladas.
    • Evitando el consumo de alimentos ricos en sal y su adición en las preparaciones culinarias caseras.
    • Evitar por completo el consumo de alcohol, incluyendo la cerveza y el vino.

2.La ingesta de purinas: Hay que vigilar los alimentos que se consumen y también su preparación. Cuando hervimos un alimento que contiene purinas gran parte de estas pasan al agua de cocción. Por lo tanto es una buena manera de reducir el contenido en purinas de los alimentos pero se deben evitar los caldos.

3.La ingesta de fructosa: La fructosa, una vez asimilada por el organismo, se metaboliza en xantina, una purina que finalmente pasará a ácido úrico. Por esta razón se recomienda realizar el consumo de únicamente 1 pieza de fruta al día y elegir las que contengan menor cantidad de fructosa.

Alimentos permitidos

  • Proteínas. Consume principalmente carne roja y de ave magra, lácteos con bajo contenido graso y lentejas como fuentes de proteínas.
  • Hidratos de carbono complejos. Come más verduras y cereales integrales, que aporten hidratos de carbono complejos.
  • Vitamina C. Algunos estudios evidencian que puede ayudar a disminuir los niveles de ácido úrico. Consulta con el médico si correspondería incorporar un suplemento de vitamina C de 500 miligramos a tu plan de medicamentos y alimentación.
  • Café. Algunas investigaciones sugieren que se podría asociar el consumo moderado de café a un menor riesgo de gota. Es posible que beber café no sea adecuado si tienes otras afecciones médicas. Consulta con el médico qué cantidad de café puedes consumir.
  • Cerezas. Existe evidencia de que comer cerezas está asociado a un menor riesgo de ataques de gota.

Lee también: La gota, 12 remedios naturales para combatirla

Alimentos no permitidos

Jarra de cerveza y mano rechazándola
Las bebidas alcohólicas favorecen la presencia de purinas y ácido úrico, desencadenando los ataques de gota.
  • Carnes de órganos y glándulas. Evita carnes como el hígado, el riñón y las mollejas, que tienen un alto contenido de purinas y contribuyen al aumento de los niveles de ácido úrico en sangre.
  • Carne roja. Limita el tamaño de las porciones de carne de vaca, cordero y cerdo.
  • Mariscos. Algunos tipos de mariscos y pescados (como las anchoas, los crustáceos, las sardinas y el atún) tienen un mayor contenido en purinas que otros. Sin embargo, los beneficios generales para la salud de comer pescado pueden superar los riesgos para las personas con gota.
  • Verduras con alto contenido de purinas. Según han demostrado diversos estudios, las verduras con alto contenido de purinas, como espárragos y espinaca, no aumentan el riesgo de gota ni los ataques de gota recurrentes.
  • Bebidas alcohólicas. Se asocia el consumo de cerveza y de licores destilados con un mayor riesgo de gota y de ataques recurrentes. El consumo moderado de vino no parece aumentar el riesgo de ataques de gota. Evita el consumo de bebidas alcohólicas durante los ataques de gota y limita el consumo, especialmente de cerveza.
  • Alimentos y bebidas azucaradas. Limita o evita los alimentos azucarados, como los cereales endulzados, los productos de panadería y las golosinas. Limita el consumo de jugos de fruta naturalmente dulces.

Por último…

Seguir una dieta para la gota puede ayudar a limitar la producción de ácido úrico y aumentar su eliminación. Si bien, es probable que no baste con hacer una dieta para bajar la concentración de ácido úrico en la sangre a fin de tratar la gota sin medicación, la dieta puede ayudar a disminuir la cantidad de ataques y moderar su gravedad.

  • Álvarez-Lario, Bonifacio, & Alonso-Valdivielso, J. L.. (2014). Hiperuricemia y gota: el papel de la dieta. Nutrición Hospitalaria29(4), 760-770. https://dx.doi.org/10.3305/nh.2014.29.4.7196
  • Fellet, A. J., De Oliveira Aires Pinto, E., Barbosa, L. F., Afonso, A. F., & Soares, G. F. (2013). Gota. Revista Brasileira de Medicina. https://doi.org/10.1016/S1286-935X(17)87224-5
  • González, A. (2003). MANEJO DE LA GOTA : Revisión. Revista de Posgrado de La VIa Cátedra de Medicina. https://doi.org/10.1080/135048599353177
  • Hyon K Choi, Karen Atkinson, Elizabeth W Karlson, Walter Willett, Gary Curhan. Alcohol intake and risk of incident gout in men: a prospective study, Issue 9417, 2004, ISSN 0140-6736,
    https://doi.org/10.1016/S0140-6736(04)16000-5.