¿En qué consiste la sinestesia?

Los dolores de cabeza conocidos como cefalea pueden ser de 4 tipos diferentes. Hoy descubriremos sus características y formas de tratamiento.

Por definición, la sinestesia es la característica que define a personas que poseen la capacidad casi única de mezclar los sentidos. Es decir, la posibilidad de percibir un mismo objeto o cosa a través de sentidos diferentes. De hecho, el origen del concepto de sinestesia proviene de las palabras griegas traducidas como “junto” y “sensación”.

La sinestesia es una característica que presenta muchas formas. A quien le afecta, bien puede sentir un sabor en su boca cuando pronuncia una palabra, que ver los sonidos de diferentes colores.

Esta característica tan particular, generalmente se desarrolla durante la primera infancia. Los profesionales han estimado que entre el 2 y el 5% de la población presenta experiencias sinestésicas.

Así mismo, se considera que la herencia genética cobra importancia en el desarrollo de esta característica. Principalmente, porque es sabido que estas experiencias se han presentado desde hace más de un siglo en las mismas familias.

Actualmente, los investigadores del Instituto Max Planck de Psicolingüística y la Universidad de Cambridge han desarrollado un estudio acerca de los genes que pueden causar esta singularidad.

Estudio actualizado de la sinestesia

Como se ha mencionado anteriormente, la sinestesia es la visualización de una sensación subjetiva propia de un sentido, que es determinada por otra sensación, que afecta a un sentido diferente.

Esta serie de sensaciones suelen ser muy comunes en niños pequeños, tal como explica Juan Lupiáñez, investigador del departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granda. Esto es así porque en las primeras etapas de la vida, el cerebro establece una serie de fuertes conexiones entre los sentidos.

Es importante tener en cuenta que el número de casos en los que los niños más pequeños experimentan síntomas de sinestesia, es bastante elevado. El investigador Juan Lupiáñez explica este concepto basándose en una conectividad pronunciada al nacer entre las distintas áreas sensoriales.

Estas áreas, según va madurando la persona, empiezan a desaparecer. De este modo, cada una se especializa en un procesamiento sensorial específico. En el caso de las personas que presentan sinestesia, sin embargo, estas áreas no desaparecen progresivamente sino que evolucionan. Incluso en la edad adulta.

Descubre: Estimulación en los bebés: aprender a activar los sentidos

Modalidades de sinestesia

La sinestesia no se presenta de forma única entre todos los que la desarrollan. En determinados estudios se han reconocido hasta 80 variedades diferentes. Entre estos tipos se pueden descubrir gran variedad de conexiones entre los sentidos.

De este modo, debe quedar claro que no todas las personas sinestésicas perciben lo mismo. La variedad de combinaciones es de gran amplitud. Entre las más relevantes, destacan las siguientes.

  • Léxico gustativa. Que consiste en poder desarrollar el sabor en las palabras.
  • Grafema color. En este caso, la persona sinestésica asocia letras y números a colores, así como puede humanizar los números o emparejar sonidos agudos o graves con rasgos de la personalidad.

Es importante mencionar que todas estas percepciones no tienen por qué responder a las leyes de la lógica. En determinados casos, sin embargo, la sinestesia se desarrolla si alguno de los sentidos se encuentra dañado. Esto es lo que técnicamente se denomina “colores marcianos”.

El fenómeno se originó debido a una persona que nació con daltonismo. Aunque no era capaz de ver, en el significado habitual de la palabra, explicó en distintas sesiones con especialistas que veía colores alienígenas.

sinestesia

Del mismo modo, la sinestesia también puede aparecer a consecuencia de ciertos efectos producidos por drogas. La mescalina, por ejemplo, o el ácido lisérgico, son algunas de las sustancias que pueden causarlo. Cuando estas drogas son las que desarrollan los efectos, las experiencias no son metafóricas, sino percepciones reales.

Descubre: Estimulación sensorial: los sentidos que nos dan placer sexual

La sinestesia en el día a día

Existe un gran número de personas que han podido experimentar versiones leves y esporádicas similares a la sinestesia. Sin embargo, para que pueda considerarse que la persona presenta sinestesia, estas percepciones tienen que ser involuntarias, automáticas e incontrolables.

Independientemente, ciertos profesionales asocian la sinestesia a una mejor memoria. Esto es debido a que, para un mismo contenido mental, la persona sinestésica dispone de un mayor número de vías de acceso.

De hecho, debido a que un gran número de artistas ha podido disfrutar de esta distorsión cognitiva, los neurólogos se preguntan si además existirá cierta relación de la sinestesia con la creatividad.

Se considera que los sinestésicos destacan en el área de cognición creativa. Esto quiere decir que son más hábiles trazando asociaciones tangenciales y originales.