La convivencia en pareja

21 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Muchas parejas temen vivir juntas porque saben que tendrán que ceder una porción de sus espacios personales. Sin embargo, no todas las convivencias deben ser complicadas. Te damos algunos consejos.

Vivir en pareja es un paso importante para toda relación sentimental. Esta permite evolucionar y conectarse de una forma más profunda con la otra persona. Sin embargo, la convivencia en pareja no siempre es sencilla y puede tardar años en alcanzar un equilibrio. 

Entonces, ¿qué debemos tener en cuenta para que la convivencia sea exitosa? Son muchos los consejos que podemos encontrar, pero siempre será mejor seguir aquellos que estén avalados por expertos. Veamos en detalle cuáles son.

Cómo tener una convivencia en pareja exitosa

Son bien conocidos los reveses que puede atravesar una relación, especialmente cuando sus miembros comienzan a compartir parte de sus rutinas. Sin embargo, también hay opciones que permiten que dicha convivencia sea armoniosa.

La experta en citas y relaciones de pareja, Tracey Cox, ya ha comentado la cantidad de relaciones que se disuelven, debido a que no trabajan como un equipo, imposibilitando así la convivencia.

Además, el psicoterapeuta Divid Richo –en su texto Cómo mantener las relaciones estables y duraderas, también ha enfatizado uno de los errores más comunes en los que incurren las parejas: tratar de cambiar al otro. Es decir, no aceptar a la otra persona, sino intentar por todos los medios de que el uno sea una réplica del otro.

Sin embargo, más allá de esto, nos encontramos con otros componentes claves para una convivencia en pareja sana. ¿Los identificas en tu pareja? Si no es así, es momento de ponerlos en práctica.

Te puede interesar: Vacaciones en pareja: ¿qué hacer para no discutir?

Ir a la cama juntos

Pareja besándose en la cama
Ir a la cama juntos es uno de los determinantes para la convivencia en pareja. Esto propicia tanto momentos de intimidad como de comunicación.

Tal vez parezca algo sin sentido, pero la verdad es que ir a la cama al mismo tiempo permite que la pareja comparta un poco de afecto, una vez que ya están en reposo de todas las actividades diarias.

Convertir esto en una rutina también permite que, una vez relajados, puedan tocar algunos temas importantes para la relación, siempre y cuando el cansancio no sea predominante.

Compartir las tareas

Algunas parejas suelen tener problemas porque esperan que, de forma intuitiva, el otro haga algunas tareas en el hogar. Para evitar estas discusiones, lo mejor es planificar o repartirse las tareas para el resto de la semana e irse turnando.

Huir de la monotonía

Muchas parejas empiezan a detestar la idea de vivir juntas porque se sienten aburridos o sin actividades para divertirse. En este caso, se recomienda que piensen en una lista de cosas entretenidas, que a ambos les gusten, y a las que puedan recurrir cuando tengan tiempo libre. La convivencia en pareja puede ser divertida si ambos lo deciden.

También puedes leer: 6 detalles con la pareja para no caer en la monotonía

Estar a solas

No todas las reuniones, viajes y demás actividades tienen que ser en compañía de amistades o de familiares. Pues caerían de igual modo en el aburrimiento al final del día. Las parejas deben compartir momentos gratos a solas y disfrutar de ello.

Evitar las quejas

Las parejas también deben evitar ser tóxicas. Está bien contar alguna dificultad que tuvieron en el trabajo, o un mal momento que pasaron, pero luego deben soltar eso, y simplemente ver una película juntos en el sofá.

Al fin y al cabo, para eso están, para hacer de su convivencia un nido de amor, de estabilidad y de ternura frente a los problemas del mundo. Pongan en práctica algunos consejos para abandonar las quejas y que su vida mejore.

Halaga a tu pareja

Aunque parece algo evidente, muchas parejas olvidan hacerlo. Pero esta es una práctica común del noviazgo que no se debe abandonar. Las parejas deben continuar diciéndose palabras afectuosas, aun cuando ya estén viviendo juntas. Unas sencillas palabras para lisonjear al otro miembro de la pareja pueden hacer una gran diferencia en su estado de ánimo durante el resto del día.

Ten presente a tu pareja

Enviar un mensaje para mejorar la convivencia en pareja
Un mensaje o llamada inesperados pueden ser la forma perfecta de recordar a la otra persona cuán importante es. Si quieres mejorar tu convivencia en pareja, no lo pases por alto.

No se trata de ir al trabajo y volverse a ver en la noche, o al final de la tarde, cuando ambos lleguen cansados, sino de hacerle una llamada de un minuto para recordarle que le amas. Incluso, basta con enviarle una imagen inspiradora a través de alguna red social. Lo más importante es demostrar afecto en esos momentos que menos se esperan.

Tengan límites en los espacios

Evita ahogar a tu pareja, o que él te haga esto a ti. Todos necesitamos espacios personales para poder crecer y compartir con otras personas. No es obligatorio comer juntos todo el tiempo, ni hacer todas las actividades al mismo momento. Respetar el espacio personal de cada uno es indispensable para la salud emocional en la pareja.

Siguiendo estos consejos podrán mejorar la convivencia en pareja. Sobre todas las cosas, recuerden mirar hacia el futuro con optimismo y anhelo de continuar compartiendo.

Si alguna vez consideran que necesitan ayuda extra, porque sienten amor el uno por el otro y desean que su relación continúe, acudan con un especialista y superen las adversidades juntos, ¡como un equipo!

  • Alberdi, I. (2004). “Parejas y formas de convivencia de la juventud. Revista de Estudios de Juventud.
  • Instituto Nacional de Estadistica. (2014). Las formas de la convivencia. In Cifras.
  • López Doblas, J. (2018). Formas de convivencia de las personas mayores / Living Arrangements among the Elderly. Revista Española de Investigaciones Sociológicas. https://doi.org/10.5477/cis/reis.161.23
  • Ruiz Becerril, D. (2001). Relaciones de pareja. Revista de Educación (Madrid).