Reducir la presión arterial sin medicamentos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 22 enero, 2019
Mario Laguarda · 23 enero, 2019
El aumento del estrés, las situaciones conflictivas y el ritmo acelerado de la vida, pueden producir descontrol en el metabolismo. Conviene saber, entonces, cómo reducir la presión arterial para que no se dañe al corazón.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para padecer y morir como consecuencia de un evento cardiovascular de forma prematura. Es también la segunda causa de discapacidad en el mundo. El aumento del estrés, las situaciones conflictivas y el ritmo acelerado de la vida, pueden producir descontrol en el metabolismo. Conviene saber, entonces, cómo reducir la presión arterial sin medicamentos, creando unos hábitos saludables que nos ayuden a nuestra salud cardiovascular.

La presión arterial alta es una patología que requiere de mucho cuidado. De no tratarse, podría desencadenar un problema mayor, como un ataque cardiaco, conflictos en el sistema cardiovascular e, incluso, la muerte. Este problema de salud requiere atención médica. También existen formas naturales de controlar el problema, sin tener que recurrir al uso de medicamentos. 

Las personas que sufren de presión arterial alta deben ser conscientes de que necesitan modificar su estilo de vida. Sobre todo, debe mantener un estilo de vida más sano, que les ayude a prevenir, retrasar o controlar este problema de salud. En esta ocasión, te vamos a dar una serie de recomendaciones que puedes tener en cuenta para reducir la presión arterial sin medicamentos.

1. Preparar tus propias comidas bajas en sodio o sin sal

Este es un consejo primordial, ya que la sal contiene un alto porcentaje de sodio. Este ingrediente, que comúnmente utilizamos en la cocina, puede causar retención de líquidos y hacer que la sangre tenga mayor volumen.

Si esto llegara a ocurrir, el corazón tendría que latir más fuerte para movilizar ese exceso de volumen por todo el cuerpo. Esto provoca que la presión arterial suba. Ten en cuenta que la sal no solo está presente en nuestra cocina o nuestra mesa. También está presente en muchos alimentos que se venden en el mercado.

Quizá te interese: Tips para reducir el consumo de sal

2. Evitar los productos procesados y la comida chatarra

Comida basura: fritos, hamburguesas, pizza, etc.
Las grasas y el exceso de sal están muy presentes en la comida procesada.

Los alimentos procesados y la llamada «comida chatarra» tienen entre sus ingredientes una gran cantidad de sodio y grasas trans. Este tipo de alimentos no suelen ser saludables y están cargados de una gran cantidad de químicos que pueden afectar el organismo de muchas maneras.

Si te hubieran diagnosticado ya presión arterial alta, lo mejor será que evites el consumo de estos productos. Entre ellos, se encuentran los enlatados, las carnes embutidas, los aderezos y salsas, o productos de panadería. Realizar una buena alimentación con alimentos ricos en fibras, vitaminas y minerales es la mejor alternativa para reducir la presión arterial sin medicamentos.

3. Hacer ejercicio regularmente ayuda a reducir la presión arterial

Está comprobado que hacer ejercicio físico regularmente, entre 30 minutos y 1 hora, puede reducir la presión arterial sin medicamentos de 4 mm a 9 mm de mercurio. Los resultados son inmediatos. El ejercicio mejora la salud de muchas formas. En este caso, es clave para controlar nuestro metabolismo.

Los ejercicios constituyen un método de prevención y también son altamente recomendados para aquellos que sufren de este problema. Es fundamental consultar previamente a un médico especialista antes de iniciar una rutina continuada. De ser posible, conviene contar siempre con la supervisión de un entrenador para saber si hay que limitar algún tipo de ejercicio.

4. Aportes de alimentos naturales

Existen diferentes remedios naturales que pueden ayudarte a reducir la presión arterial sin medicamentos con excelentes resultados. Para consumirlos es importante consultar al médico, especialmente si ya se está siguiendo algún tipo de tratamiento farmacológico. Varios estudios científicos han demostrado que la presión arterial se puede reducir con cambios en la alimentación y en los hábitos. He aquí algunos de esos alimentos:

  • Coenzima Q10, presente en el pescado junto con ácidos grasos omega-3 y omega-6
  • Ajo
  • Curcumina procedente de la cúrcuma
  • Jengibre
  • Cayena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nueces y frutos secos
  • Espino blanco, en infusiones tiene efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular
  • Minerales como el magnesio y el cromo

Para más info: Los mejores alimentos para combatir la hipertensión arterial

5. Dejar de fumar

Los estimulantes del cigarrillo pueden empeorar la patología significativamente y hacen aún más complicado el problema. Este hábito tan dañino para el organismo puede empeorar a las personas con presión arterial alta. Las consecuencias para su salud cardiovascular podrían llegar a ser realmente muy graves. No es fácil dejar de fumar, pero tampoco imposible. Con voluntad y alguna ayuda, es posible dejar atrás ese mal hábito.

6. Bajar de peso

Mujer pesándose con cara de susto.
La obesidad influye notablemente en el progreso de la hipertensión arterial.

Las personas que sufren de sobrepeso u obesidad están sobrecargando a su corazón. Esto les está provocando con probabilidad, un énfasis patológico. Tener un peso equilibrado y saludable ayuda considerablemente a mejorar la autoestima. Ello, por otro lado, es clave para reducir la presión arterial y mejorar muestra salud. Si es tu caso, lo ideal será que adoptes hábitos de vida más saludables o solicitar ayudar profesional para bajar de peso.

7. Disminuir el estrés y la ansiedad

Aunque no se tenga demasiada conciencia de esto, lo cierto es que el estrés y la ansiedad son precursores de esta y otras enfermedades. En muchas ocasiones, es muy difícil controlar este tipo de emociones. A menudo, tenemos complicaciones que nos llevan a estresarnos con frecuencia y a tener problemas de angustia y ansiedad.

Sin embargo, existen varias formas de tratarlos con el fin de llevar un estilo de vida más sano. Trata de tomarte un tiempo para descansar, meditar o hacer algún tipo de actividad que te genere placer. Estas claves te ayudarán a lidiar con el estrés y así no será un problema para la salud.

Si tienes hipertensión o riesgo de sufrirlo lo mejor es que desarrolles un estilo de vida saludable y adaptado, que te permita disfrutar sin estrés de una alimentación saludable y equilibrada. Junto con una mayor actividad física diaria conseguirás reducir la presión arterial sin medicamentos.