Consejos para tener un cambio mental positivo

Raquel Lemos Rodríguez · 17 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Silvia Martín Repullo el 28 noviembre, 2018
¿Quieres tener un cambio mental positivo? Ser más optimista y tener una visión de la vida más alentadora mejorará tu forma de experimentar la vida.

¿Quieres tener un cambio mental positivo? Entonces te animamos a que leas este artículo. En él encontrarás una serie de consejos que te ayudarán a conseguir este objetivo.

Lograr un cambio mental positivo es algo bueno, aunque a veces parezca difícil. Tenemos una nociva tendencia a ser pesimistas y a tener un diálogo interior con nosotros mismos completamente negativo. Esto no nos beneficia para nada.

Los consejos que a continuación exponemos te ayudarán a tener un cambio mental positivo. Sus consecuencias, beneficiosas para ti, se manifestarán en varios ámbitos de tu vida.

Aprende a expresar gratitud

Cambio mental positivo

¿Cuándo fue la última vez que expresaste gratitud por algo? Por tener amigos, por poder disfrutar del buen tiempo con tu familia, por poder hacer planes o, simplemente, por gozar de una buena salud.

Comenzar a expresar gratitud te permitirá aprender a valorar las pequeñas cosas que tienes a tu alrededor, pero a las que no sueles prestar atención. Este primer paso, te llevará a un cambio mental positivo.

Si quieres puedes tener a mano una libreta y, cada día, anotar aquello por lo que te sientas agradecido. Puede ser una cosa, dos o tres, las que necesites. Aquí no hay límites.

Descubre: 4 claves psicológicas para vivir en el aquí y el ahora

Empieza a meditar para tener un cambio mental positivo

Meditar.

Meditar es una actividad que, en los últimos años, muchas personas han empezado a practicar. Los beneficios que te puede aportar son tantos que, una vez empiezas, es inevitable que se incorpore como un hábito.

Si te animas a meditar, esto te permitirá centrarte en el momento presente. De esta manera, relativizarás las preocupaciones y verás todo de una forma más clara. Además, sabrás manejar mejor tus emociones y pensamientos.

La paz mental y el bienestar que esta práctica te aporta te llevarán a un cambio mental positivo que te hará experimentar la vida de una manera diferente. Más sensata, más plena y más calmada.

Utiliza un lenguaje positivo

Este tercer consejo para un cambio mental positivo es muy importante. ¿Cuántas veces te has quejado de lo mal que te va todo? ¿Alguna vez cuando has tropezado con una piedra y has dicho una palabra malsonante?

Tiendes a utilizar un lenguaje más negativo que positivo y esto se refleja en la manera en la que te comunicas contigo mismo. Es muy posible que hayas pensado alguna vez cosas como«no vales para nada», «pero qué torpe eres» o «lo vas a hacer fatal».

Darte cuenta de este tipo de lenguaje será ya un gran paso para que, cada vez que te dediques una frase negativa, la cambies por una positiva. Al principio puede que te frustres porque los pensamientos negativos van a ser muchos. Sin embargo, con el tiempo, esto cambiará.

Acepta que no existe nada perfecto

Hombre practicando la aceptación

El afán de perfección que todos solemos tener viene dado por las comparaciones y al deseo de ser reconocidos por los demás. Pero, seguro que ya sabes que no hay nada perfecto, ya que la perfección es algo bastante relativo.

Creer en esta afirmación y aceptarla, te ayudará a tener ese cambio mental positivo. Porque la búsqueda de la perfección agobia, frustra y estresa. Esto no es nada bueno para ti.

¿Lo sabías? 5 formas de que el perfeccionismo arruine tu vida.

Toma perspectiva

La última de las claves para tener un cambio mental positivo es tomar perspectiva. Seguro que en más de una ocasión te has visto sumergido en una situación que has considerado terrible en ese momento e incapaz de poder superarla.

Con el tiempo, seguro que recuerdas ese instante como algo que no fue tan grave como en su momento imaginaste. La razón de que ahora pienses diferente es que ahora ves con perspectiva lo sucedido.

La meditación de la que hemos hablado anteriormente es muy importante para poder ver las circunstancias que nos suceden desde una cierta perspectiva. Esto te va a ayudar a tomar mejores decisiones y a gestionar mejor tus emociones.

Tener un cambio mental positivo no es algo sencillo. Se requiere de perseverancia para poder conseguir este objetivo. También, necesitamos estar abiertos a la autocrítica para así decirnos cosas como «es cierto, soy demasiado perfeccionista».

Es momento de dejar de lado lo negativo y apostar por lo positivo. Porque, si la realidad la creamos en nuestra mente, es lógico que si somos pesimistas eso es lo que se manifestará en nuestra realidad. ¿Deseamos todo lo contrario? Pues trabajemos para lograrlo.