¿Cómo reducir los residuos antes de generarlos?

Glaydston Veloso · 26 marzo, 2019
La llamada huella ecológica es una medida de la incidencia de la vida humana sobre el medioambiente. Realmente hay muchas cosas sencillas que todos podemos hacer cada día para reducir los residuos antes de generarlos.

La reducción de la huella ecológica, una forma de cuantificar el impacto ecológico de nuestra presencia en la Tierra, está en manos de todos. Una de las principales acciones que podemos emprender para contribuir es reducir los residuos que generamos en casa. Esta es una de las claves para no contaminar y proteger al planeta.

Hay algunas cosas muy simples que podemos hacer en nuestra vida cotidiana para ayudar a mantener el mundo más limpio y aportar la menor cantidad posible de residuos. A continuación, veremos algunas ideas para reducir los residuos antes de generarlos.

¿Qué significa reducir los residuos?

Mujer reciclando una botella de plástico: reducir los residuos
Reducir los residuos que generamos es la primera medida que, a su vez, evita los pasos de reciclar y reutilizar.

Seguramente todos hemos escuchado hablar de la regla de las tres erres: reducir, reutilizar, reciclar. Son tres puntos fundamentales para proteger el medioambiente. La primera de estas acciones es probablemente la más importante.

Cuando hablamos de reducir los residuos hablamos del paso previo gracias al cual los otros dos no serán necesarios. Si dejamos de producir residuos o por lo menos los reducimos al mínimo, no será necesario reutilizar ni reciclar.

Los buenos hábitos que nos llevan a no producir desechos, es siempre mucho mejor que tomar medidas para reparar los daños. Por estas razones, la medida de reducir los residuos es realmente el primer paso para contribuir a cuidar el planeta.

Una compra responsable

Lo primero que debemos tomar en cuenta a la hora de reducir los residuos es la importancia de tener una actitud responsable a la hora de comprar. Los bienes que se encuentran actualmente en el mercado son cada vez más desechables, objetos que se usan y se tiran.

Es necesario tender hacia un consumo más responsable, comprar solo las cosas que necesitamos y procurar que estas sean de buena calidad. De esta manera, adoptando un consumo racional y consciente, los productos que compremos serán más duraderos y evitaremos la producción de desechos.

Quizá te interese: ¿Cómo reducir el uso de plástico en el día a día?

Atención a los envoltorios

Plásticos.
El exceso de envoltorios plásticos tiene un elevado impacto en el medioambiente, generando un gran volumen de residuos.

Otro elemento importante para reducir los residuos es fijarnos en el envoltorio del producto que vamos a adquirir. Hay productos que vienen con un exceso de embalaje que además es absolutamente inútil. Si elegimos los que vienen menos empaquetados estaremos tomando una decisión responsable.

Lo ideal es adquirir productos sin envoltorio y, por supuesto, llevar siempre una bolsa de tela para evitar las bolsas plásticas. Si no se puede obviar el envoltorio, es preferible optar por los que son de cartón o de papel y los envases de vidrio.

Los electrodomésticos y equipos electrónicos

En cuanto a los aparatos eléctricos, es muy común que cuando se dañan los desechemos sin antes intentar repararlos. Lo ideal es adquirir productos de buena calidad que tengan una vida útil lo más larga posible y, si se dañan, buscar todas las opciones para que un técnico pueda repararlos.

Si la reparación es imposible, entonces una buena alternativa es dejarlos en los lugares que los venden. En muchas tiendas de electrodomésticos y equipos electrónicos reciben los aparatos antiguos, ya que pueden reutilizar algunas piezas. Si esto no es posible, otra opción sería llevarlos a uno de los puntos limpios de tu ciudad.

Quizá te interese: 12 formas de reutilizar electrodomésticos viejos

Una segunda oportunidad

Envases en una caja
Antes de tirar los desechos debemos plantearnos si es posible que tengan más usos.

Hay muchos objetos que ya no usamos pero que están en buen estado. Antes de tirarlos es importante considerar que le pueden servir a alguien. Se puede hacer por ejemplo un intercambio de ropa y de objetos a nivel familiar o entre amigos y conocidos.

Existen también muchos espacios que promueven esta posibilidad de dar una segunda oportunidad a los objetos. En Internet hay páginas especializadas que operan como los tradicionales mercadillos pero de forma online. Estos espacios, además, dan la posibilidad de comprar cosas a precios generalmente muy bajos.

Cómo reducir residuos en la alimentación

Una buena forma de reducir los residuos en la alimentación es consumir productos frescos y producidos localmente, ya que generalmente tendrán menos envoltorio y habrán necesitado menos transporte.

En cuanto a los envases, siempre es mejor optar por los envases de vidrio antes que por las botellas plásticas o bricks. Además, es preferible comprar siempre bebidas en envases grandes (al igual que los productos de limpieza).

El agua del grifo será también siempre la mejor opción para evitar el consumo de botellas plásticas. Para eliminar un posible contenido de cal, actualmente existen accesorios que pueden instalarse en el propio grifo para tener un agua más sano y de más calidad.