¿Cómo reducir la flacidez posparto?

Yamila Papa Pintor · 22 agosto, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 16 noviembre, 2018
Para empezar a ejercitar la zona abdominal, debemos pasar la cuarentena. Y para ponernos a dieta, debemos esperar a que acabe el período de lactancia para no perjudicar al bebé.

La flacidez posparto es una de las principales preocupaciones de las mujeres que recientemente han dado ha luz. Afortunadamente, existen varias soluciones para este problema estético. La clave está en tener paciencia y en avanzar poco a poco.

La zona que más preocupa a las madres es la flacidez abdominal, ya que es la más extensa y notoria. Sin embargo, puede presentarse también en las extremidades. Esto es algo completamente normal, dado todo lo que ha tenido que experimentar el cuerpo a lo largo del embarazo.

Ahora bien, cabe destacar que, aunque es posible deshacerse de la flacidez, es fundamental tener paciencia y no precipitarse. Muchas veces, las madres se desesperan al no notar cambios inmediatos y dejan de ejercitarse y cuidarse creyendo que nunca podrán recuperar su figura, lo cual viene a ser un error.

Consejos para trabajar la flacidez posparto

La flacidez posparto puede comenzar a combatirse, mediante diversas acciones, en momentos específicos. De lo contrario, podrían surgir complicaciones.

Lo más recomendable es esperar a que finalice la cuarentena para comenzar a realizar actividad física de forma progresiva y siempre, bajo supervisión profesional.

También es bueno saber que, durante la lactancia no es buena idea hacer dieta, porque el bebé y la madre precisan de todas las vitaminas y nutrientes de la alimentación. Además, porque la mujer le brinda la mayor parte de sus proteínas al bebé mediante la leche.

Una vez que dejes de amamantar, puedes comenzar con ejercicio físico moderado y un buen plan de alimentación para que puedas reducir la flacidez de la piel.

Debes tener en cuenta que reforzar los abdominales con flexiones es un error muy común y que trae contraindicaciones. No es conveniente realizar actividad física de alto impacto ya que el cuerpo se está recuperando de los cambios hormonales y del esfuerzo durante el parto.

Ejercicios para reducir la flacidez posparto

Ejercicios para perder barriga en casa.

Una vez que estés en condiciones de realizar gimnasia, puedes poner en práctica los siguientes ejercicios:

  1. Colócate boca abajo. Pon los pies en punta, flexiona los brazos y apóyate en los codos. Eleva suavemente los glúteos mientras presionas el abdomen. Estira uno de los brazos, después de mantenerlo unos segundos, cambia de lado.
  2. Siéntate en el borde de un silla y coloca enfrente una pelota. Levanta las rodillas despegando del suelo los pies. Usa los abdominales para levantar las piernas. Muévelas de un lado al otro por encima de la pelota. Hacer diez repeticiones para cada lado.
  3. Acuéstate boca arriba con una pesa en cada mano. Levanta el brazo izquierdo por encima de la cabeza y al mismo tiempo la rodilla. Manten la postura durante 5 segundos y baja. Repite con el lado derecho. Se deben hacer 10 repeticiones de cada lado.

Otros consejos

Para recuperar el vientre plano no es suficiente con realizar los ejercicios anteriores, también se deben cambiar algunos hábitos para lograr los objetivos, en un lapso de tiempo breve.

  • Caminar diariamente. Además de ayudarte a reducir la flacidez, caminar durante media hora cada día es beneficioso para combatir la retención de líquidos.
  • Seguir una dieta equilibrada. Manten una dieta saludable que te permita perder los kilos ganados de forma gradual. La dieta ideal estaría basada en proteínas, hidratos de carbono, fibras y oligoelementos.
  • Beber mucha agua. Igualmente, para reducir la hinchazón provocada por la retención de líquidos durante el embarazo, se recomienda beber mucha agua. También ayuda a mejorar la digestión.
  • Hidratación. En cuanto al cuidado de la piel, es importante mantenerla hidratada. Usa cremas que te permitan mejorar su elasticidad.

Recuerda que es muy importante que los ejercicios sean progresivos en el tiempo y en intensidad. Asimismo, mantén informado a tu médico sobre tus progresos y rendimiento.

  • Serrano Gómez, V.; García García, O. (2009). Pilates para la recuperación postparto.

  • Sociedad Peruana de Obstetricia y Ginecología, A. (2014). Requerimiento de micronutrientes y oligoelementos. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia. https://doi.org/10.1016/j.ces.2003.09.001

  • Hodgkinson, E. L., Smith, D. M., & Wittkowski, A. (2014). Women’s experiences of their pregnancy and postpartum body image: A systematic review and meta-synthesis. BMC Pregnancy and Childbirth. https://doi.org/10.1186/1471-2393-14-330