Cómo lavar los puños y cuellos de las camisas

Virginia Martínez · 29 abril, 2019
Las manchas de los cuellos y puños de las camisas parecen invencibles. No obstante, existen algunos trucos y consejos que te ayudarán a eliminarlas de una vez por todas y lucir tus camisas sin problemas

¿Has probado ya cuanto producto hay en la leja del supermercado y las manchas de los puños y cuellos de las camisas siguen ahí? Sin duda, esto puede causarte dolores de cabeza.

Si es tu caso, no te preocupes, en este artículo te explicamos cómo limpiar los puños y cuellos de las camisas para ganarle la batalla a esas manchas indomables.

¿Cómo lavar los puños y cuellos de las camisas?

Son, sin duda, la parte de una camisa que tiende a mancharse más o a adquirir ese característico color amarillento. Es lógico: por ejemplo, los cuellos de las camisas se encuentran en contacto directo con la sudoración. Además, también es fácil que se manchen de maquillaje.

Por otro lado, los puños sufren y se ensucian casi tanto como nuestras manos, convirtiéndose en una de las partes de las camisas que más suciedad y manchas atraen.

Por esa razón, es importante que prestemos especial atención a los puños y cuellos de las camisas, y realicemos ciertas tareas antes de incorporarlas a la lavadora. De este forma, nos aseguraremos de que salgan completamente limpias y sin restos de manchas.

A continuación, te damos algunos consejos. Toma nota y escoge el que te parezca más fácil o adecuado.

Te recomendamos leer: Cómo blanquear ropa sin cloro: 5 soluciones naturales

Vinagre blanco

El vinagre blanco es uno de los productos naturales que pueden ayudar a dejar la ropa impecable. Además, es bastante económico.

El efecto blanqueador del vinagre blanco sobre la ropa es bastante conocido y utilizado en muchos hogares. De hecho, actúa como un potenciador del detergente y, además, es especialmente eficaz contra las manchas de sudor.

Para blanquear las partes de las camisas que quieres con este ingrediente:

  • Primero, antes de meter la prenda en la lavadora, disuelve 2 cucharadas de vinagre blanco en un vaso de agua.
  • Luego, aplica con un cepillo de dientes en la zona de las manchas.
  • Después, déjalo actuar durante 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuaga bien, con abundante agua corriente.
  • Finalmente, puedes meter la camisa en la lavadora, siguiendo siempre las instrucciones contenidas en la etiqueta de tu prenda.

Bicarbonato

Tal y como el vinagre blanco, el bicarbonato también puede blanquear las prendas. Toma nota:

  • En primer lugar, disuelve 4 cucharadas de bicarbonato en 1/4 de agua.
  • Luego, como en el consejo anterior, aplica la mezcla sobre los puños y cuellos de las camisas con la ayuda de un cepillo de dientes. De hecho, cepilla donde sea necesario para que desaparezcan, siempre de forma circular y con suavidad.
  • Después, enjuaga con agua abundante.
  • Finalmente, claro, introduce la camisa en la lavadora y lava según las intrucciones de lavado de su etiqueta.

Amoniaco

  • Primero, mezcla proporciones iguales de agua y amoniaco en un recipiente.
  • Luego, como los casos anteriores, aplica con un cepillo de dientes, suavemente.
  • Finalmente, mete la prenda a la lavadora a la temperatura indicada en la etiqueta.

Lavaplatos para lavar los puños y cuellos de las camisas

Lavar la ropa a mano es una opción.
Un poco de jabón lavaplatos también puede ser útil a la hora de eliminar manchas en puños y cuellos.

El detergente con el que lavas los platos puede también ser realmente efectivo a la hora de combatir manchas en camisas. En efecto, para ello:

  • Primero, aplica el detergente con agua sobre la mancha. Debes hacer espuma y frotarlo bien.
  • Además, si es necesario porque la mancha es difícil, puedes dejarlo a remojo con el lavaplatos.
  • Finalmente, mete la camisa en la lavadora. ¡Comprobarás el resultado!

Te recomendamos leer: 5 recetas para hacer un jabón lavavajillas casero

Lavaplatos, amoniaco, bicarbonato o vinagre: tú eliges cuál de estas opciones es más adecuada para lavar los puños y cuellos de las camisas. No obstante, lleva siempre cuidado. En efecto, algunas prendas de telas delicadas (como la seda, por ejemplo), podrían verse afectadas al contacto con el amoníaco o el bicarbonato.

Por eso, te recomendamos que apliques primero estos productos sobre una parte no visible de la prenda. De este modo, podrás comprobar si la dañan o no antes de utilizarlos sobre los puños y cuellos.

Finalmente, debes recordar que el mejor remedio es la prevención. Por eso, si no sabías que existen, podrías adquirir y utilizar protectores de cuellos y puños de camisas disponibles en el mercado. Son bastante eficientes y, además, desechables.

En cualquier caso, estamos seguros de que alguno de estos remedios te será de ayuda y acabarás por fin con esas manchas rebeldes que tanto deslucen una buena camisa. Además, como has podido comprobar, son fáciles de aplicar, económicos y naturales. ¿Cuál te ha funcionado a ti?