Cómo ayudar a tu hijo a superar la muerte de su mascota

Antonella Grandinetti · 30 marzo, 2019
La pérdida de una mascota es un gran golpe emocional para los niños. Acompaña a tu hijo durante el proceso y ayúdale a afrontar la situación.

El momento en el que muere una mascota es sencillamente desgarrador. Más allá del dolor que tú puedes estar sintiendo, prevalece la preocupación por tu hijo y sus primeros encuentros con la muerte. En este artículo, te contaremos cómo puedes ayudar a tu pequeño a superar la muerte de su mascota.

Cómo superar la muerte de su mascota

No importa cómo haya ocurrido, si ha sido una larga enfermedad o un trágico accidente. Tampoco tiene importancia el tamaño de la mascota, ni cuánto tiempo ha vivido con vosotros. La realidad es que para tu hijo puede ser difícil entender, aceptar y superar la muerte de su mascota.

Los animales de compañía se convierten en parte de la familia. Son compañeros de juegos, aventuras y travesuras para los niños. Frente a su muerte, los niños suelen quedar destrozados, un poco huérfanos e incluso, con miedo de perder a alguien más. Veamos a continuación cómo puedes ayudarle a atravesar esta difícil experiencia.

1. Comprende el amor de tu hijo hacia su mascota

Perro en familia
La mascota es un miembro más de la familia, en especial para los más pequeños.

El primer paso para ayudar a tu hijo en el proceso es tratar de entender lo que está viviendo. Quizá tu vieses a la mascota del hogar solamente como eso: un animal de compañía. Sin embargo, para la gran mayoría de los niños una mascota es mucho más: es un mejor amigo e incluso, un hermano.

El duelo por la pérdida de una mascota puede ser tan profundo como el duelo por un miembro de la familia porque, sin importar a qué especie perteneciese, tu hijo lo amaba como parte de la familia.

2. Empatiza con la situación

Ponte en su lugar. Los niños en muchas cosas actúan como los adultos. Si la mascota ha fallecido tras una larga enfermedad, seguramente su muerte sea más fácil de aceptar que si ha muerto tras un accidente.

Presta atención porque hablamos de aceptación, no de dolor. La pérdida duele de cualquier manera, pero cuando un niño sabe que la mascota está enferma, el deceso es algo previsible.

La imprevisibilidad de ciertas situaciones, como un accidente fatal, puede mostrar al niño, por primera vez en su vida, que no todo se puede controlar y eso puede generar muchísimo miedo.

No te pierdas: ¿Qué mascota elegir para mi hijo?

3. Superar la muerte de su mascota: evita suavizar la realidad

En un intento por proteger a sus hijos, algunos padres optan por decir que la mascota “se escapó” en lugar de explicar que ha sufrido un accidente y ha fallecido. Evita hacerlo. Sabemos que comunicar la muerte de su mascota a tu hijo será durísimo y también su reacción pero tu pequeño merece saber la verdad.

4. Juega con tu hijo

Acompaña a tu hijo en el proceso de duelo a través del juego. Algunos niños suelen jugar a que un animal de peluche enferma y muere. Este juego de rol puede ser poderoso y sanador, aprovecha y forma parte del juego para ayudar a tu hijo a comprender y aceptar la pérdida.

5. Lee con tu hijo para ayudarle a superar la muerte de su mascota

Madre leyendo un cuento a su hija para superar la muerte de su mascota
Mediante cuentos infantiles puedes tratar el tema del duelo y la muerte con tu hijo.

Existen muchos cuentos infantiles que abordan la muerte de un familiar o una mascota, como por ejemplo “Dentro de tu corazón” de Sumara Marletta Guimbra. Tómate el tiempo de leer alguna historia sobre el duelo con tu pequeño y conversa al respecto.

6. Expresa tus sentimientos para superar la muerte de su mascota

A algunos niños les cuesta demostrar el dolor que sienten. Conviértete en su catalizador, permitiéndote a ti mismo demostrar que la pérdida te ha afectado. Enseña a tu hijo que estar triste está bien, que es normal y que extrañar a un ser amado no tiene nada de malo.

7. Conversa con tu hijo

La muerte suele generar en los niños un sinfín de preguntas. Prepárate para responderlas de la manera más honesta posible, siempre adaptada a la edad de cada pequeño.

Quizá te interese: 4 maneras de hacer casas para tu mascota con materiales reciclados

8. Honra la vida de la mascota

Pareja acariciando a un perro
Recuerda con tu hijo los mejores momentos con su mascota para devolverle la ilusión.

No dejes de hablar de la mascota, por el contrario, hablar de ella y recordar buenos momentos es importante para tu hijo. Un pequeño funeral puede ser una buena manera de ayudar a tu hijo. Despedirse de la mascota para siempre puede ser lo que necesita para sentirse un poco mejor, aunque el dolor no se vaya y continúe extrañándola.

Otra opción es preparar juntos un álbum de fotos que os permita recordar a vuestra mascota. O plantar un árbol en su honor. Piensa junto a tu hijo qué puede servirle para sentirse un poquitín mejor.

9. No compres otra mascota

Tu hijo necesita tiempo para procesar la pérdida y aceptar que su amigo ya no está. No intentes llenar el vacío con un nuevo animal. Dale tiempo a tu hijo y a su duelo antes de pensar en adoptar una nueva mascota.

10. Observa a tu hijo

Tener momentos de llanto y tristeza es normal. No obstante, si observas que tu hijo tiene pesadillas, no puede conciliar el sueño o siente mucha ansiedad, consulta con el pediatra. Quizá sea necesario realizar una consulta psicológica para ayudarle a superar la muerte de su mascota.

La muerte de una mascota suele ser el primer encuentro de los niños con la muerte. Sé paciente, acompaña a tu hijo y demuéstrale cuánto le amas. Ayúdale a superar la muerte de su mascota poco a poco, como lo harías si se tratase de una persona porque, para tu hijo, su mascota era su mejor amigo en todo el mundo.

  • KidsHealth. Cuando fallece una mascota. https://kidshealth.org/es/parents/pet-death-esp.html
  • Fleming-Holland, R. A. (2008). Reflexiones sobre la Muerte: el Duelo Infantil y el Suicidio Juvenil. Psicología Iberoamericana.
  • Ledesma, R. I. G., Cabrera, A. M., & Torres, L. S. (2010). Pérdida y duelo infantil: una visión constructivista narrativa. Alternativas En Psicolog{’i}a. https://doi.org/1405-339