Descubre las principales causas de la pérdida de apetito

11 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Además de la depresión u otras alteraciones en el estado de ánimo, el estrés y el aburrimiento también pueden hacer que desaparezca el apetito, por lo que conviene controlarlos

Las causas de la pérdida de apetito pueden ser muchas. Hay personas que de la noche a la mañana le cogen fastidio o pereza a los alimentos. La hora de las comidas se vuelve un verdadero problema, pues nada les apetece.

Debes prestar mucha atención para poder identificar las causas por las que has perdido el apetito y acudir a un médico. De esa manera, podrás consultar con el especialista para que juntos encontréis la solución a tu problema.

¿Qué es la pérdida de apetito?

La disminución o pérdida de apetito ocurre cuando disminuye el deseo de comer. Si es recurrente y a causa de una intención exacerbada de pérdida de peso, el término médico para definirlo es ‘anorexia‘. Este problema puede ocurrir a raíz de varios problemas de salud físicos y psicológicos.

Si bien al principio parece algo normal, su falta de control podría llevar a otras enfermedades subyacentes asociadas con el bajo peso y la desnutrición. A continuación, repasamos sus causas.

Causas de la pérdida de apetito

1. Por algunas enfermedades e infecciones

La infección bacteriana o viral puede ser una de las causas de pérdida del apetito. Por lo general, cuando una persona tiene gripe, debido a la tos, el cansancio físico, el dolor en las articulaciones o incluso la fiebre, experimenta pérdida del apetito.

No obstante, como esta condición suele mejorar en un corto plazo, de inmediato regresará a la normalidad. Por lo tanto, volverían los deseos de comer.

Mujer con gripe

2. Por causas psicológicas

Según un estudio, uno de los motivos que pueden causar la pérdida del apetito es el estado de ánimo. Algunas personas mayores empiezan a tener pérdida del apetito de forma gradual.

Este problema es casi imperceptible. Cuando las personas que están a su alrededor se dan cuenta ya el problema está muy avanzado.

También les pasa a personas que han tenido alguna pérdida importante. Por ejemplo, de un ser querido que falleció o las que enfrentan una separación de pareja. El aburrimiento y el estrés están muy ligados a este problema.

Dentro de las causas psicológicas también están las provocadas por los trastornos de la conducta alimentaria, tal y como revela un estudio publicado por la Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica. El ejemplo más claro es el de la anorexia.

Esta enfermedad se presenta cuando una persona por su propia cuenta decide dejar de comer para bajar de peso. Debido a la falta de nutrientes el cuerpo se va debilitando y aparece la total pérdida del apetito.

Mujer con falta de apetito

3. Por causas físicas

Hay algunas enfermedades que atacan nuestro organismo que pueden disparar la pérdida del apetito. Por ejemplo, la insuficiencia renal, la insuficiencia cardíaca, la hepatitis o el VIH, como demuestra un estudio realizado por el Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago, de Santiago de Cuba; el hipotiroidismo y la demencia.

Aunque no es una enfermedad, conviene destacarlo. Algunas mujeres, cuando están en su primer trimestre del embarazo, también han podido experimentar, en mayor o menor grado, pérdida del apetito.

4. Por causas externas

Dentro de las causas externas que mas ocasionan la pérdida del apetito se encuentra el consumo de alucinógenos. Por ejemplo, con el consumo de la cocaína, la heroína y las anfetaminas.

Aquí también se incluyen los medicamentos prescritos a nivel médico. Estos pueden ser los antibióticos y los que se utilizan en las quimioterapias.

Advertencia importante

Si la falta de ganas de comer es demasiado prolongada y además estás perdiendo mucho peso, lo más indicado será que acudas a tu médico de confianza. Él podrá indicarte el tratamiento que debes seguir de acuerdo a los síntomas que presentes y a las causas que provoquen esa pérdida de apetito.

Recuerda que los alimentos son la fuente de energía que nos mantiene vitales y con una buena salud. De lo contrario, no podremos sobrevivir por mucho tiempo.

  • Wilson, M. M. G., Thomas, D. R., Rubenstein, L. Z., Chibnall, J. T., Anderson, S., Baxi, A., … Morley, J. E. (2005). Appetite assessment: Simple appetite questionnaire predicts weight loss in community-dwelling adults and nursing home residents. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/82.5.1074
  • Wynne, K., Stanley, S., McGowan, B., & Bloom, S. R. (2005). Appetite control. Journal of Endocrinology. https://doi.org/10.1677/joe.1.05866
  • Woods, S. C., & D’Alessio, D. A. (2008). Central control of body weight and appetite. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. https://doi.org/10.1210/jc.2008-1630
  • Austin, J., & Marks, D. (2009). Hormonal Regulators of Appetite. International Journal of Pediatric Endocrinology. https://doi.org/10.1155/2009/141753