Los beneficios de la dieta mediterránea

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la fisioterapeuta y nutricionista Sofía Quintana el 19 enero, 2019
Gloria · 8 abril, 2019
La dieta mediterránea parece ser beneficiosa para la salud cardiovascular, pero también para el asma o algunas enfermedades neurodegenerativas

Los beneficios de la dieta mediterránea son conocidos. El estilo de alimentación tradicional de los países mediterráneos constituye una dieta equilibrada que nos puede ayudar a prevenir diversas enfermedades. Pero además nos ofrece una mayor longevidad y calidad de vida.

La dieta mediterránea ha demostrado en distintas investigaciones la gran cantidad de beneficios que aporta. Es eficaz en la prevención de la enfermedad cardiovascular, la demencia, el alzheimer y algunos tipos de cánceres. En este artículo te explicamos en detalle cuáles son los principales beneficios probados de la dieta mediterránea.

¿En qué consiste?

La dieta mediterránea es rica en frutas, vegetales, pescado, aceite de oliva, legumbres, quesos, frutos secos y cereales. Este tipo de alimentación, basada en productos frescos de proximidad y origen natural, nos proporciona nutrientes fundamentales.

Los alimentos presentes en la dieta mediterránea son especialmente ricos en vitamina C, vitamina E, selenio, flavonoides, beta-carotenos, polifenoles, y también en ácidos grasos omega 3 y 6. La mayoría de estos nutrientes son poderosos antioxidantes, necesarios para combatir el envejecimiento celular.

Descubre más: 10 alimentos de la dieta mediterránea que te gustará comer

Beneficios de la dieta mediterránea para la salud

1. Accidentes cerebrovasculares

Un estudio reciente realizado a 712 personas de más de 65 años de edad en la ciudad de Nueva York, encontró que  aquellos que llevaban una dieta similar a la mediterránea eran hasta un 36 % menos propensos a sufrir un accidente cerebrovascular.

2. Alzheimer

En otro estudio observacional, esta vez sobre enfermedades neurodegenerativas, los investigadores examinaron a 2250 personas que participaban en el proyecto sobre envejecimiento Washington Heights-Inwood Columbia. Los resultados fueron reveladores: entre aquellos que seguían la dieta mediterránea, el riesgo de padecer Alzheimer fue un 40 % menor.

3. Asma

Otro de los beneficios de la dieta mediterránea es la reducción de los síntomas de asma, una enfermedad respiratoria crónica. Según un estudio reciente realizado en la Universidad de Atenas (Grecia), donde se observó a 700 niños de entre 10 y 12 años, los participantes que seguían el tipo de alimentación de la dieta mediterránea padecían menos síntomas de asma.

Leer más: 8 consejos para el tratamiento y control del asma

Es importante recordar que los estudios que descubrieron estos beneficios de la dieta mediterránea son observacionales, no experimentales. Es decir, que sólo encontraron una asociación entre la dieta y la reducción del riesgo de padecer ciertas enfermedades.

Necesitamos más estudios de calidad para conocer exactamente el mecanismo por el que la dieta mediterránea puede ser protectora a tantos niveles. Mientras tanto, todo parece apuntar a que la dieta tiene un efecto antiinflamatorio.

  • Arós, F., and Estruch, R. (2013). Dieta mediterránea y prevención de la enfermedad cardiovascular. Revista Espanola de Cardiologia 66, 771–774.
  • Ros, E. (2008). Dieta mediterránea y enfermedad cardiovascular. Hipertension 25, 9–15.
  • Ros, E. (2015). La dieta mediterránea. Mediterráneo Económico 27, 123–137.