Los antiinflamatorios no esteroideos

25 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs son uno de los grupos de fármacos más utilizados en nuestro país, debido a su potente efecto analgésico y a la posibilidad de obtenerlos sin receta médica.

Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos se conocen por sus siglas AINEs. Son fármacos que, debido a su mecanismo de acción, presentan varias aplicaciones como inducir la analgesia, reducir la fiebre y la inflamación, así como un efecto antiplaquetario.

Los AINEs son unos de los medicamentos más prescritos a nivel mundial. Por su efecto analgésico se utilizan en el dolor reumático, en enfermedades inflamatorias y degenerativas. Además, se indican en enfermedades no reumáticas como la migraña, el dolor dental y en general, en cualquier proceso inflamatorio.

Su uso está muy extendido, incluso como automedicación. Esto se debe a que son fármacos que se consiguen sin receta ni control médico, con el consiguiente riesgo potencial de aparición de efectos secundarios.

También es importante a tener en cuenta que ningún analgésico antiinflamatorio AINE es mejor o más seguro que otro y no se deben tomar si está tomando a la vez otro medicamento recetado, ya que pueden interaccionar y causar problemas.

¿Cómo actúan los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos?

Una persona cogiendo una pastilla de un bote de antiinflamatorios no esteroideos
Los AINES actúan bloqueando la producción de sustancias que participan en la respuesta inflamatoria.

Los antiinflamatorios no esteroideos, una vez absorbidos, y tras su paso por el hígado, se unen en un elevado porcentaje a una proteína plasmática que se denomina albúmina.

Este hecho es importante, ya que si el paciente se encuentra en una situación de hipoalbuminemia, se debe ajustar la dosis del fármaco ya que habrá más fármaco libre en sangre que no está unido a proteínas y, por lo tanto, el efecto será mayor.

Por lo tanto, es la fracción libre del fármaco la que va a desencadenar los efectos de los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos pero, ¿cómo?

El mecanismo de acción de estos fármacos no es único, por lo que pueden desencadenar su función de las siguientes maneras:

  • Inhibiendo la enzima ciclooxigenasa (COX): es el mecanismo principal. Al inhibir esta enzima se inhibibe la síntesis de prostaglandinas, sustancias que actúan como mediadoras de la inflamación.
  • Efectos no mediados por prostaglandinas, como pueden ser la inhibición de los neutrófilos en la inflamación o la inhibición de los mediadores proinflamatorios como el óxido nítrico inducido por citoquinas.
  • Apoptosis: las prostaglandinas inhiben la apoptosis y este hecho pude explicar, al menos en parte, que ciertos AINEs se relacionen con la reducción del riego de algunos tipos de cáncer.

Clasificación de los AINEs

Los antiinflamatorios no esteroideos los podemos clasificar según sean selectivos de la COX-2 o no. Por lo tanto, por un lado están los AINEs no selectivos y por otro lo selectivos de la COX-2.

Dentro de los no selectivos podemos encontrar los siguientes grupos:

  • Salicilatos: ácido acetilsalicílico o aspirina.
  • Pirazolonas: metamizol.
  • Paraaminofenoles: paracetamol
  • Ácido propiónico: ibuprofeno.
  • Ácido acético: indometacina.
  • Oxicams: piroxicam
  • Ácido antranílico: ácido meclofenámico.

En cuanto a los AINEs selectivos de la COX-2, se encuentran el meloxicam, la nimesulida, el etodolaco y los coxibs como puede ser el celecoxib.

Quizá te interese: Cómo se clasifican los medicamentos analgésicos

Farmacocinética de los AINEs

Son fármacos que se absorben de manera rápida. La vía de administración principal es la oral, pero también acepta la administración tópica, la intravenosa y la rectal. Una vez absorbidos alcanzan la concentración máxima en sangre entre las 2 y 3 horas.

Además, se aconseja administrar los AINEs conjuntamente con alimentos, ya que estos fármacos pueden dañar la mucosa intestinal.

Son fármacos que, en su mayoría, se unen en un alto porcentaje (alrededor del 95-99 %) a la proteína plasmática albúmina. Este hecho es importante, ya que por esta fuerte unión a la albúmina se pueden dar muchas interacciones con otros fármacos que también presenten esta característica.

Sufren metabolismo hepático y alguno de ellos tiene metabolitos activos. Además, casi todos presentan algún grado de circulación enterohepática. Una vez metabolizados, se excretan por vía renal, por lo que hay que tener precaución en los pacientes que tengan insuficiencia renal, ya que habría que ajustar las dosis.

Quizá te interese: Metabolismo hepático: antibióticos y alcohol

Reacciones adversas

Mujer con dolor en el abdomen
La principal reacción adversa de los AINEs recae sobre el daño estomacal, por lo que deben consumirse con alimentos.

Todos los medicamentos son capaces de desarrollar efectos secundarios tras una dosis. Es importante que se entiendan bien los riesgos y los beneficios de un medicamento antes de tomarlo.

Los antiinflamatorios no esteroideos producen efectos adversos a nivel gastrointestinal. Esto puede ocasionar problemas de cumplimiento en la administración de estos analgésicos antiinflamatorios. Además, también son nefrotóxicos, lo que quiere decir que pueden producir problemas en los riñones.

Otras reacciones adversas frecuentes de estos medicamentos son:

Finalmente, considerar la importancia de consultar a tu especialista en salud antes de tomar este tipo de medicamentos. Conocer sus efectos adversos y aplicarlo adecuadamente es la mejor manera de conseguir un éxito terapéutico.