9 razones para andar en bicicleta

Yamila Papa Pintor · 26 agosto, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 21 diciembre, 2018
Al montar en bicicleta permites que tus rodillas y demás articulaciones descansen, ya que no tienen que aguantar el peso del cuerpo, que recae principalmente sobre el sillín

Cada vez más personas dejan de lado el coche para usar su bicicleta. Así, consiguen evitar el tráfico y hacer ejercicio. Si aún no te decides a hacer el gran cambio, presta atención a estas nueve razones para desplazarse en bicicleta.

Beneficios de desplazarse en bicicleta

Antes de experimentar el placer de moverte en bicicleta y comprobar los beneficios de realizar esta actividad física regularmente, es sumamente recomendable que consultes con un médico de confianza.

Este profesional podrá advertirte sobre posibles contraindicaciones de la bicicleta en tu caso en particular. ¡Asesorarse es la mejor manera de prevenir lesiones y de optimizar las ventajas de este ejercicio!

Mejora el estado de ánimo

Está comprobado que las personas que usan la bicicleta experimentan mejoras en su estado de ánimo y podrían reducir su riesgo de padecer trastornos psicológicos. Esto se debe a que la actividad oxigena más el cerebro y permite pensar mejor. También, se segrega una hormona que genera una “adicción sana” al deporte.

pareja feliz en una playa en bicicletas

Reduce el riesgo de infartos

Al pedalear, el ritmo cardíaco va en aumento, mientras que la presión sanguínea decrece. Entonces, se da como resultado un corazón que trabaja economizado y se reducen considerablemente las posibilidades de tener colesterol alto o sufrir enfermedades cardíacas, la enfermedad arterial coronaria y los ataques al corazón.

Alivia dolores de espalda

Ideal para aquellos que están en la oficina todo el día. Para desplazarse en bicicleta, es necesario inclinar el cuerpo hacia adelante para tomar el manubrio, por lo que los músculos de la espalda se tensan para poder estabilizar el tronco.

Como afirman diversos estudios, la falta de ejercicio a través del tiempo provoca la pérdida de la masa muscular, el equilibrio y la flexibilidad. La bicicleta, en conjunto con un estilo de vida que incluya hábitos saludables para mantener la salud del cuerpo, puede contribuir a paliar esta situación.

Es importante que se consulte con un médico o un experto en deportes, ya que la postura que usa la persona a la hora de ir en bicicleta es primordial. En caso de que la postura sea incorrecta, los síntomas de dolores en la espalda pueden incluso empeorarse.

Puede ayudar a controlar y bajar los niveles del colesterol

Según un estudio llevado a cabo en el año 2017, montar en bicicleta tiene este beneficio y se manifiesta solo sobre el LDL, también llamado ‘malo’. Por otra parte, el colesterol ‘bueno’ (HDL) aumenta, ya que los vasos sanguíneos quedan más saludables y flexibles.
Por esta misma razón, hay menos posibilidades de que se calcifiquen.

Genera endorfinas

Estas conocidas “hormonas de la felicidad” se producen al desplazarse en bicicleta, al igual que cuando una persona hace ejercicio. Esto, según publicaciones científicas, influye de manera positiva en la capacidad de relajación, en la liberación del estrés y hasta en la resistencia al dolor posterior al ejercicio físico.

niños felices en un parque montando en unas bicicletas

¿Ahuyenta infecciones?

Según un estudio llevado a cabo por Laurie Hoffman-Goetz y Bente Klarlund Pedersen, el ejercicio, en general, influye a nuestro sistema inmune. De ahí que se pueda pensar que desplazarse en bicicleta moderadamente potencia el sistema inmunitario.

Sin embargo, otro estudio realizado con 18 pacientes que sufrían de la artritis reumatoide demostró que no hay ninguna conexión entre ir en bicicleta y el sistema inmune.

Si bien hay muchas teorías que pretenden explicar de qué manera el ejercicio logra favorecer a las defensas del organismo, ninguna está avalada científicamente de manera absoluta según el portal especializado Medline. Es importante que hable con su médico o su entrenador antes de comenzar a practicar este deporte.

Protege las rodillas

A diferencia de lo que se piensa, el pedaleo en la bicicleta permite que las rodillas sufran menos, ya que el mayor peso del cuerpo recae sobre el asiento. Se dice que, de este modo, se reduce la pérdida de densidad ósea por la edad y se mantienen fuertes y resistentes los músculos. Sin embargo, esta creencia necesita ser estudiada con más profundidad, ya que a menudo el efecto es el contrario.

Estiliza la figura

Si bien son las piernas las que más trabajan, la bicicleta también ayuda a moldear la parte superior del cuerpo gracias al gasto calórico que promueve. Esto permite controlar el peso corporal y, además, prevenir enfermedades ligadas al sobrepeso.

Ofrece resultados en pocos minutos

De acuerdo con la OMS, toda persona adulta debe realizar al menos 150 minutos semanales de ejercicio de baja intensidad 0 75 de intensidad media o alta. De este modo, se pueden obtener los beneficios del ejercicio detallados anteriormente.

Ya sabes, aparca el coche definitivamente, desplázate en bicicleta y ¡comienza a sentir tu cuerpo con más vitalidad!

  • Ventajas del uso de la bicicleta. Federación Vizcaina de Ciclismo. https://www.febici.eus/publico/upload/docs/documentacion/Beneficios_de_la_bicicleta.pdf
  • MedlinePlus. [Internet]. Ejercicio e inmunidad. 2016. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007165.htm
  • MedlinePlus. [Internet]. Beneficios del ejercicio. 2018. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/benefitsofexercise.html
  • National Heart, Lung and Blood Institute. [Internet]. La actividad física y el corazón. Disponible en: https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/espanol/la-actividad-fisica-y-el-corazon
  • Organización Mundial de la Salud. [Internet]. Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud. Disponible en: https://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/