8 cosas que nunca debes permitir en una relación

En el afán de mantener una pareja se cae en el error de aceptar cosas que nunca debes permitir en una relación y las consecuencias son la destrucción de la autoestima personal y el aislamiento social

Formar una pareja implica comenzar a construir un futuro con el pensamiento de que todo es más sencillo por ser dos. Es la ilusión de estar acompañados para transitar la compleja ruta del desarrollo personal y familiar, por encontrar ese complemento que nos apoye en los logros y sea capaz de contenernos en cada frustración. Sin embargo, también hay cosas que nunca debes permitir en una relación.

Todo parece muy tierno, pero puede suceder que el elegido no actúe como antes y sus conductas comiencen a lastimar. Ahí es cuando se enciende la luz de alarma y conviene saber las cosas que nunca debes permitir en una relación.

8 situaciones que nunca debes permitir en una relación

1. Imposición de amistades

Cuando dos personas se conocen y comienzan a salir, seguramente cada uno tiene su círculo de amigos con quienes salen o conversan. Sumar puede resultar positivo si se da naturalmente y existe comodidad entre los integrantes. Sin embargo, lo que nunca hay que permitir en una relación es que se nos obligue a cambiar nuestro grupo de amigos por el de nuetro compañero sentimental.

7 cosas que nunca debes tolerar en tu relación de pareja

Es una clara evidencia de manipulación en la que se desea controlar el entorno: aislar a la pareja de su propio ambiente para poder manejar las situaciones. Un ejercicio de dominación muy sutil, en el que muchas personas caen sin siquiera notarlo. O, tal vez, lo visualizan cuando hay una ruptura y ya no tienen a nadie a su alrededor.

2. Reacciones agresivas

Las respuestas agresivas frente a las diferencias que existen entre ambos no deben ser aceptadas por ningún motivo. Agresión no es solamente un golpe o un empujón. Cada insulto, falta de respeto, grito o amenaza, todas son conductas destructivas intolerables.

Cosas que nunca debes permitir en una relación

Aceptar desde el inicio cualquier actitud agresiva permite a la pareja avanzar cada vez más en sus ataques. Su control emocional hace que conozca claramente tus debilidades y que intente manejarte con ellas.

La culpa o la vergüenza de la persona agredida, en ocasiones, las convierte en más vulnerables. Callan lo que sucede y hasta se sienten responsables de la situación. Por tal motivo, ante la primera señal, debes alejarte y terminar todo contacto.

3. Las mentiras

Cuando las relaciones están construidas sobre mentiras, la felicidad no está dentro de las mayores probabilidades. Definitivamente no hay confianza. Además, ocultar se convierte en un hábito muy poco saludable. Hasta las conversaciones se vuelven inexistentes porque nada de lo que se dice es creíble.

Si descubres a tu chico en mentiras puede ocurrir que en realidad sea una persona infiel o tal vez no. Sin embargo, no termina de abrirse y no desea que lo conozcas como realmente es. En cualquiera de los casos, nunca debes permitir en una relación ser engañada.

Descubre: Tips para saber si alguien miente

4) Relaciones secretas

El tiempo pasa y siguen viéndose solo en casa o con salidas ocultas donde no encuentran ningún conocido. Las presentaciones familiares son un sueño muy lejano, o mejor dicho, no está dentro de sus planes. Es obvio que algo más está sucediendo y no parece ser muy alentador.

¿Para qué seguir con una persona que no desea un compromiso y no desea mostrarse a tu lado? Más allá de las palabras dulces que diga o los regalos que lleve, él no quiere «blanquear» la pareja. O no te considera suficiente para ser parte de toda su vida, o tiene otra historia paralela. Definitivamente, es algo que nunca debes permitir en una relación.

5. Cambia tus proyectos

Son dos personas diferentes y, por lo tanto, tienen sus propios proyectos personales. Conseguir un trabajo, formarse profesionalmente, viajar… El respeto y el acompañamiento para conseguir esos logros son fundamentales. El problema surge cuando no uno no acepta o no valora los sueños de su compañero.

Si te insinúa que tu carrera ya no es importante, pues vendrán los niños que necesitan una madre presente: huye. Está claro que para él lo importante son sus planes y el resto son tonterías que se deben abandonar.

6. Destruye la privacidad

Están en una relación y entonces todo pasa a ser parte de los dos, ya no existe la privacidad. Es un fatal error y los extremos jamás son buenos. Cada uno debe tener su propio espacio y tiempo para sí mismo, sin tener que caer en las escondidas.

Si notas que irrumpe en tus reuniones con amigas, conoce todas tus contraseñas de dispositivos y encima las usa, hay algo que aclarar. Tal vez no lo haga con malas intenciones, pero debe entender que molesta. Si luego lo repite, no hay más nada por hacer, solo terminar.

7. Seres negativos las 24 horas

Frente a cada propuesta tienen como única respuesta un «NO» y es muy difícil sacarlos de allí. No pueden visualizar a futuro nada bueno y solo se basan en los problemas. Estar al lado de personas con esta mentalidad suele ser muy agotador.

Cosas que nunca debes permitir en una relación

Su energía negativa se transmite en todo el ambiente provocando la pérdida de muchas oportunidades. Incluso, tus amistades pueden comenzar a alejarse para no intoxicarse con su negatividad.

8. Relaciones sexuales por obligación

No aceptan nunca un no en la intimidad y no respetan las limitaciones al momento de ir a la cama. Consideran que su pareja está allí para cumplir todas sus fantasías sexuales y las obligan a hacerlo. Parece una obviedad, pero muchas mujeres se someten a estos maltratos por creer que es parte del amor que le deben.

Tu cuerpo y lo que hagas con él es tu decisión más allá de que estés en pareja. Si realmente es una relación seria, debe respetar que no quieras participar en un trío o solo tener sexo esa noche. Nunca debes permitir en una relación que te obliguen a hacer lo que te ocasiona daño o no deseas.

Cuidado

Existen ciertas personalidades que tienden a intoxicar todo su entorno. Sus características dominantes, impulsivas o egocéntricas no les permiten mantener relaciones armoniosas. En lugar de apostar al diálogo para generar acuerdos beneficiosos para ambos, buscan imponerse. Y en verdad, durante mucho tiempo consiguen grandes avances si su compañero no está preparado para detectarlo.

Ceder frente a la pareja es correcto, siempre y cuando no sea una actitud reiterativa que desemboque en dependencia emocional. Para evitar estos excesos que destruyen las relaciones y la autoestima de los individuos, hay que detectar los síntomas. Y por mucho amor que tengas por ese hombre, hay cosas que nunca debes permitir en una relación.