7 síntomas de que no bebes suficiente agua

Elena Martínez Blasco · 9 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 9 mayo, 2019
Una de las señales que podemos presentar cuando no bebemos suficiente agua es un exceso de apetito, ya que nuestro cerebro confunde la necesidad de beber con la de comer

Aunque parezca paradójico, muchas personas no beben suficiente agua. Sin embargo, no suelen darle la importancia suficiente porque desconocen los efectos negativos que tiene la deshidratación. Descubre en este artículo cuáles son los 7 síntomas más habituales pero desconocidos de no beber suficiente agua a lo largo del día. ¿Sabías que puede ser la causa de tus problemas de piel, los dolores de espalda o el exceso de apetito?

¿Bebes suficiente agua?

La cantidad de vasos de agua que debemos beber a lo largo del día, fuera de las comidas, variará en función de la la edad, la época del año, el ritmo de vida, etc. No obstante, podemos decir que serían unos 8 vasos al día. Podemos beber 2 vasos en ayunas, 3 vasos a media mañana y 3 vasos a lo largo de la tarde. Lo haremos siempre fuera de las comidas para no dificultar la digestión.

Beber suficiente agua

Síntomas por no beber suficiente agua

Tal vez alguno de tus padecimientos tenga una solución muy simple: beber más agua.

1. Problemas cognitivos

Si tienes problemas de concentración y de memoria, es posible que estés bebiendo poca agua. Según un estudio británico en la Revista de Nutrición, la falta de agua puede influir en nuestro cerebro. Los investigadores demostraron que la deshidratación podía causar problemas cognitivos como fallos en la memoria y en la atención, falta de respuesta adecuada a ciertos estímulos visuales y alteraciones en el estado de ánimo.

2. Piel seca y eczemas

La piel seca es un síntoma bastante evidente de la falta de hidratación. Aunque también está relacionada con una alimentación pobre en ácidos grasos esenciales. Sin embargo, el agua es imprescindible para una piel sana, elástica y radiante. Los eczemas pueden mejorar o incluso desaparecer si bebemos suficiente agua a lo largo del día.

3. Arrugas prematuras

Algunas arrugas faciales se producen al ir perdiendo hidratación. Por este motivo, las personas con la piel seca suelen tener marcas de expresión prematuras. Beber agua es, por lo tanto, un remedio antienvejecimiento mucho más efectivo de lo que podamos pensar, ya que es la fuente de hidratación más rápida y natural.

Bebe suficiente agua

4. Ojeras

Quienes sufren ojeras saben lo difícil que es eliminarlas y se suelen limitar a maquillarlas para que no se noten. No obstante, estas marcas oscuras que aparecen bajo los ojos pueden indicar algunas deficiencias, entre ellas, de hidratación. Si bebemos suficiente agua y seguimos teniendo ojeras deberemos consultar con un profesional de la salud.

5. Estreñimiento

El estreñimiento es un problema de salud que debemos tratar siempre, ya que puede conllevar otros trastornos mucho más importantes e incluso crónicos a largo plazo. Lo importante es determinar la causa, que puede estar relacionada con una alimentación pobre en fibra, cuestiones emocionales o estrés, etc.

Existe una causa del estreñimiento menos conocida que es la falta de hidratación en personas que llevan una dieta rica en fibra. Para digerir bien la fibra debemos beber suficiente agua. En caso contrario, lo único que conseguiremos es empeorar el estreñimiento e incluso sentirnos más hinchados.

6. Molestias lumbares

Muchas personas sienten dolores o molestias en la parte superior de la zona lumbar con bastante frecuencia. Aunque pueden ser problemas musculares, en esa zona se ubican los riñones, que también pueden ser la causa del malestar.

  • A veces los riñones se inflaman o dan señales de alarma por la presencia de cálculos.
  • Sea cual sea la causa, beber agua nos ayudará a mejorar su función y eliminar piedras y arenilla de la manera más natural.

7. Exceso de apetito por no beber suficiente agua

Si estás intentando perder peso y no consigues controlar tu apetito, debes saber que la falta de hidratación puede ser una de las causas de que siempre tengas hambre o ganas de picotear.

Cuando tenemos sed, a veces, no entendemos bien la necesidad que tiene nuestro cuerpo y solemos optar por la comida. Una de las mejores maneras de saber si tenemos un exceso de apetito por no tomar demasiada agua consiste en beber un vaso cada vez que sintamos ganas de comer. También podemos acostumbrarnos a beber un vaso de agua media hora antes de cada comida.

En conclusión, antes de pensar que el problema es mucho más complejo de lo que es en realidad, puedes probar a beber un poco más de agua. Sin embargo, hay que resaltar que tampoco es bueno llevar al extremo el consumo de agua. El equilibrio está entre 1,5 y 2 litros diarios. Tan malo es el exceso como el defecto de agua.

  • Patel, A. V., Mihalik, J. P., Notebaert, A. J., Guskiewicz, K. M., & Prentice, W. E. (2007). Neuropsychological performance, postural stability, and symptoms after dehydration. Journal of Athletic Training.
  • Weber, A. F., Mihalik, J. P., Register-Mihalik, J. K., Mays, S., Prentice, W. E., & Guskiewicz, K. M. (2013). Dehydration and performance on clinical concussion measures in collegiate wrestlers. Journal of Athletic Training. https://doi.org/10.4085/1062-6050-48.1.07
  • Staff, M. C. (2011). Dehydration: Symptoms. Diseases and Conditions.
  • Secher, M., & Ritz, P. (2012). Hydration and cognitive performance. Journal of Nutrition, Health and Aging. https://doi.org/10.1007/s12603-012-0033-0