Tónicos caseros para controlar el cutis graso

Okairy Zuñiga · 29 diciembre, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Karla Henríquez el 18 marzo, 2019
El cutis graso requiere de algunos cuidados especiales para controlar la producción excesiva de sebo y conseguir reducir el aspecto de los poros, sin renunciar a la hidratación y la belleza. Prepara estos tónicos caseros y naturales.

La clave para obtener un rostro bello está en controlar los problemas específicos para tu tipo de piel. En este caso, te daremos recetas para que prepares tónicos para controlar el cutis graso

La piel grasa suele presentar mayor espesor, glándulas sebáceas con producción excesiva de sebo y orificios pilosos dilatados. Este tipo de cutis graso es frecuente en jóvenes y adolescentes, pero también puede afectar a los adultos. A simple vista se nota el cutis graso ya que se observa un cutis poroso, húmedo y brillante. Además, muchas veces favorece la aparición de puntos negros y acné.

El objetivo es que, sin gastar demás, puedas mantener a raya la grasa con estas lociones caseras. Todas están pensadas para limpiar los poros, restaurar el pH de tu piel e hidratarla. Lo mejor de todo es que los ingredientes están a unos pasos, tan solo debes ir a tu cocina o jardín.

También lee 3 tipos de piel que necesitan mayores cuidados frente al sol

Tónicos para combatir el cutis graso

1. Tónico de pepino

El pepino tiene un efecto refrescante que se complementa con la limpieza profunda de sebo y suciedad. Con este tónico de pepino lograrás hidratación y una piel bien balanceada.

Te recomendamos el segundo de los tónicos para controlar el cutis graso en los días de mucho calor. Notarás cómo te refresca de inmediato y te encantará. El plus,es que tu piel quedará brillante en su justa medida.

Ingredientes

  • 1 pepino mediano
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 frasco pequeño con tapa

Preparación

  1. Primero, corta el pepino en cubos pequeños.
  2. En una olla, añade el agua y el pepino.
  3. Luego, deja que hierva hasta que el agua se reduzca a la mitad.
  4. Retira del fuego y deja enfriar.
  5. Seguidamente, licúa el agua y el pepino hasta que obtengas un mezcla líquida.
  6. Guarda en el frasco pequeño y refrigera.
  7. Después de limpiar tu rostro cada noche, aplica el tónico usando una bolita de algodón.

Te recomendamos que mantengas este tónico refrigerado para mantener y aumentar el efecto refrescante. 

2. Tónico de agua de rosas

Con agua de rosas

El agua de rosas fue usada por los antiguos persas, indios y egipcios como tónico facial. Esto se debe a que tiene propiedades calmantes, refrescantes y antiinflamatorias.

Destaca por su suave aroma, porque cierra poros y por combatir las arrugas con gran éxito.

Ingredientes

  • 1 taza de agua de rosas (250 ml)
  • frasco de plástico con atomizador

Preparación

  1. Sencillamente, guarda el agua de rosas en el frasco
  2. Aplica sobre el rostro limpio diariamente.

Ver también: 6 formas de usar pétalos de rosas en tu rutina de belleza

3. Tónico de durazno y aceite de oliva

¿Te sorprende que uno de los tónicos para controlar el cutis graso tenga como ingrediente al aceite de oliva? El motivo es que esta combinación crea un balance ideal para rostros con piel mixta.

El durazno es una gran fuente de vitaminas A, C y K, beta-carotenos y minerales. También aporta potasio, selenio y magnesio, que evitan la secreción excesiva. Por su parte, el aceite de oliva penetra en la piel y la suaviza sin saturar los poros. 

Ingredientes

  • 1 durazno maduro
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen (16 g)

Preparación

  1. Primero, machaca el durazno en un mortero pequeño hasta hacerlo pasta.
  2. Lugo, añade el aceite de oliva y mezcla con una cuchara o palita de madera.
  3. Aplica sobre tu rostro y cuello limpios y deja reposar por 20 minutos.
  4. A continuación, enjuaga con agua fría y aplica crema hidratante para piel grasa.
  5. Aplica esta mascarilla dos veces por semana.

4. Tónico de agua de arroz

Arroz y agua

El agua de arroz reduce el tamaño visible de los poros, elimina la grasa excesiva, mejora la circulación sanguínea, regenera células y reduce manchas. 

Ingredientes

  • 1 taza de arroz crudo (150 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • frasco de plástico con atomizador

Preparación

  1. Primero, lava el arroz en un poco de agua corriente.
  2. Luego, en un recipiente añade el agua y el arroz y deja reposar por 3 horas.
  3. Cuando el agua se torne blanca, cuela el arroz.
  4. Guarda el agua en el recipiente.
  5. Después de limpar tu rostro por la mañana y por la noche, rocía con el agua de arroz.
  6. Usa una bolita de algodón para esparcir bien el agua de arroz y deja reposar por 5 minutos.
  7. Finalmente, enjuaga con agua fresca y aplica tu crema hidratante.

Como has comprobado, se trata de tónicos muy económicos y sencillos de preparar. No esperes más y prepara alguno. Verás tu cutis graso más bello.