5 maneras de hacerle frente a la queratosis pilar

Francisco María García · 29 abril, 2019
Entre los trastornos de la piel que podemos tener diariamente, se encuentra la llamada queratosis pilar. Se produce a través de los pequeños granitos de nuestra piel, y generalmente se debe a factores de tipo genético.

La queratosis pilar, también conocida como ‘piel de gallina’ por su apariencia, es un trastorno de la piel causado por un exceso de la proteína queratina. A pesar de no ser peligroso, este trastorno puede ser muy molesto para quienes lo padecen. ¿En qué consiste? ¿Cómo se trata?

La piel está llena de pequeños granitos que aparecen principalmente en los brazos, en los muslos y glúteos, o incluso en la cara. No tiene relación con el frío, el miedo, o cualquier otra emoción que nos pone los pelos de punta. Las personas que lo desarrollan tienen la piel así todo el tiempo.

Los especialistas aseguran que la queratosis pilar se debe a factores genéticos, pero que la ingesta de ciertos alimentos puede agravarla. En ciertas ocasiones, la queratosis pilar desaparece espontáneamente después de la adolescencia. Sin embargo, en la mayoría de casos es necesario tratarla para mejorar los síntomas.

5 métodos para hacerle frente a la queratosis pilar

El tratamiento para la queratosis pilar puede incluir el uso de algunas cremas que suavizan la piel. Sin embargo, también es conveniente aplicar otros tratamientos y cuidados. A continuación, veremos cinco maneras de hacerle frente, independientemente de su localización en el cuerpo. 

1. Exfoliación

A pesar de que ningún tratamiento elimina completamente la queratosis pilar, sí es posible combatirla con algunos cuidados caseros. Lo primero que se debe hacer es utilizar diariamente un jabón suave y exfoliar la piel regularmente.

En efecto, este trastorno consiste en la obstrucción de los poros causada por la acumulación de células muertas. Es por eso que tenemos que destaparlos para que no se formen zonas ásperas a su alrededor. Lo ideal es exfoliar las zonas afectadas una a dos veces por semana.

Se puede utilizar un cepillo o una crema exfoliante. También se puede preparar una mascarilla exfoliante casera con azúcar rubia, miel y yogur.Las preparaciones caseras son muy beneficiosas, ya que son totalmente naturales y suaves para la piel.

Pero si se compra un producto exfoliante, es importante fijarse en que sea lo menos químico posible para no dañar la piel con queratosis. Además, lo aconsejable es hacer una pequeña prueba del producto antes de usarlo en su totalidad.

exfoliantes naturales
La aplicación de productos exfoliantes ayuda a eliminar las células muertas para dejar la superficie cutánea suave. Por eso, es un buen complemento para tratar la queratosis pilar.

2. Hidratación

La hidratación es otro paso fundamental para combatir esta patología de nuestra dermis. Es necesario hidratar la piel todos los días, por la mañana y por la noche. Cuando la piel está bien hidratada se ve más nutrida y también más saludable. Lo mejor es utilizar cremas para pieles atópicas y evitar las cremas excesivamente grasosas.

Las cremas hidratantes que contienen urea (mínimo al 10%) o ácido láctico (al 12%) son una muy buena opción. Estas ayudarán a eliminar el exceso de queratina en la piel y ayudarán a combatir la sequedad causada por la queratosis pilar. Al aplicarlas se sentirá un alivio inmediato.

Lee también: Queratosis actínica: causas, síntomas y tratamiento

3. Vitamina A

La vitamina A es otro gran aliado para combatir la queratosis pilar. Se recomienda añadirla directamente a la crema hidratante; de esa forma se potenciará su efecto y será más eficaz para combatir la piel de gallina.

4. Un humidificador en el invierno

Un humidificador para añadir humedad al aire, principalmente durante los meses de invierno, es muy útil para combatir la piel de gallina ya que contribuye a humectarla y a aliviar la sequedad. De hecho, todas las personas que tienen la piel seca pueden utilizar este método para aliviar las molestias.

5. Consumir alimentos con Omega 3

El consumo de alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, como ciertos pescados, el aceite de oliva y los frutos secos, también puede ayudarnos a combatir la queratosis pilar.

Este ácido graso esencial ayuda a lubricar las células muertas y eso hace que se caigan más rápido. También se puede utilizar suplementos alimenticios que contengan Omega 3 para aumentar este beneficio.

Descubre: 7 enemigos de la salud de la piel que sueles ignorar

Omega 3 para prevenir un ataque cardíaco
Los alimentos y suplementos con ácidos grasos omega 3 son beneficios para el tratamiento de la queratosis pilar. Su consumo ayuda a mantener la piel sana e hidratada.

5. La microdermoabrasión

Si los cuidados y remedios caseros no son suficientes, existen algunos tratamientos especializados como la dermoabrasión, que pueden ayudar a combatir la queratosis pilar. Lo mejor será consultar con un médico dermatólogo sobre esta opción.

La microdermoabrasión es un tratamiento que eliminará los granitos causados por la queratosis pilar, a través de la depuración completa de la zona. Se trata de un procedimiento de exfoliación intensiva. Se realiza con la ayuda de un dispositivo, que rota muy rápidamente y elimina las capas superiores de la piel.

Para aplicar el tratamiento de microdermoabrasión, generalmente se adormece la piel con anestesia. En algunos casos, dependiendo de la extensión de zonas a tratar, se puede incluso utilizar anestesia general. Después del procedimiento la piel suele quedar dolorida y muy sensible durante algunos días o semanas.

¿Te aqueja esta condición? Prueba estos métodos y dale una mejor apariencia a tu piel. Sin embargo, si tienes dudas, o si notas síntomas anormales, consulta al dermatólogo.

  • Seattlechildrens.org. Queratosis pilar o ‘piel de gallina’. Extraído de: https://www.seattlechildrens.org/pdf/pe575s.pdf
  • Maria Inés Garlatti, Ana M. Lorenz, Luis Bollea y Adriana Liatto de Nógalo. 2007. Queratosis pilar atrofiante facial. Extraído de: http://www.archivosdermato.org.ar/Uploads/Arch.%20Argent.%20Dermatol.%2057%2073-76,%202007c.pdf
  • Freundlich, A., & Valenzuela, F. (2018). Queratosis pilar: una revisión. Piel. https://doi.org/10.1016/j.piel.2017.11.010