5 consejos para combatir la sinusitis en el embarazo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 26 abril, 2019
Virginia Martínez · 27 abril, 2019
Entre los síntomas de la sinusitis se encuentra el dolor alrededor de los ojos y la congestión nasal. Si añadimos los síntomas propios del embarazo y la limitación a la hora de tomar medicinas, puede llegar a ser algo realmente incómodo. Toma nota de los consejos.

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales. Se trata de una infección localizada en los huecos de los huesos de la nariz por donde el aire pasa al respirar. Por eso, entre sus síntomas, se encuentran la congestión nasal y dolor en la zona alrededor de los ojos. Esto resulta especialmente molesto si hablamos de sinusitis en el embarazo.

Si añadimos las molestias y limitaciones propias de la gestación, el cuadro puede hacer sentir a la gestante incluso peor. Por todo ello, hoy te proponemos 5 consejos para combatir la sinusitis durante el embarazo.

¿Qué es la sinusitis?

Según indicamos anteriormente, se trata de una inflamación de los senos paranasales. A su vez, puede estar provocada por diversas causas como alergias, una infección o problemas nasales, entre otros.

Mujer con sinusitis
Existen una gran cantidad de causas que pueden provocar la inflamación de los senos paranasales, la cual puede llegar a ser muy molesta.

Normalmente, se diferencia ente varios tipos de sinusitis:

  • Aguda, cuya duración es de más o menos 4 semanas
  • Subaguda, cuando dura de 4 a 12 semanas
  • Crónica, cuando se prolonga durante más de 12 semanas, meses o incluso años.
  • Recurrente, si aparece varias veces a lo largo de un año.

Por otra parte, los síntomas característicos son el dolor localizado alrededor de los ojos y de las mejillas y la congestión nasal. No obstante, también pueden darse otros síntomas como:

  • Tos
  • Fatiga y debilidad
  • Fiebre
  • Goteo retronasal

El diagnóstico se realiza tras examen médico de la nariz y la cara, y de la evaluación de los síntomas. Una vez detectada, el médico podrá recetar como tratamiento antibióticos, descongestivos y analgésicos.

No obstante, en el caso de mujeres embarazadas, los tratamientos farmacéuticos muchas veces no son una posibilidad. En efecto, una gestante debe evitar tomar medicamentos de modo que deberá siempre limitarse estrictamente a las indicaciones de su médico.

Te recomendamos leer: Sinusitis aguda. Causas y tratamiento

La rinitis del embarazo

Por otra parte, no debemos confudir la sinusitis con la rinitis del embarazo o gestacional. En efecto, mientras que la sinusitis es la inflamación de las cavidades óseas, lo senos paranasales, la rinitis es la inflamación de la mucosa nasal. Por tanto, sinusitis y rinitis son dos afecciones distintas que no deben confundirse.

Asimismo, existe un tipo de rinitis denominada «del embarazo» o «gestacional», puesto que suele darse durante el embarazo, desapareciendo tras el parto. Entre sus síntomas se encuentran la congestión nasal, el picor, los estornudos y la tos.

Aunque se desconocen sus causas, no representa ningún peligro para la embarazada ni para la gestación. No obstante, es una condición molesta que puede incluso impedir dormir bien. Esto, añadido a los síntomas propios del embarazo como cansancio, dolores de cabeza o náuseas, puede provocar grandes incomodidades para la gestante.

Te recomendamos leer: Rinitis alérgica

Remedios para combatir la sinusitis durante el embarazo

Puesto que una embarazada no debe nunca automedicarse y debe evitar el consumo de medicinas sin supervisión médica, es quizás el momento de tener en cuenta algunos consejos naturales que podrán ayudarla a sentirse mejor y aliviar los molestos y dolorosos síntomas de la sinusitis.

Asimismo, una embarazada debe evitar tomar remedios naturales basados en plantas, hierbas o medicina alternativa. Por esa razón, los consejos que te ofrecemos a continuación son absolutamente naturales y no ponen en peligro la gestación.

Beber muchos líquidos

Mujer embarazada bebiendo agua
Una hidratación adecuada nos aportará una mayor fluidez a la mucosidad, reduciendo la presión de los senos paranasales.

El tratamiento de la sinusitis es principalmente sintomático. Por eso, uno de los principales consejos es mantener una buena hidratación. Así, durante el embarazo, se recomienda beber abundate agua y zumos naturales. De este modo, las secreciones nasales podrán fluir más fácilmente, aliviando la congestión.

Elevar la almohada al dormir

La postura a la hora de dormir puede ocasionar que se tosa más o menos. Por eso, uno de los consejos para aliviar los síntomas de las sinusitis durante la noche es utilizar una almohada de modo que la cabeza quede un poco elevada.

De este modo, se facilitará la respiración y la mucosidad fluirá más fácilmente, disminuyendo la tos y la necesidad de estornudar.

Vapor para aliviar la sinusitis en el embarazo

Por una parte, se puede utilizar un humidificador por la noche, de modo que se aclaren los conductos nasales.

No obstante, otra opción es llevar agua a ebullición y, una vez retirada del fuego, colocarse una toalla sobre la cabeza e inclinarse sobre la olla para respirar el vapor. De esta manera, ayudaremos a que se abran los conductos nasales y a aliviar la mucosidad acumulada en el pecho.

Mujer haciendo vahos
Mediante los vahos conseguimos abrir las fosas nasales y fluidificar la mucosidad acumulada.

Solución salina

Para descongestionar las fosas nasales, se recomienda el uso de solución salina natural para realizar lavados nasales. En este sentido, los sueros fisiológicos de farmacia suelen ser naturales, y pueden utilizarse sin problemas durante el embarazo.

No obstante, es también posible preparar la solución salina en casa mezclando:

  • 1 cucharadita (5 g) de sal sin yodo
  • Una pizca de bicarbonato de sodio
  • 0,5 litros de agua destilada, filtrada o hervida

Su aplicación alivia realmente la congestión.

Sinusitis en el embarazo: Tiras nasales

Para evitar las molestias durante la sinusitis, también se pueden utilizar tiras nasales. En efecto, estas tiras ayudan a abrir las fosas de la nariz, permitiendo respirar mejor y, por tanto, reducir la congestión.

En este sentido, también se pueden utilizar por la noche de modo que el alivio de la congestión sea efectivo y la embarazada pueda descansar.

Por tanto, además de consejos para aliviar la congestión nasal, debes recordar que durante el embarazo debes ceñirte estrictamente a las recomendaciones de tu médico. Sólo él podrá determinar si puedes tomar medicamentos y cuáles.

Por otra parte, evita remedios de herbolistería y alternativos, cuyos ingredientes podrían resultar nocivos para el embarazo.

  • Devyani Lal et al. "Management of rhinosinusitis during pregnancy: systematic review and expert panel recommendations", Rhinology. 2016 Jun; 54(2): 99–104.
  • Ellegård, E. and Karlsson, G. (1999), Nasal congestion during pregnancy. Clinical Otolaryngology & Allied Sciences, 24: 307-311. doi:10.1046/j.1365-2273.1999.00264.x
  • Gregg Goldstein et al. "Rhinologic issues in pregnancy", Allergy Rhinol (Providence). 2012; 3(1): e13–e15.