4 tratamientos naturales para el dolor ocular

Raquel Lemos Rodríguez · 29 abril, 2019
¿Tienes dolor ocular y no sabes cómo aliviarlo? Hay algunos tratamientos de origen natural que ayudan a tratarlo. Te compartimos algunas opciones que puedes probar en casa.

El dolor ocular puede tener diferentes causas. Pasar un tiempo excesivo delante del ordenador, que en la ducha nos haya entrado jabón en los ojos o una infección como la conjuntivitis pueden provocar este síntoma.

Sin embargo, si no queremos recurrir a las soluciones de siempre y buscamos algo mucho más natural, hoy descubriremos algunos tratamientos para el dolor ocular naturales.

Tratamientos para el dolor ocular

Queremos recomendarte que revises tus hábitos porque puede que sea el tiempo que pases delante del ordenador el que te está provocando este dolor ocular. Esto lo explica profundamente el artículo Síndrome de la visión del ordenador: cuando la herramienta se convierte en enemiga.

1. Compresas calientes

Este primer tratamiento para el dolor ocular es de gran efectividad para calmar este síntoma en el caso de que tengamos una conjuntivitis. Tan solo debemos sumergir una compresa en agua caliente y aplicarla unos minutos sobre los ojos.

Aunque la manzanilla no está muy recomendada, debido a que los pistilos pueden entrar en los ojos y agravar la infección, si realizamos una infusión con una bolsita de manzanilla y la colamos bien, podemos usar ese agua para empapar la compresa. Eso sí, tengamos mucho cuidado. Para evitar problemas podemos optar solo por humedecer la compresa con agua caliente.

2. Bolsas de té en los ojos

Bolsas de té en los ojos
La aplicación de bolsitas de té en los ojos ayuda a relajar la zona para disminuir la irritación y dolor. De hecho, pueden ayudar en caso de alergia o conjuntivitis.

Otro tratamiento para el dolor de ojos es aplicar una bolsita de té sobre ellos. Podemos escoger unas de manzanilla o de té verde. Como bien ya mencionamos, con la manzanilla tenemos que tener mucho cuidado.

Si solo tenemos manzanilla, podemos poner una gasa encima de los ojos antes de poner la bolsita. Así, protegeremos al máximo los ojos y evitaremos que cualquier elemento entre en ellos. Dejaremos que la bolsita actúe durante unos diez minutos.

Lee también: 5 remedios para las infecciones oculares eficaces

  • Relajará nuestros ojos: en el caso de que el dolor ocular sea debido a trabajar muchas horas delante del ordenador.
  • Aliviará la conjuntivitis: si contraemos esta infección, estas bolsitas nos permitirán sentirnos mucho mejor.
  • Mejorará la alergia: si nuestros ojos lloran debido a que somos alérgicos al polen, por ejemplo, las bolsitas pueden ayudarnos a reducir el lagrimeo.

3. Caesalpinia

La caesalpinia pertenece a la familia de las leguminosas y son unas flores que ayudan a mejorar las afecciones de los ojos. Para ello, se utiliza la decocción de sus flores y aplicarlas sobre los ojos con mucho cuidado.

Para preparar este remedio para el dolor ocular debemos poner agua a hervir al fuego y añadir las hojas. Posteriormente, cuando llegue al punto de ebullición, apagamos el fuego y dejamos reposar durante 5 minutos.

Pasado ese tiempo debemos colar la mezcla muy bien. Con un algodón lo remojamos en la mezcla y lavamos con este nuestros ojos. Si humedecemos una pequeña gasa o una compresa, la podemos poner sobre nuestros ojos unos minutos.

4. Compresas frías

Al principio veíamos la importancia de utilizar compresas calientes en la zona de los ojos. Pero, también, las compresas frías pueden utilizarse para aliviar y mejorar el dolor ocular. Para ello, es importante seguir estos consejos:

  • Empaparemos una compresa en agua fría y la escurriremos bien antes de ponerla sobre los ojos.
  • En el caso de que utilicemos una infusión, dejaremos que esta se enfríe antes de empapar la compresa y aplicarla sobre los ojos.
  • También podemos, una vez se ha enfriado la infusión, ponerla en la nevera para aplicarla después sobre los ojos con un toque mucho más fresco.

Descubre: 6 remedios alternativos y naturales para curar la sequedad ocular

Compresas frías en los ojos.
Las compresas frías son relajantes y también ayudan a mejorar la circulación. Por eso, disminuyen el dolor ocular en caso de irritación o alergias.

Estas compresas frías también las puedes humedecer en agua de infusión, como indicamos anteriormente. Elige las compresas frías o calientes en función de lo que te funciona mejor para aliviar el dolor en los ojos.

Prevenir el dolor ocular

Como bien señalamos al principio, deberíamos revisar nuestros hábitos para prevenir el dolor ocular. Si trabajamos delante del ordenador, por ejemplo, hacer descansos frecuentes, dar un paseo y evitar que durante unos minutos los ojos enfoquen alguna pantalla.

Asimismo, es importante que si utilizamos lentillas nos lavemos muy bien las manos antes de tocar el ojo para evitar contraer infecciones oculares. También, evitar rascarlos o tocarlos de forma constante nos ayudará a prevenir el dolor ocular.

¿Sufres constantes problemas en los ojos? ¿Has tenido dolor ocular recientemente? Esperamos que este artículo te haya permitido conocer algunos consejos para aliviar este síntoma.

 

  • Godínez-Caraballo, Daimy, & Volpato, Gabriele. (2008). Plantas medicinales que se venden en el mercado El Río, Camagüey, Cuba. Revista mexicana de biodiversidad79(1), 217-241. Recuperado en 12 de abril de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-34532008000100019&lng=es&tlng=es.
  • Gómez Ugarte, M., Reyes Rojas, S., & Paredes Choque, L. (2015). La manzanilla y sus propiedades medicinales. Revista de Investigación e información en Salud10, 54.
  • Salaverry, Oswaldo, & Cabrera, Jorge. (2014). Florística de algunas plantas medicinales. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica31(1), 165-168. Recuperado en 12 de abril de 2019, de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-46342014000100025&lng=es&tlng=es.