4 ejercicios básicos para prevenir la escoliosis

7 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado
Esta condición suele tener un buen pronóstico en la mayoría de los casos, y la mejoría tiene mucho que ver con el momento de la detección y el tratamiento aplicado. Cuando antes se detecte y se trate mejor.

Existen ejercicios para prevenir la escoliosis que se pueden combinar con aparatos ortopédicos o cirugía. En este artículo, te sugerimos algunos de estos ejercicios para prevenirla.

Si los realizas bien, podrás realinear tu columna vertebral, la caja torácica, los hombros y la pelvis y lograr así una postura normal. Sin embargo, te aconsejamos consultar con tu médico en el caso de que tus síntomas sean muy graves.

¿Qué es la escoliosis?

Mujer con escoliosis
La escoliosis consiste en una curvatura anormal de la columna vertebral, lo que afecta a la estabilidad de la espalda.

La escoliosis es una alteración de la columna vertebral que se observa como una curvatura lateral en la misma. La mayoría de la población tiene una curvatura inferior o igual al 5 %, lo cual no se considera patológico y para considerarlo así debe superar esta cifra.

De esta forma, existen numerosos grados de escoliosis que nos llevarán a poder realizar una vida normal (con ciertas pautas a seguir) o bien llegar a tener que realizar una operación para mejorarlo.

Lee también: 6 consecuencias de estar mucho tiempo sentados

Causas

La escoliosis suele apreciarse en la infancia, pero también puede ocurrir en la edad adulta. En la actualidad, las causas exactas se desconocen, aunque puede ocurrir debido a una variedad de razones, incluyendo los motivos genéticos, la posición pélvica desigual, cirugías espinales, mala posición de la rodilla o el pie, etc.

Esta condición suele tener un buen pronóstico en la mayoría de los casos, y la mejoría tiene mucho que ver con el momento de la detección y el tratamiento aplicado. Cuando antes se detecte y se trate mejor.

Consejos útiles para prevenir la escoliosis

Si padeces escoliosis es necesario que seas consciente de tu cuerpo, especialmente de la columna vertebral. De esta forma, podrás ayudar a corregir la postura durante las actividades de la vida cotidiana.

  • Practica natación, pues es uno de los mejores deportes para prevenir y tratar esta afección. Causa tracción axial de toda la columna vertebral y, por tanto, la endereza.
  • Haz mindfulness. Esta práctica milenaria ha demostrado que es clave para reducir el dolor.
  • Cuidar la postura en las distintas actividades del día a día: al sentarnos, en el trabajo, al coger algo, etc.
  • Prestar especial atención al realizar actividad física y deporte.
  • Cuidar el estrés general y la salud. Pues condiciones como el estrés pueden provocar un empeoramiento.
  • Realizar ejercicios regularmente, ya sean de estiramiento o fortalecimiento muscular.

Ejercicios para prevenir la escoliosis

Antes de empezar a realizar los ejercicios para corregir o prevenir la escoliosis, debes tener en cuenta que en función del tipo de desviación de la columna será necesario un tratamiento especializado para corregir el problema.

Estos ejercicios son especialmente indicados para tratar la escoliosis antes de que acabe el período de crecimiento de un niño. No obstante, en adultos también puede mejorar la calidad de vida.

El objetivo será realizar los ejercicios para corregir la escoliosis 3 veces por semana. La duración de los ejercicios será de 20 minutos y podrán realizarse en casa.

1. Inclinación pélvica

Inclinación pélvica
Ejercicio 1 para prevenir la escoliosis: Inclinación pélvica

Uno de los mejores ejercicios para las personas que sufren escoliosis es la inclinación pélvica. Para realizarlo, debes tumbarte en el suelo boca arriba y flexionar las rodilla. Los brazos deben estar relajados a los lados.

Debes llevar la presión o fuerza hacia la zona abdominal para liberar la tensión de la zona baja de la espalda. Entonces, debes levantar la zona pélvica hacia arriba con un movimiento natural y cuando la espalda esté recta, parar durante 5 segundos. Después volver a la posición inicial.

2. Ejercicios para prevenir la escoliosis: Pierna alineada

Colócate sobre tus manos y rodillas en el suelo. Mantén los brazos rectos y las rodillas en un ángulo de 90º. Elevamos la pierna derecha y el brazo izquierdo a la vez, lentamente, y los devolvemos a su posición de reposo.

Elevamos la pierna izquierda y el brazo derecho a la vez, lentamente, y volvemos a la posición inicial. Consejo: Mantén la pierna y brazo levantados alineados con la columna durante 10 segundos. Realiza 12 repeticiones.

3. La plancha

Plancha: ejercicios para prevenir la escoliosis
Ejercicio 3 para prevenir la escoliosis: Plancha

La plancha es un ejercicio que aporta muchos beneficios para la espalda y su postura. Pertenece grupo de los ejercicios isométricos, por lo que es necesario mantener el músculo tenso en una posición determinada. Cuando se hace bien, los hombros, los abdominales y, por supuesto, la espalda notan los resultados.

Recuerda que tu cuerpo debe estar totalmente recto y en paralelo al suelo. No debes doblar las rodillas; y ten cuidado con no cargar la espalda.

Lee también: 4 problemas de salud que te ocasionan dolor de espalda

4. Posición del gato

Este ejercicio para corregir la escoliosis es uno de los más sencillos de realizar. Primero, colócate en el suelo sobre tus rodillas. Luego, ubica las palmas de ambas manos sobre el suelo y los brazos rectos, las rodillas deben tocar el suelo y formar un ángulo de 90º. Arquea la espalda tratando de introducir el estómago hacia el interior.

Estira ligeramente la cadera hacia adelante e incline la barbilla hacia el pecho cogiendo aire. Ahora mira hacia arriba, contrae los omóplatos y no hagas fuerza con tu estómago a la vez que exhalas.

Los ejercicios que hemos descrito te ayudarán a prevenir la escoliosis. Sin embargo, si detectas que tu dolor de espalda va a peor, es recomendable que vayas a ver a tu médico. Él te dirá cuál es el mejor camino a seguir para tratar tu enfermedad.

  • Pantoja, T. S., & Chamorro, L. M. (2015). Escoliosis en niños y adolescentes. Revista Médica Clínica Las Condes. https://doi.org/10.1016/j.rmclc.2015.02.011
  • Touzeau, C., Larroque, A., Marty, C., & Biot, B. (2002). Escoliosis Paralíticas. EMC – Kinesiterapia – Medicina Física. https://doi.org/10.1016/S1293-2965(02)71931-2
  • Bueno Sánchez, A. M.. (2014). Exploración de columna y cadera: cómo manejar la escoliosis. Pediatría Atención Primaria, 16(Supl. 23), 111-117. https://dx.doi.org/10.4321/S1139-76322014000200015