10 cosas que te motivarán a seguir la dieta mediterránea

Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado
29 abril, 2019
La dieta mediterránea es considerada uno de los patrones dietarios con mayor evidencia científica acumulada en cuanto a sus beneficios en salud humana. Descubre 10 razones para seguirla.

Seguir la dieta mediterránea es una de las mejores opciones para lo que buscan mantenerse en su peso ideal, además de cuidar su salud. Pero, ¿qué tiene de especial esta dieta? te invitamos a seguir leyendo y conocer todos los beneficios que esta dieta puede aportar a tu salud.

La dieta mediterránea no es solo una serie de recomendaciones nutricionales, es mucho más que eso, está asociada a un estilo de vida equilibrada y constituye una auténtica herencia cultural de los pueblos de la cuenca mediterránea.

De hecho, el 16 de noviembre de 2010, fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en una denominación conjunta de España, Grecia, Italia y Marruecos.

¿Qué alimentos componen la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea se caracteriza porque se pueden comer todo tipo de alimentos, siempre y cuando se respete la famosa pirámide alimentaria, que asienta las bases de qué alimentos se deben tomar a diario, cuáles se deben tomar semanalmente, y cuáles son aquellos que se deben tomar ocasionalmente.

Alimentos de dieta mediterránea
La dieta mediterránea es uno de los modelos de alimentación más saludables, ya que implica restricciones de nutrientes y sugiere comer sano y balanceado.

Alimentos que se deben ingerir a diario

  • Cereales: La pasta, el arroz y el pan son un ejemplo de ello, por lo que los expertos recomiendan tomar 30 gramos de pan diarios, y entre 60 y 80 gramos de pasta y arroz al día.
  • Fruta y verdura: La base de la pirámide nutricional indica que se deben tomar 5 piezas de fruta y verdura (alternadas) al día, lo que se corresponde con 120-180 gramos de fruta, y entre 150 y 200 gramos de verdura.
  • Un litro y medio de agua diario.
  • Un vaso de leche o dos yogures
  • Una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra en crudo.
  • Aderezos como la cebolla y el ajo también en crudo.

Alimentos que se deben ingerir semanalmente

  • Pescado
  • Carne magra
  • Carne roja: se aconseja una ración por semana.
  • Huevos: de dos a cuatro raciones semanales.
  • Legumbres y patatas: se aconseja 3 veces por semana.

Alimentos que se deben ingerir ocasionalmente

  • Bollería
  • Pasteles
  • Caramelos
  • Azúcar
  • Zumos y refrescos azucarados

Lee también: Aceite de oliva, lo mejor de la dieta mediterránea

10 razones que te convencerán de seguir la dieta mediterránea

1. Considerada una de las mejores dietas basadas en evidencia científica

La dieta mediterránea es considerada uno de los patrones dietarios con mayor evidencia científica acumulada en cuanto a sus beneficios en salud humana.

Desde hace mucho es foco de interés en la comunidad científica, sobre todo por su papel terapéutico contra diversas patologías asociadas a inflamación crónica, como síndrome metabólico, diabetes, enfermedad cardiovascular, enfermedades neurodegenerativas, cáncer, entre otras.

Mujer comiendo una ensalada
La dieta mediterránea ha sido ampliamente investigada debido a sus beneficios sobre la salud. Su modelo de alimentación puede ayudar a prevenir y tratar diversas enfermedades.

2. Impulsa el colesterol bueno

De acuerdo con los investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN) y del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), la dieta mediterránea ayuda a que las partículas que transportan el llamado colesterol bueno, que es aquel que impide que se obstruyan las arterias, operen de manera adecuada.

3. Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares 

Diferentes estudios han revelado que en los países mediterráneos las personas sufren menos enfermedades cardiovasculares que en el resto, debido a la elevada cantidad de nutrientes que contienen las recetas tradicionales.

4. Disminuye el riesgo del cáncer de mamá, de infartos e ictus

El ensayo Predimed, que encabeza Miguel Ángel Martínez-González, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Navarra y desde junio también catedrático visitante de Harvard, ha demostrado que la dieta mediterránea disminuye en un 66% los problemas circulatorios, en un 30% los infartos e ictus y en un 68% el riesgo de cáncer de mama.

5. Combate la depresión severa 

Un equipo de científicos de la universidad australiana de Deakin realizó una serie de pruebas que determinaron que la dieta mediterránea combate la depresión severa.

El triptófano puede ayudarnos frente a la depresión.
Seguir la dieta mediterránea puede contribuir a la prevención y tratamiento de la depresión. Los alimentos sanos tienen un efecto positivo en la química del cerebro.

6. Aumenta la longevidad 

Las personas que siguen la dieta mediterránea tienden a vivir más dado que favorece la esperanza de vida y reduce el proceso de envejecimiento gracias a su propuesta de comer alimentos ricos en antioxidantes y nutrientes de alta calidad.

7. Buena para la obesidad

Se consumen pocas grasas y la que se utiliza para cocinar es el aceite de oliva. Mucho más saludable que mantequillas y otras grasas animales y vegetales típicas de otras dietas. Por lo anterior, resulta ser una buena opción para hacerle frente a la obesidad. 

Lee también: Decálogo para seguir una dieta más saludable

8. Evita el deterioro mental

Las verduras de hoja verde, que poseen muchos antioxidantes, previenen la degradación celular. Comer al menos una ración al día de este tipo de verduras ayuda a retrasar el declive cognitivo asociado al envejecimiento, como sugiere un estudio publicado en la revista Neu­rology.

9. Ayuda a conseguir el peso ideal

La dieta mediterránea es muy variada y con un bajo aporte calórico. Si la combinas con ejercicio físico, puedes acercarte a tu peso ideal. Luchar contra el sobrepeso aleja, también, muchas enfermedades que empeoran con una mala forma física.

A diferencia de las llamadas dietas «milagro, la dieta mediterránea ayuda alcanzar un peso sano y equilibrado sin causar efectos adversos. De paso, favorece la prevención de enfermedades asociadas al sobrepeso.

10. Seguir la dieta mediterránea ayuda al medio ambiente 

Una de las bases de la dieta mediterránea es el consumo de alimentos frescos y de temporada, por lo que adoptando estos hábitos alimenticios estarás ayudando al medio ambiente al fomentar un adecuado aprovechamiento de sus recursos naturales.

Después de leer estas 10 razones para seguir la dieta mediterránea ¿aún no te has convencido de lo recomendable que es? Aprovecha que llega el verano para beneficiaros de la gran variedad de frutas, verduras y hortalizas que nos brinda la estación para empezar a poner estos consejos en marcha.

  • Dussaillant, Catalina, Echeverría, Guadalupe, Urquiaga, Inés, Velasco, Nicolás, & Rigotti, Attilio. (2016). Evidencia actual sobre los beneficios de la dieta mediterránea en salud. Revista médica de Chile144(8), 1044-1052. https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872016000800012
  • Sofi F, Macchi C, Abbate R, Gensini GF, Casini A. Mediterranean diet and health. Biofactors 2013; 39 (4): 335-42.
  • Martínez-González MA, Fernández-Jarne E, Serrano-Martínez M, Wright M, Gómez-Gracia E. Develop­ment of a short dietary intake questionnaire for the quantitative estimation of adherence to a cardioprotective Mediterranean diet. Eur J Clin Nutr 2004; 58 (11): 1550-2.
  • Knoops KT, de Groot LC, Kromhout D, Perrin AE, Moreiras-Varela O, Menotti A, et al. Mediterranean diet, lifestyle factors, and 10-year mortality in elderly European men and women: the HALE project. JAMA 2004; 292 (12): 1433-9.